La reacción de Trump sobre la muerte de Fidel

Mundo 26/11/2016
El presidente electo de Estados Unidos escribió un breve mensaje en su cuenta de Twitter, en lo que fue la primera reacción de un político de peso de su país por el fallecimiento del líder cubano.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, exclamó que "¡Fidel Castro está muerto!", en un breve mensaje en su cuenta de Twitter, que a los 10 minutos de ser publicado ya tenía más de 5 mil retuits.

La única reacción de Donald Trump a la muerte del líder de la Revolución Cubana y mandatario en la isla caribeña hasta su retiro en 2006 ha sido decir “¡Fidel Castro ha muerto” desde Florida. El magnate fue el primer político de peso en reaccionar al fallecimiento del líder a los 90 años, antes que el presidente Barack Obama o que la cuenta institucional de la Casa Blanca.

Se espera de Trump mano dura contra el Gobierno de Cuba. Aunque a él personalmente quizá le convendría rebajar el embargo y poder hacer negocios en la isla paradisiaca que retomó las relaciones diplomáticas con Estados Unidos en diciembre de 2014. Desde entonces ambos países viven un lento deshielo. De hecho, la revista Newsweek acusó en campaña al próximo inquilino de la Casa Blanca de saltarse el embargo comercial en 1998.

Este año Estados Unidos se abstuvo por primera vez en la votación de la ONU sobre el embargo a Cuba, pero ello no puede acabar con él. Pues está tipificado por las leyes federales y debe ser el Congreso quien lo revoque. Aunque Obama ha intentado acelerar y blindar el proceso, la mayoría republicana no se lo ha permitido y no ha dado visos de que en esta legislatura en la que tiene el control de ambas cámaras ello vaya a cambiar.

Los cambios de Trump respecto a Cuba

“Revertiré las órdenes ejecutivas y concesiones a Cuba de Obama hasta que las libertades sean restauradas”, dijo Trump en la recta final de la campaña, cuando se hacía necesario asegurar el voto de los cubano-estadounidenses de Florida, el más importante campo de batalla entre los estados sin decidir. No aclaró si estaría dispuesto a romper las relaciones diplomáticas retomadas por su hermano Raúl y Obama tras más de 50 años sin lazos entre los dos países.

La hasta ahora última posición expresada por Trump sobre Cuba contrasta con la que mantenía al inicio de la campaña, cuando saludó la apertura de Obama, sugirió que debería haberse dado antes y respaldó el levantamiento del embargo que el demócrata no ha logrado llevar a cabo por la oposición de senadores republicanos.

Además, muchos analistas estiman que puede ser muy difícil para Trump revocar todos los componentes de la apertura del gobierno de Obama con la isla "dados los múltiples canales de cooperación que ya están activos y el creciente interés en Cuba de las empresas estadounidenses".

Te puede interesar