"Hay que disfrutar de Bebelo"

Opinión 07/02/2017
Reynoso continúa en ascenso en su producción futbolística y los hinchas de Talleres entienden que puede ser el último año del enganche en Córdoba.
Ampliar
Un mural pintado en el barrio Chino. (Foto: El Gráfico)

“Hay que disfrutar del Bebelo mientras lo tengamos”, dice un hincha de Talleres, en una de las tantas charlas futboleras de fin de semana, mientras se espera el inicio del campeonato.

El calor en Córdoba se siente y también el énfasis del hincha, que no esta tan errado en su planteo…  No sería la primera ni la última vez  que “nos quitan de las manos” a un  sobresaliente, sin tener tiempo de apreciarlo mucho, ni de verlo en todo su esplendor.

“Hay que disfrutar del Bebelo mientras lo tengamos”  resuena la frase, con impronta shakesperiana… Como un amor  que se va descubriendo y se tiene miedo de perder…

Es que Talleres y el “Bebelo” Reynoso tienen un romance. Como toda buena historia de amor, existe un número que marca: el 16. El volante nació un 16 de noviembre y debutó en el club de sus amores  un 16 de octubre.  Y  no debemos olvidar que el 2016 fue para la “T”  un año de sueños cumplidos: el ascenso a Primera División tras 12 años y un torneo donde el equipo albiazul se presentó con altura ante cada rival de la máxima categoría del fútbol argentino. No hubo ningún partido en Talleres del 2016 en el que no brillara, de alguna u otra forma, el “Bebelo”.

Reynoso, como todo protagonista de una hazaña romántica, tiene una historia de superación e hidalguía. De coraje y sueños a pesar de las adversidades: El sacrificio de su madre para que pudiera alcanzar su sueño, el reponerse de dos sucesos que pusieron en peligro su continuidad con el fútbol y con ello, el poder seguir con el club de sus amores…

Este idilio con Talleres está teniendo un mentor de película: No por nada el autor del gol del ascenso e indiscutible caudillo albiazul, ha ponderado el estilo y la calidad del volante, su gran habilidad con la zurda, y su capacidad de improvisación. El "Cholo" Guiñazú es parte trascendente de esta historia y de la evolución de Reynoso, quien ya lleva dos ascensos. "Bebelo" sabe que hay mucho por aprender, tanto en lo ofensivo, como en el pase al compañero mejor ubicado y  en la recuperación del balón.  El hecho de haber recibido la cinta de capitán por parte de Guiñazu, no fue azaroso; “la cinta representa al club, al grupo” expresó  el "Cholo" y  Reynoso, tal vez, en más de una oportunidad,  fue todo eso. O quizás la promesa.  Como sea, el manto de Guiñazu se ha extendido sobre el 10.

El 2017  es sin dudas un año en el que el equipo de Barrio Jardín, deberá buscar el gol que le faltó en las últimas fechas del campeonato. Los cotejos de pretemporada dan la sensación que Talleres sigue con rumbo definido.  Sin embargo, más allá de lo que hay que ajustar, la mitad de la cancha con Gil, el Cholo y Reynoso,  dan mucha tranquilidad. Un medio campo que parece ser parte de la fórmula del equipo de Frank Dario kudelka.  En ese marco, el Diez albiazul arrancó el año con más expectativas para seguir creciendo; y se le notan en la mirada y en su sonrisa de cada entrenamiento.  “Hay que disfrutar del Bebelo mientras lo tengamos”,  dijo el hincha… Y la historia se pone aún más prometedora…

 

Te puede interesar