Atahona, el pueblo que se transformó en isla

Córdoba 13/01/2017
El jefe comunal de este pequeño paraje, ubicado 50 km al Este de Jesús María, contó que debido a la enorme cantidad de agua que trajeron los ríos Pinto y Guanusacate, que rodean a ambos lados la localidad, se quedaron sin la posibilidad de salir
Ampliar
Foto: 98.7 Más Radio Jesús María

Unas 100 personas que residen en este pequeño paraje del Norte cordobés permanecen aislados porque la crecida de los ríos Pinto y Guanusacate destruyeron los dos accesos que posee.

 No pueden comunicarse con Jesús María, que es la localidad más cercana y tampoco se puede ingresar.  Los dos accesos están inhabilitados por la crecida de los ríos y no permiten el paso de ningún vehículo.

La vía de ingreeso habitual era una suerte de puente, que consistía en un caño de fibrocemento rodeado con tierra, terminó cediendo debido a la creciente del pasado martes. La presión del agua rompió uno de los caños que sostenían ese importante paso vehicular.

atahona4
Foto: 98.7 Más Radio Jesús María

 El jefe comunal de Atahona, Elio Aguirre, habló con Más Radio de Jesús María y contó la situación que están viviendo. Del Norte, el río Pinto. Del Sur, el río Jesús María. Ambos cauces desbordaron y cortaron los pasos a otras localidades.

 

"No tenemos salidas de la localidad. Ya bajó el agua pero no tenemos caminos para salir", dijo el Jefe Comuncal Elio Aguirre.

 

Mencionó que los afecta el agua que viene desde la cuenca alta y se mostró molesto por las demoras en las obras prometidas por la Provincia para retener el agua con diques.

 

Actualmente, la única forma de llegar a Atahona es dar un rodeo que agrega más de 100 kilómetros el habitual.

 

Fuente: 98.7 Más Radio Jesús María, Fm Comunicar Colonia Caroya

 

 

Te puede interesar