Desde noviembre, la Nación no envía fondos a la Universidad de Río Cuarto

Córdoba 07/03/2018 Por
La deuda asciende a $44 millones que se tienen que destinar al pago de becas, seguros, servicios e insumos de la UNRC. Hay preocupación en las autoridades.
UNRC
La deuda asciende a $44 millones que se tienen que destinar al pago de becas, seguros, servicios e insumos de la UNRC - Foto gentileza Puntal

Desde noviembre, el Gobierno nacional no envía los fondos necesarios para funcionamiento a la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC), por lo que se acumuló una deuda de 44 millones de pesos.

Así lo informa el diario Puntal, quien asegura que la demora en las partidas genera preocupación en la casa de altos estudios porque los planteos administrativos no tuvieron respuesta por parte de la Secretaría de Políticas Universitarias.

La situación es similar también a lo que viene manifestando el gobierno municipal de Río Cuarto que desde fines del año pasado reclama recursos para hacer frente a las obras de cordón cuneta y el Promeba en barrio Obrero. Y se agrega la coincidencia de los plazos: la interrupción de los giros se dieron después de octubre.

Es preocupante la situación porque es un dinero muy importante el que no llega y está destinado al pago de becas estudiantiles, servicios y combustibles, insumos y seguros entre otros puntos”, remarcó el vicerrector Jorge González.

El directivo de la UNRC remarcó que “el atraso era habitual que ocurriera entre diciembre y enero, pero ni bien se reiniciaba la actividad en febrero llegaban las partidas. Pero ahora la situación es mucho peor porque la deuda es de noviembre y ya comenzamos marzo sin novedades”, indicó.

Las autoridades del Rectorado destacaron que hasta ahora no se resintieron acciones porque el ritmo de tareas estuvo reducido por el receso y aún no estuvo en pleno funcionamiento la actividad académica. Sin embargo, destacaron que “si antes de que finalice marzo no llegan los recursos será difícil sostener algunas cosas. Hasta el momento lo que hicimos fue postergar algunos gastos y recortar lo que no implica la suspensión de algo importante. Pero eso tiene un límite”, alertó González.

El presupuesto de la casa de altos estudios está compuesto por dos rubros mayoritarios: salarios y gastos de funcionamiento. El vicerrector destacó que los fondos para sueldos están ingresando normalmente a las cuentas y que lo único afectado es el ítem de gastos corrientes, con el que se realizan las actividades diarias, remarcó el directivo.

Ante esta situación, se decidió frenar los procesos licitatorios que estaban en carpeta hasta tanto se garanticen el giro de recursos nacionales.

La situación llega a tal punto en la Universidad de Río Cuarto que debieron suspenderse obras de 16 nuevas aulas a lo largo de dos plantas. Pero el costo es de 34 millones de pesos y, pese a que la obra ya estaba licitada, el rojo en las cuentas obligó a dejarlas sin efecto.

“Entendemos que es un problema que se está dando en el sistema y que no tiene que ver exclusivamente con nosotros. Incluso en otras universidades hay costos de alquiler que son muy importantes, cosa que aquí no tenemos”, dijo González.

Te puede interesar