“La salida de Lorenzetti es una tranquilidad para el Gobierno”

Política 17/09/2018 Por
El periodista y escritor Horacio Verbitsky le hace honor a su apodo “El Perro” en la tozudez de sus respuestas y sus definiciones al hueso sobre los temas que más preocupan a la sociedad.
Horacio Verbitsky 03
Verbitsky hablará este lunes sobre medios y miedos en el marco del ciclo “Córdoba Mata” de la Feria del Libro.

chapa_ed_impresa_01

Antes de participar este lunes del V Encuentro Internacional de Literatura Negra y Policial “Córdoba Mata”, donde junto al escritor y periodista Mempo Giardinelli hablará de “los medios y los miedos”, Horacio Verbitsky dialogó con La Nueva Mañana sobre el momento político y social que atraviesa nuestro país, el costo de las decisiones del presidente Mauricio Macri, la irrupción del movimiento feminista y el panorama del periodismo actual.

En ese marco, también hizo referencia a uno de los temas más comentados durante la semana pasada: la renuncia de Ricardo Lorenzetti al frente de la Corte Suprema y el nombramiento de Carlos Rosenkrantz, que fue impugnado por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) que Verbitsky preside.

- ¿Esperaba la renuncia de Lorenzetti, qué cree que cambia con su salida y el ingreso de Carlos Rosenkrantz?.

A la salida de Lorenzetti sí la esperaba porque tenía mandato hasta el 31 de diciembre, lo que no esperaba es que se adelantara. Eso ocurrió porque él logró adelantar la elección, pero no el resultado que deseaba. La salida de Lorenzetti es una tranquilidad para el Gobierno nacional porque, aunque con menos poder, es el principal respaldo del juez Claudio Bonadio y del camarista Martín Irurzun, que integran la línea que está operando políticamente desde los Tribunales Federales de Comodoro Py.

El Gobierno estaba muy preocupado porque está claro que una vez que hayan agotado todas las investigaciones sobre la gestión anterior, el juez puede ir sobre el Presidente (Mauricio Macri) porque el lapso investigado abarca los años en los cuales fue el principal directivo del holding familiar que explotaba autopistas y, que según uno de los arrepentidos, pagaba mensualmente coimas al Gobierno anterior. En ese sentido, es posible que la desactivación de Lorenzetti como eje del poder de la Corte ayude a Cambiemos.

Ahora, se están planteando sobre (Carlos) Rosenkrantz algunas afirmaciones que son profundamente falsas, por ejemplo que va a tener un perfil más técnico y menos político. Por el contrario, Rosenkrantz es un hombre profundamente político con vinculaciones económicas importantísimas afines a las del Gobierno y tiene una serie de posiciones sobre temas fundamentales vinculados a la exigibilidad de derechos sociales, económicos y culturales a través de los tribunales qué son absolutamente políticas. Lo que pasa es que su orientación política es distinta a la de Lorenzetti en ese sentido, pero la tiene. Y es una posición absolutamente opuesta a los derechos de los trabajadores, a su organización sindical, a la posibilidad de reclamar esos derechos por vía judicial y a la actuación de los organismos supranacionales de Derechos Humanos que de acuerdo a la constitución tienen rango superior a leyes. A raíz de eso, el CELS impugnó su designación cuando fue nombrado. De modo que la idea de un juez con perfil técnico y no político es absolutamente falsa.

Horacio Verbitsky 05
“La defensa de posiciones retrógradas, la defensa de la clandestinidad del aborto y la penalización de la madre no tienen futuro, porque las nuevas generaciones son verdes”.

- Otro de los temas que preocupa es el plan de ajuste que el Gobierno acordó con el FMI. ¿Cuál piensa que va a ser el costo social y el costo político para Macri?

A mí lo que me preocupa es el costo social para el conjunto de los argentinos. Lo que ocurra con Macri a mí me resulta profundamente indiferente. Me preocupa mucho el sufrimiento que estos acuerdos significan para el conjunto de la sociedad argentina, con excepción del uno por ciento de privilegiados que Macri representa, y esto se manifiesta directamente en hambre.

Hay cosas novedosas que nunca se habían visto en Argentina. A mí me ha pasado de caminar por la calle y encontrarme con chicos que me piden que les compre una hamburguesa porque tienen hambre. Y conozco profesionales de clase media que están adelgazando porque a la noche no comen para que coman sus hijos, son cosas que conozco en la vida cotidiana.

Ahora, si eso se proyecta a los millones y millones de habitantes del país es gravísimo, estamos hablando de una inflación que el Gobierno prevé en un 42 % pero que el Citibank estima que va a llegar al 50 % en todo este año.

Las paritarias más exitosas son del 25 %, es decir hay una pérdida del poder adquisitivo del salario que es enorme. La recesión es muy profunda, va a continuar en el 2019 y las cifras de desempleo van a ir en aumento en las próximas mediciones porque hay una enorme cantidad de empresas que están cerrando, están suspendiendo trabajadores o trabajando al 50 % de la capacidad instalada, en los peores momentos de la historia argentina fue así. Entonces, esta idea de recortar subsidios a la educación, a los combustibles, va a tener y está teniendo consecuencias gravísimas para la sociedad argentina.

- Hace unos meses cuando estuvo en Córdoba recibiendo el premio José María Aricó al compromiso social y político en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC dijo que “nadie es hijo sólo de su familia, sino también de su tiempo”. ¿Cómo describiría nuestro tiempo histórico y social?. 

Es el tiempo de los canallas, de la insensibilidad social, de la indiferencia ante el sufrimiento ajeno, de la codicia para acumular cada vez más riqueza por parte de un pequeño grupo que está usando el Estado como instrumento para su enriquecimiento personal, el de sus allegados, amigos, familiares y clase social.

- Este tiempo también está marcado por un nuevo movimiento de mujeres que ganó las calles en defensa del aborto legal. ¿Qué lectura hace de eso y de la votación en el Senado?.

Lo primero que diría es que, más que un movimiento de mujeres es un movimiento político y social profundo que está sacudiendo la sociedad argentina y es conducido por mujeres, pero del cual también participamos hombres. Esta es una novedad absoluta en la política argentina porque ha habido muchas mujeres en la acción política, incluso antes de Macri gobernó una mujer que fue electa por un porcentaje altísimo del voto popular y eso abre para las nuevas generaciones una perspectiva que antes era inimaginable.

Lo mismo sucedió en el conjunto de América Latina con la elección de Violeta Chamorro en Nicaragua. Son cosas que sin necesidad de posiciones feministas ni de discursos ideológicos, modifican el imaginario de las chicas, de las nenas, de las adolescentes, de las mujeres jóvenes que encuentran una alternativa al sueño de la princesa que es el sueño de la presidenta. Esa es una novedad importantísima, yo no sé si Cristina (Fernández) tiene conciencia de lo que eso ha significado, pero yo lo veo permanentemente en mis hijas y en las hijas de amigos y personas que conozco.

Ahora, la irrupción del movimiento feminista argentino para mí tiene una capacidad transformadora equivalente a la instalación de la clase trabajadora como actor político a partir del 17 de octubre de 1945 y de los organismos de Derechos Humanos a partir de abril de 1977, cuyo desarrollo vamos a ver a lo largo de los próximos años y décadas. Es irreversible.

“La irrupción del movimiento feminista argentino para mí tiene una capacidad transformadora equivalente a la instalación de la clase trabajadora como actor político a partir del 17 de octubre de 1945 y de los organismos de Derechos Humanos a partir de abril de 1977, cuyo desarrollo vamos a ver a lo largo de los próximos años y décadas.
Es irreversible”.

En el debate del Senado que vos mencionás, el senador del PJ Miguel Ángel Pichetto dijo (en alusión a quienes votaron en contra de la legalización del aborto) “ya perdieron” porque la juventud está del otro lado. La defensa de posiciones retrógradas, la defensa de la clandestinidad del aborto y la penalización de la madre no tienen futuro, porque las nuevas generaciones son verdes. No hay la menor duda de eso.

Por supuesto que hay provincias que tienen una reacción conservadora más fuerte en contra del aborto legal y coincide con lugares en donde las iglesias tienen más inserción o más poder, pero cuya visión no tiene futuro porque las nuevas generaciones están en otra posición. Además, el movimiento feminista argentino es profundamente transversal y radical en el sentido etimológico de la palabra. Tienen pliegos de reclamos que exceden absolutamente a la problemática específica del aborto, me refiero a un cuestionamiento profundo al neoliberalismo a partir del rol subordinado que le reserva a la mujer que es el último orejón del tarro social.

- Como presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y referente de Derechos Humanos, no puedo dejar de preguntarle por Milagro Sala y ¿cuáles son para usted los verdaderos motivos de su detención y persecución?.

Yo lo plantearía en dos planos, un primer plano de las motivaciones subjetivas profundas: es mujer, es colla y es rebelde, y eso provoca mucho odio. Construyó una organización extraordinaria que encaró buena parte de las tareas que el Estado descuidaba en los aspectos de la salud, la educación y la vivienda de las personas marginadas de la sociedad jujeña, que es una de las más pobres del país. Y no solo se preocupó de que tuvieran un techo, sino que también abarcó el aspecto recreativo. La insistencia de Milagro en la construcción de piletas de natación en los barrios tiene un valor simbólico extraordinario. Es decir, no se trata solo de comer y dormir sino también de gozar de la vida. Los chicos pobres se bañaban en los ríos contaminados hasta que Milagro empezó su obra.

Desde el punto de vista político, quien lo dijo con todas las letras fue el senador (UCR) Ernesto Sanz, que ha sido el principal socio político del gobernador de Jujuy (Gerardo) Morales. Él dijo “si Morales no hacía eso, se evaporaba su gobierno, no tenía autoridad, no tenía gobernabilidad”. Se trataba de destruir una organización y una persona que cuestionaba la lógica del poder oligarquizado en esa provincia para dar una advertencia al conjunto del país: al que se revele, al que se atreva, le va a pasar lo mismo.

No hay ley ni derecho que valga y por eso la justicia jujeña, que es una marioneta de Morales, hace ya casi tres años que mantiene detenida a Milagro sin ninguna justificación. Luego hay otros jueces que también empiezan a tomar decisiones arbitrarias, a privar personas de su libertad sin ninguna razón, lo cual es gravísimo para la vida democrática del país.

Horacio Verbitsky 02

- Anticipándonos a la charla sobre medios y miedos que va a estar dando en el marco del ciclo “Córdoba Mata” de la Feria del Libro, ¿cómo describiría el panorama del periodismo actual?.

Por supuesto cuando hablo de los medios me estoy refiriendo a los más importantes y poderosos, no al conjunto. Hoy los principales medios imponen miedo al conjunto de la sociedad, defienden intereses propios de sus negocios y de la clase social con la que se identifican y de la cual son intelectuales orgánicos. El hecho de que la Presidencia de la Corte Suprema esté ocupada por el abogado del Grupo Clarín (Carlos Rosenkrantz), creo que dice casi todo.

Del otro lado, hay muchos medios nuevos de muy alta calidad que están haciendo un trabajo extraordinario investigando muchos temas fundamentales para la sociedad argentina, pero que tienen escaso poder, porque no cuentan con una economía que les permita vivir holgadamente. Hay una precarización del trabajo periodístico muy grave y acentuada, y frente a eso están los medios poderosos que no se ocupan de los temas que realmente afectan a la sociedad. Ahí es donde se concentra la pauta privada y la pauta oficial.

 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar