Trabajadores del Grupo Canale denunciaron que no cobran sus sueldos

Son empleados metalúrgicos de la firma Redepa SA que funciona en Buenos Aires, Mendoza y Catamarca a los que les adeudan los meses de julio y agosto.
Canale Lavallol
La falta de pago y de obras sociales afecta a más de mil familias. Foto: gentileza Radio Cut.

Los trabajadores metalúrgicos de la firma Redepa SA, perteneciente al Grupo Canale conocido como Canale Lavallol, denunciaron este viernes que desde hace dos meses la patronal no les paga sus sueldos ni abona las obras sociales. 

La situación afecta a más de mil familias que dependen de las cinco plantas que funcionan en la localidad bonaerense de Lavallol; Tunuyán, Tupungato y Real del Padre, en Mendoza, y Catamarca.

En diálogo con Radio Cut, el delegado Nicolás Macchi, precisó que “la empresa dejó de pagar hace dos meses, debe los sueldos de julio y agosto, y los aportes a las obras sociales, lo que genera un panorama de incertidumbre en cuanto a la continuidad laboral”.

“Nosotros abastecemos a las otras cuatro fábricas con latas para todo lo que es alimento en conserva”, dijo y agregó que “acá hay gente con 42 y 45 años de antigüedad y el promedio de edad ronda los 55 años. Cuando tuvimos una crisis en años anteriores la mayoría del personal joven se fue con retiros voluntarios y ahora se vuelve a dar esta situación de faltas de pago y volvemos a sufrir lo mismo que en aquel momento". 

"Siempre estuvimos abiertos al diálogo, nos hemos reunidos en varias oportunidades con los altos directivos de la empresa y hemos escuchado de todo. Ahora dicen que no pueden cobrar las exportaciones, han exportado como hace ocho años que no lo hacían, hemos trabajado durante 12 horas en la temporada durante enero y febrero, y hasta tomaron personal contratado. La última excusa fue que no tenían chequeras y no podían cobrar los trabajos que ya habían hecho", puntualizó. 

"Estamos en contacto con los trabajadores de todas las plantas, ellos estuvieron al borde de la toma en Mendoza, la empresa decidió cerrarle los portones. En Lavallol no hicieron eso porque resistimos. Hasta ahora estamos llevando a cabo una serie de acciones para intentar capitalizarnos y poder repartir con los compañeros un dinero. Hoy a la tarde, por ejemplo, se va a estar repartiendo a unos 15 compañeros un dinero de una choripaneada que hicimos en la puerta", dijo. 

Te puede interesar