La apuesta es “mantener la editorial en movimiento”

Cultura 25/07/2018 Por
Los sellos cordobeses Apócrifa Editorial, Nudista, Malasaña y Buen Gusto Ediciones apuestan a la preventa como estrategia para financiar sus publicaciones. Los editores cuentan cómo realizan su producción.

chapa_ed_impresa_01

Apócrifa Editorial es un sello radicado en Villa María y llevado adelante por el poeta y editor Darío Falconi, el escritor y artista Guillermo Yáñez, y la profesora de letras Virginia Ventura entrevistada en esta nota.

Editorial Nudista es un proyecto editorial y de producción cultural, que nació en Córdoba en junio del 2010, publica en formato papel y también en ebooks, y es llevado adelante por el editor Martín Maigua.

Malasaña Ediciones es una editorial con sede y corazón en Río Ceballos donde Flor Ordoñez publica principalmente poesía y narrativa escrita por mujeres, priorizando a autores y autoras que no han publicado antes.

Buen Gusto Ediciones es un sello nacido en 2015 y actualmente conformado por los editores Hernán González, Nicolás Lepka, Martín Eschoyez y Juan Bertazzi, que forma parte del colectivo de historieta Prendefuego.

Cuatro sellos muy diferentes entre sí, tanto en los géneros que aborda, como en su forma y estructura de trabajo, su historia en el sector editorial cordobés, su ámbito de distribución, entre muchas otras variables posibles.

Todas ellos sin embargo se reconocen dentro del ámbito de la edición independiente o autogestionada y en estas últimas semanas han elegido la preventa como estrategia de financiamiento de sus novedades.

La Nueva Mañana los entrevistó para conocer los entretelones de la producción editorial en épocas complejas para el sector, en las que la inflación y la cotización del dólar no permiten planificar los recursos y costos de publicación y los consumos culturales están en caída. En palabras de Nicolás Lepka “el secreto está en mantener la editorial en movimiento”, mirada que compartieron efusivamente todos los editores entrevistados.

-¿Cómo están viviendo como editorxs la situación actual del mercado editorial, principalmente cordobés?

Virginia Ventura: La situación es complicada, los precios de imprenta suben al ritmo del dólar y los precios de los libros independientes deben sostenerse para poderse vender. Apócrifa es una editorial nacida hace apenas tres años, sostenida por fondos propios, nuestro catálogo es reducido, sacamos uno o dos libros por año, y cada vez es más difícil.

Martín Maigua: También lo veo bastante complicado, son ciertas las cifras que maneja el Libro Blanco en cuanto a caída de las ventas. Pero de alguna manera uno se tiene que sobreponerse y encontrar estrategias para que el proyecto se vea afectado lo menos posible. Ha bajado el consumo de bienes culturales, en este caso de libros, los costos de producción fueron aumentando en este último tiempo con la subida del dólar, con la inflación, entonces es un combo explosivo que nos debilita muchísimo a las editoriales que trabajamos a pulmón.

MALASAÑA -Del rio tengo que aprender
Ilustración de Julia Vallejo Puszkin para "Del rio tengo que aprender".
Ed. Malasaña


-¿Y cómo están atravesando este período de crisis?
Virginia: Nosotros hemos tomado ciertas decisiones, como no tomar más proyectos, publicar tiradas más cortas, tomar una zona muy pequeña para la distribución, pero seguir apostando a lo que ya tenemos publicado. Seguimos apostando a nuestra Feria de Editoriales Independientes: Apócrifa, que mediante el auspicio de algunas entidades nos permite financiarnos relativamente y tratar de imponer el mundo de los libros independientes en el mercado villamariense que es aún más complejo que el de la capital cordobesa.

Flor: Malasaña es un proyecto que nació sin querer ser una editorial. Publiqué “Diario de un hada” mi primer libro que autoedité. Después me dieron ganas de publicar a otra gente pero siempre fue un proyecto cultural que no tenía que ver con mi subsistencia. Hace dos años, sí, justo al inicio de la era Macri, (porque los procesos personales y los políticos no siempre se acompañan), dejé el trabajo que tenía y decidí meterle pilas a esto. No tengo empleados, yo dirijo la editorial, hago la gestión editorial, encuaderno, coso, hago mucho trabajo editorial artesanal, hay una vendedora y distribuidora que cobra un porcentaje de los libros que se venden y por ahí tercerizo algunas encuadernaciones con otra gente, es decir, si tuviera que pagarle sueldo a otras persona sí ya estaría pensando seriamente en no seguir o sería un problema. Cada seis meses me pregunto si seguir o no y sigo porque siempre hay para adelante algún proyecto que me entusiasma.

Nicolás: Desde Buen Gusto día a día estamos viendo cómo mantener la editorial en movimiento, desde formas de publicación, precios, formatos, contenido. Debido a los cambios que suceden día a día nos vamos adaptando y probando. Si bien cada año es diferente, no realizamos una comparación valorativa, sino que vemos como funcionan las estrategias que pensamos; el año pasado optamos por ampliar la variedad del contenido, para no vernos ante grandes gastos de imprenta optamos por publicar más revistas de tirada corta que libros, 12 autores en revistas y 4 en libros. Este año, debido a la buena respuesta de las revistas, invertimos la apuesta, y lo que va del año van 4 autores en libros y 4 en revistas; tenemos ya en proceso 3 libros más y 2 revistas a salir en agosto.

dgmw02
Páginas de "Devil Got My Woman " de Damián Connelly y Berliac Yungqin. Buengusto Ediciones


-¿Usan habitualmente la preventa para financiar la publicación de sus libros o es un método ‘para épocas de crisis’? ¿Tienen además otras estrategias de producción?

Virginia: Esta es la primera vez que decidimos hacer una preventa. Fue uno de los recursos a los que decidimos apelar para terminar de financiar el libro de Hernán Cuello “Un sillazo al oscuro en la cara”. El libro fue beneficiado por Mecenazgo, mediante una ordenanza, la municipalidad de Villa María convoca a proyectos artísticos de ciudadanos locales de diversa índole que financia con dos salarios mínimos. Como esto hoy resulta más que insuficiente para editar un libro, el resto de los costos decidimos afrontarlos de esta manera, apelando al otro, haciendo parte de la salida de imprenta de este libro a quienes lo compren en preventa. Comprar en preventa es una forma de compromiso con la cultura, además de la posibilidad de llevarte un buen material por un buen precio.

Martín: Nosotros desde siempre, hemos lanzado algunas preventas, pero de manera estratégica. Lo veo como una estrategia de difusión, tiene un plus adquirir el libro anticipadamente, a un precio más amigable. De hecho los libros se publican sí o sí más allá de si nos va bien o nos va mal en la preventa. En cuanto a las estrategias de producción, sí las tengo, frente a la crisis hay que armarse de un plan para poder seguir haciendo caminar al proyecto. Por ejemplo, la crisis nos hizo reducir la tirada, no imprimimos de una sola vez todos los libros si no que vamos imprimiendo por demanda, de a poco, con tiradas bajas pero seguras. Tratamos de disminuir ahí el riesgo. También publicamos en formato ebooks y ahora también hemos lanzado la Biblioteca Digital Nudista, que es una plataforma de lectura, donde están los títulos que vamos publicando y se accede mediante una suscripción que tiene un costo mínimo, uno tiene acceso a todas las publicaciones.

Flor: El tema de la preventa es genial para una primera edición porque ayuda realmente a bancar los costos de una edición, pero no funciona tanto para re-ediciones, entonces ahí yo me estoy viendo en la situación de que hay títulos que quisiera reeditar y no tengo un peso. Igual me parece que está buena esta idea de lo colaborativo de decir: “bueno, un libro lo hacemos entre muchos, y lo hace el autor, y lo hace el editor, y lo hace el ilustrador y lo hace la persona que hizo las tapas y también lo hacen los lectores aportando a que se pueda publicar”.

tps02
Páginas de "Trabajar para sobrevivier" de Tyler Landry. Buengusto Ediciones.


Nicolás: Para las revistas la inversión es muy poca por lo tanto no realizamos un financiamiento previo a sacarla; para los libros sí, la preventa es el método que siempre nos dio un buen resultado. Al ser directo, el contacto entre el lector del futuro libro y la editorial genera un vínculo, arranca desde el círculo cercano al autor y de ahí parte al interesado en aprovechar una promoción. No lo tomamos como el pie principal para financiar el libro, sino como un apoyo económico y al mismo tiempo una posibilidad de dar un plus, o una promoción con algo extra. A la vez sirve como primer pantallazo del alcance que el libro puede llegar a tener. También, apostamos al conjunto, que una obra apoye a otra, sacando dos juntas, de esa manera damos a conocer ambas propuestas y cada lector puede elegir que llevarse.

A la pregunta de cuáles son las principales dificultades del proyecto editorial curiosamente varios editores mencionaron la cuestión de la falta de tiempo por sobre la problemática económica, aunque ambas variables están profundamente entrelazadas.

“La crisis nos ha llevado a tomar cada día más trabajo rentado y dedicarle menos tiempo a la editorial”, explica Virginia, “eso nos desanima un poco, pero seguimos intentando que el proyecto se mueva. Nuestro principal motor es la Feria Apócrifa, con ella exponemos nuestro trabajo y al resto del colectivo editorial. Creamos un espacio libre de literatura mercantil que permite que lo independiente se visibilice y se mueva bastante en una ciudad como Villa María”.  Martín afronta una situación similar y agrega: “Yo tengo otro trabajo, la falta de tiempo hace que uno le dedique poco trabajo a todo lo que requiere un proyecto editorial. Entonces ese poco tiempo hay que ser estratégico a la hora de mantenerlo”.

Flor suma una preocupación importante acerca del precio de los libros: “Me molesta tener que tomar la decisión de vender un libro a un precio más o menos accesible sabiendo que no voy a recuperar los costos -en general los costos los recupero pero no voy a generar una inversión para un nuevo proyecto por ejemplo, que eso es algo que no he podido hacer nunca- o vender un libro a un precio muy alto que se convierte en un artículo de lujo para quien pueda comprarlo. No me gusta vender libros caros así que eso es lo que me está taladrando la cabeza desde hace meses”.

El futuro no se ve prometedor pero la clave para todos los editores es seguir apostando. “Creo que hay que juntarse”, cierra Flor “hay que generar espacios de encuentro con otros editores, conversar de estos problemas, pensar salidas colectivas, en eso estamos”.

Preventas

Un Sillazo Al Oscuro En La Cara.
Hernán Cuello. Apócrifa Editorial.
El villamariense Hernán Cuello estrena su primer libro, recoge 31 cuentos breves de su autoría.
Se consigue en preventa por $200 hasta el día 18 de agosto.

>>Ir a la preventa<<

APOCRIFA -tapa libro

Hikaru
Mario Flores. Editorial Nudista.
EL autor (escritor y editor salteño, quien coordina talleres de lectura y escritura potencial para adolescentes y adultos, y ha participado de diversas antologías, festivales y publicado varios libros de poemas). “Hikaru” es su primera novela. La preventa del libro acaba de finalizar y es una de las novedades de Editorial Nudista, quien además por estos días ha inaugurado su Biblioteca Digital, donde se puede leer online todo su catálogo y un fragmento de los libros que se van a presentar con una suscripción que tiene un costo mínimo y puede consultarse en el enlace.

>>más información<<

NUDISTA -FLORES ALTA

Descalza
Stella Marys Darraidou, ilustrado por Julia Vallejo
Malasaña Ediciones
“Descalza” es el segundo libro de poemas de Stella Marys Darraidou y está ilustrado por Julia Vallejo Puszkin. La preventa la realiza la editora durante todo el mes de julio, a través de un bono anticipado y con descuento para solventar los costos de impresión. En Sierras Chicas pueden comunicarse con ella directamente o en Córdoba Capital con Marti Novillo.

>>Ir a preventa<<

MALASAÑA -descalza violeta

Trabajar Para Sobrevivir
Buengusto Ediciones
Comic de Tyler Landry de 40 páginas en un formato de 17x24 a todo color. Se consigue a un precio promocional de $150.

>>Ir a preventa<<






Devil Got My Woman
Buengusto Ediciones
Reedición de la novela gráfica de Damian Connelly y Berliac Yungqin que en esta preventa de $200 viene con una sobrecubierta realizada por el irlandés Loucocuooo de obsequio. Ambos libros pueden comprarse anticipadamente hasta el 15 de agosto.

>>Ir a preventa<<

BUENGUSTO -tyler-tapa
BUENGUSTO -DGMW_tapa

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar