A los 78 años, una cordobesa empezó a estudiar Abogacía en la UNC

Sociedad 12/07/2018
Nelly María Parra, viaja desde Carlos Paz a la ciudad de Córdoba, para ir a clase en la Universidad Nacional de Córdoba. Además de madre, abuela y docente, ahora es estudiante.
nelly
Nelly María Parra de Blanco es madre, abuela, y ahora estudiante de Derecho en la Universidad Nacional de Córdoba. - Foto: gentileza Carlos Paz Vivo!

Nelly María Parra de Blanco es docente, madre de cuatro hijos y abuela, y ahora decidió volver a estudiar a los 78 años. Así fue que el 7 de febrero del 2018 se sentó junto a miles de jóvenes estudiantes de Abogacía para rendir el curso de ingreso en la Universidad Nacional de Córdoba. A pesar del primer aplazo, volvió a intentarlo y en esa ocasión logró ingresar como estudiante de Derecho.

Nelly vive en Carlos Paz, no tiene vehículo, y con su bastón baja y sube las calles de su barrio para hacer sus compras y tomarse el colectivo para irse a estudiar o visitar a su hijo que vive en Córdoba.

"Siempre me ha interesado aprender, siempre un poco más, porque estoy jubilada como docente de la escuela pública primaria. Yo me recibí de maestra en el año 1959. A mí siempre me interesó escribir, y dije ´algo más tengo que hacer´, y realmente yo quería conocer por dentro la Universidad Nacional de Córdoba, en donde egresaron todos mis hijos. Nunca pensé que me iba a atrapar tanto porque realmente tengo una profesora muy buena, que es la doctora Victoria Monteoliva", explicó Nelly a Carlos Paz Vivo.

Nelly contó que rindió muy bien este primer semestre. "He hecho mucho sacrificio. Concurrí todos los días al cursillo de ingreso, y una vez que ingrese a la carrera yo me entusiasme demasiado, porque realmente estoy aprendiendo tanto que me maravillan las leyes", dijo.

Respecto a la relación con sus compañeras de la Facultad, contó: "Son todas niñas excelentísimas. Me asombré de ver que no sólo había de la ciudad de Córdoba, sino de toda la provincia y niñas también de muy lejos. Yo sería la más grande del curso, y ellas conmigo son unos encantos, son muy responsables. Todas me han prestado ayuda, tanto así que la libreta de estudiante me la compro una de ellas".

La docente y ahora también estudiante de abogacía señaló que fueron sus nietos quienes más la incentivaron. "Los que más me alentaron fueron mis nietos, Emiliano, quien se recibió muy jovencito de doctor en Ciencias Químicas, y María Florencia que es ingeniera Industrial, quien también se recibió muy jovencita. Ellos realmente fueron los que más me apoyaron para que hiciera otra cosa, ya que a mí siempre me gusto escribir, estudiar, leer".


Fuente: Carlos Paz Vivo

Te puede interesar