Ignacio Antonio: un mediocampista bien maradoniano

Deportes 10/07/2018 Por
El volante central de Instituto contó por qué a pesar de no haber vivido el esplendor futbolístico de Maradona, se reconoce fanático del Diego: “Soy un enamorado de su forma de jugar al fútbol”.
Antonio-Maradona

chapa_ed_impresa_01

“Tu edad de otras edades se alimenta,
no importa lo que digan los espejos,
tus ojos todavía no están viejos
y miran sin mirar más de la cuenta.
Tu esperanza ya sabe su tamaño
y es por eso que no habrá quién la destruya…”

(Maradona, de Mario Benedetti)

Ignacio Antonio llegó al mundo el 4 de enero de 1995. Es decir, unos nueve años después de la jugada de todos los tiempos, cuatro años y medio más tarde de la fabulosa asistencia al “Pájaro” Caniggia, sólo por citar dos hitos futbolísticos de Diego Armando Maradona.
“Nacho” nació en Rosario, pero se mudó a los diez años junto a su familia a Villa Giardino. Por ende, no vivió lo que fue la llegada del “Pelusa” a Newell’s el 7 de agosto de 1993.
Todo recuerdo maradoniano es lejano, pareciera, para el volante central de Instituto.

Sin embargo, Ignacio Antonio es un confeso hincha del Diego. Pertenece a esa generación que no vivió, como escribió Exequiel Svetliza, “aquellos tiempos dorados en los que Maradona fue una eficiente fábrica de felicidad con la camiseta de la Selección argentina”. Al ‘5’ de la Gloria no le importa. Y da sus razones. “Me gusta mirar mucho fútbol, ya sea el viejo o el actual, y viendo videos de partidos completos quedé enamorado con el carácter de Maradona y cómo jugaba. No lo tiene nadie a eso, y por eso fue el mejor del mundo. Una fuerza, una garra que no se la vi a nadie. Es único y eso me enamoró”, cuenta. El aguerrido mediocampista “glorioso” es fanático-fanático del Diego. Y no se queda sólo en las palabras y en la admiración. “Tengo cuadros de Maradona en casa. Uno grande con la Selección. Después de unas publicidades de Coca Cola, me hice hacer unos cuadros. Tengo fotitos de mesa. También tengo una remera del Nápoli de esa época”, enumera y no le alcanzan las palabras para describir su admiración por el héroe de México ‘86.

Todo tiene un génesis, por supuesto. Y el origen viene por consejo paterno. “Hablo mucho con mi papá de fútbol, de los jugadores actuales, de los de antes. Y él me transmitió el cariño por el Diego. Cuando empezó lo de la comparación de Messi-Maradona, fui y le pregunté a mi papá, que tuvo la suerte de ver a los dos, y me dijo ‘Messi la rompe, pero Diego era único, no se compara con nada’. Pero me advirtió que era mejor no compararlos, sino disfrutarlos”. Consejo de papá Claudio y “Nacho” escuchó.

En la casa de los Antonio se admira al Diego. Hay razones de sobra. “Mi familia tuvo la suerte de ver a Maradona en Newell’s. Fue único, no se les borra más de la cabeza”, explica el futbolista de 23 años.

“Y entonces aparecen, oh diosas, las comparaciones”, escribió Martín Caparros en el 2010. Pero no para Antonio, que en la continuidad de la charla con LA NUEVA MAÑANA, agrega: “A mí me gusta verlos a todos, disfrutarlos. Son todos distintos, cada uno con su forma de jugar... pero el Diego es incomparable”.
A propósito, Svetliza escribe, en un texto maravilloso que está recorriendo el planeta, que “cada vez más lejos de aquella historia épica que no alcanzamos a vivir, los maradonianos, al menos los de mi generación, nos fanatizamos con sus videos”. Y es el caso del mediocampista de Instituto. “Nacho”, el del valle de Punilla, narra: “Miro muchos videos de Maradona en Youtube. Tengo guardados varios partidos completos de él. De cuando el Diego fue a Newell’s tengo un montón de revistas de esa época. Además tengo hasta apoya-vasos de Maradona, de todo tengo de él”.

Pasión por un juego. Pasión por un jugador. Pasión por una historia. Sencillamente, pasión es lo que siente Ignacio Antonio por aquel futbolista al que no pudo ver jugar en vivo, pero que aprendió a querer más allá de lo habitual. Algo muy particular de los maradonianos.

“Simplemente tengo amor por Maradona, por el fútbol y por cómo él juega (sic). Me encantaría poder conocerlo, sería un sueño”, expresa el mediocampista que hizo todas las divisiones inferiores en La Agustina y debutó oficialmente en el recordado triunfo de los pibes ante Arsenal por Copa Argentina (3-1), en San Luis, en el año 2015. Pero no se queda en ese anhelo. Así como juega y va en búsqueda de cada pelota y cada desafío, el volante afirma: “Sé que en algún momento me lo voy a cruzar a Maradona. Es un sueño y sé que lo voy a cumplir”.

Dos días después del nacimiento de Ignacio Antonio, Diego Maradona fue anunciado, junto a Carlos Fren, como técnico de Racing Club de Avellaneda.

Diego Armando Maradona es un tipo de un talento futbolístico extraordinario y de símil personalidad. El “Pelusa” fue capaz de ponerse un equipo al hombro como en aquella gesta de México 1986, y también de llevar al delirio a una tribuna como en Rusia 2018. Ese ser que parece mitológico es el que cautivó a un pibe como el volante central de Instituto, que nació dos años antes de que el Diego se retirara. No traten de entenderlo, eso es ser maradoniano, e Ignacio Antonio lo es.

“En los últimos torneos me tocó arrancar desde atrás, y terminé jugando”

Con edad de Octava División, Ignacio Antonio se sumó a las inferiores de Instituto; y poco a poco fue ganando consideración hasta que logró debutar con suceso en el 2015. En las últimas temporadas el volante central se ha destacado y en consecuencia en más de una ocasión se habló de que pueda emigrar. No obstante, “Nacho” sólo piensa en la “Gloria”.

- Como en los últimos años, que han llegado dos volantes centrales pero terminás jugando vos. ¿Cómo lo ves a eso?
- Sí, eso pasa bastante. En los últimos torneos me tocó arrancar desde atrás, y tuve la suerte de terminar jugando. Me lo gané. Hoy, por ahí, otra vez me toca arrancar de atrás, pero sé que la posibilidad la voy a tener y la voy a aprovechar. Me sentí bien en el torneo pasado y estoy creciendo de a poco.

- En varias ocasiones, más allá de que ya firmaste la renovación, se habló de una posible venta. ¿Sabés algo?
- Trato de tener la cabeza tranquila, aunque sé que hay algunos sondeos. Por lo que me dijeron podría llegar algo de una transferencia. Pero estoy tranquilo, pensando en la pretemporada. Después se analizará cómo sigue.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"