Monseñor Oscar Ojea: "El aborto no es un derecho, sino un drama"

Desde la Basílica de Luján, el obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina celebró la llamada "Misa por la Vida" ante una multitud.
Ver galería misa por la vida by Marcelo Carroll
1 / 2 - Ante una multitud frente a la Basílica de Luján se celebró la "Misa por la vida". - Foto: gentileza Marcelo Carroll

El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, celebró este domingo la denominada la Misa por la Vida, ante una multitud de personas reunida frente a la Basílica de Luján, donde sostuvo el más profundo rechazo de la Iglesia a la despenalización del aborto.

"Chicos y chicas, el aborto no es un derecho sino un drama. Este drama nos llena de angustia porque se puede plantear la opción entre dos vidas. Pero el drama tiene un final abierto y podés decidir en favor de las dos", afirmó Ojea.

En la homilía de la celebración, Ojea advirtió tambièn que el país atraviesa un "momento delicado" ante la posibilidad de que se sancione el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo: "Sería la primera vez que se dictaría en la Argentina y en tiempos de democracia, una ley que legitime la eliminación de un ser humano por otro ser humano”.

El prelado explicó que se convocaron a los pies de la Virgen de Luján, para pedirle que “nos enseñe los caminos para aprender a respetar la vida, a cuidarla, a defenderla y a servirla”.

“Tenemos que asumir el compromiso social concreto que nos lleve a crear condiciones dignas para recibir la vida, acompañando muy cercanamente a aquellas hermanas nuestras que tienen embarazos en situaciones psíquicas y sociales sumamente vulnerables y frágiles”.

“Le hemos pedido entonces a nuestra Madre que nos enseñe a respetar la vida, a cuidarla, a defenderla y a servirla. Los argentinos no podemos perder esa hospitalidad esencial de todo ser humano: La capacidad de recibir con los brazos abiertos a todos aquellos que han sido invitados al banquete de la vida, preparando para ellos una casa digna de ser habitada, una Patria más justa, más fraterna y más humana”, concluyó.

Te puede interesar