La Ruta del Torrontés Riojano, mucho más que vino

Turismo 07/07/2018 Por
El gobierno de La Rioja presentó un circuito que enlaza el potencial de la industria vinícola, la gastronomía y el paisaje como recurso turístico, sazonado con historias humanas de profunda intensidad.
Ver galería FOTO RUTA DEL TORRONTÉS 6
1 / 6 - Parque de Dinosaurios, Sanagasta.  Foto: Miguel Perin

La Ruta del Torrontés Riojano es un itinerario turístico que agrupa a la cadena productiva del vino y permite que el visitante se conecte con la vivencia de la producción a través de las bodegas, los productores, el sector gastronómico y el contexto regional que completan otras producciones agrícolas y la artesanía.

El turismo enológico en Argentina es un fenómeno de crecimiento avasallante en la última década. Esto fue un aliciente para diagramar esta propuesta que ofrece La Rioja para captar el interés del turista argentino y extranjero.

La Ruta del Torrontés Riojano es un proyecto estratégico para el gobierno riojano, gestionado desde el Ministerio de Planeamiento e Industria de la provincia y que está financiado por el Consejo Federal de Inversiones. Desde agosto del año pasado se trabaja en una propuesta inclusiva, que involucra a toda la provincia como productora de vinos y prestadora de servicios turísticos.

Un varietal como bandera

El Torrontés Riojano se produce con la cepa emblemática de La Rioja, surgida de la fusión genética de la Criolla y la Moscatel de Alejandría. Esta es la única cepa de uva blanca originaria del país, lo que la transforma en una bandera para la provincia. Pero también se producen otras variedades como Malbec, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Syrah, Cabernet Franc, Bonarda, Chardonnay, Chenin, Sauvignon Blanc, entre otras.

La Ruta del Torrontés Riojano abarca el Valle de Antinaco – Los Colorados, el Valle del Bermejo, y la Región de la Costa. La Rioja tiene 7.529 hectáreas dedicadas a viñedos y 19 bodegas que procesan la producción que allí se genera.

El vino es el centro del proyecto, pero este abarca también a la hotelería, la cultura y la gastronomía. En los últimos años se produjo un salto notable en la demanda de vinos de calidad, impulsado por un consumidor inquieto y conocedor. Es por ello que la visita a las bodegas para conocer la forma de producción y la cata de sus productos son actividades principales en este circuito turístico.

Otros atractivos que destacan en la Ruta del Torrontés son la Cuesta de Miranda, el Cable Carril de Mina La Mejicanita, el Cristo Redentor en el cerro El Portezuelo, el cordón del Famatina, la sierra de Velasco, el Parque de Dinosaurios de Sanagasta.

El vino y La Rioja más profunda

Pequeños pueblos, parajes con el caprichoso encanto del desierto riojano, museos que rescatan la tradición de un pueblo sufrido pero orgulloso de su pasado y la propia capital riojana, principal centro urbano de la provincia completan este derrotero que, más allá de llevarnos a saborear vinos de calidad nos permite conocer historias relevantes.

Que un proyecto vinícola sea el salvavidas para un pueblo en extinción, permitiendo que los hijos de esa tierra regresen allí para construir su futuro, o que una empresa cooperativa logre crear un centro educativo donde no había nada, hacen que el páramo riojano sea también tierra de esperanza. Y para celebrar estos hechos, nada mejor que brindar con el vino emblemático, señal de identidad de la provincia de La Rioja.

Datos útiles:
Secretaría de Turismo de La Rioja
Av. Ortiz de Ocampo y Av. Félix de la Colina
Informes: +54 380 4426345
Mail de contacto: [email protected]

Te puede interesar