Proponen eliminar las exenciones impositivas a entidades religiosas

El legislador provincial del bloque Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Eduardo Salas, presentó la iniciativa en la Unicameral.
Eduardo Salas
La propuesta fue presentada este lunes en la Legislatura de Córdoba. - Foto: archivo.

El legislador de la provincia, Eduardo Salas, presentó un proyecto en la Unicameral que busca dejar sin efecto las exenciones impositivas de todo tipo otorgadas a entidades religiosas en todas sus expresiones (lugares de culto, congregaciones, viviendas particulares o colectivas, fundaciones, etc.).

La iniciativa impulsada por el representante del bloque Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) tiene como objetivo suspender las eximiciones que reciben las organizaciones religiosas en Córdoba que, como en el caso de la Iglesia Católica, se encuentran garantizadas por el Código Tributario provincial y por disposiciones y acuerdos particulares.

“La injerencia de la iglesia, su función social y su accionar político, todo la cual ha vuelto a cobrar relevancia en la cuestión del aborto, son sostenidos por el Estado”, se destaca en uno de los párrafos del proyecto.

Al respecto, Salas sostuvo a través de su cuenta de Facebook que “el sostenimiento económico de las religiones, y en particular de la católica establecido en la Constitución Nacional y ratificado por la provincial, entraña un privilegio y una imposición sobre el conjunto de la población. Una cuestión de orden privado (la creencia religiosa) adquiere el carácter de orden público colocándose por encima del conjunto de la sociedad con sus propias leyes, valores y métodos que adquieren así una predominancia fundamental para imponerse”.

Y agregó: “La separación de la Iglesia y el Estado es un planteo elemental de la democracia burguesa que la burguesía no está dispuesta a llevar adelante porque entrañaría liberar al pueblo de una opresión “espiritual” totalmente funcional a los intereses de la explotación del hombre por el hombre. Pero derechos democráticos elementales como la libertad de la mujer para decidir qué hacer con su cuerpo y su vida, la del hombre para asociarse a la mujer en una lucha común, la del conjunto para vivir en libertad la sexualidad son incompatibles con el dominio religioso impuesto a creyentes y no creyentes por la acción de fuerza del Estado.

En tanto, el legislador del Fit manifestó que el propósito fundamental de la propuesta es “fortalecer la lucha popular contra el oscurantismo, la explotación y el sometimiento”.

Te puede interesar