Salta presentó en Córdoba su oferta turística para las vacaciones de invierno

Con más de 200 actividades, vinculadas al turismo aventura, ferias artesanales y gastronómicas, "La Linda" invita a disfrutar de mucho más que paisajes.
Ver galería Salta Tour Javier Imaz
1 / 3 - Bajo el slogan "En Salta siempre te estamos esperando", "La Linda" lanzó en Córdoba su temporada de invierno. - Fotos: Javier Imaz

A pocos días del inicio de las vacaciones, Salta presentó en Córdoba su propuesta de invierno que incluye más de 200 actividades para los visitantes que quieran conocer los encantos del destino norteño. A sus bondades naturales se suman su exquisita gastronomía, la calidez de su gente, sus ferias artesanales y un rico patrimonio arquitectónico y cultural. 

“El Tren a las Nubes es uno de los clásicos imperdibles, porque llegas a más de 4.200 metros sobre el nivel del mar. Es realmente una experiencia conmovedora, es tocar literalmente el cielo con las manos y vale la pena hacer ese viaje”, asegura en diálogo con La Nueva Mañana Estanislao Villanueva, secretario de Turismo de Salta durante el evento que se desarrolló en el Paseo del Buen Pastor.

Entre los circuitos que no pueden faltar está además la “Ruta del Vino” que invita a visitar bodegas de altura, aprender la técnica artesanal y probar la uva torrontés, cuya cepa es la base del vino con el que todo salteño acompaña su plato de comida diaria.

“Como todo paisaje se puede disfrutar de la mano de gastronomía, durante el invierno el clásico de siempre son las empanadas o, en los días más fríos, una humita en chala, un tamal o un buen locro, son también una forma de conocer la tradición local”, agrega Villanueva.

Durante los últimos 25 años, la provincia viene trabajando para posicionarse como destino turístico en el norte argentino con importantes resultados. Cuenta con 1.400.000 habitantes y cada año, entre la Capital, los valles, las yungas y los desiertos, la visitan cerca de 1.700.000 turistas siendo uno de los pocos sitios del país al que regresa al menos una vez, más de la mitad de los viajeros.

“Tenemos una alta fidelidad, los turistas vuelven y eso no es usual en muchos lugares. Si bien parte de poder dar a conocer Salta tiene que ver con un sector privado que apuesta; con las políticas públicas que se implementan, nada de esto sería posible sin el apoyo de la comunidad, sin la amabilidad y cordialidad de las personas que viven allí”, valora el responsable de Turismo, para quien el desarrollo del turismo aventura es otro de los atractivos que sirve de impulso. 

El año pasado, Salta lanzó el Congreso Mundial de Turismo Aventura en el marco del cual 800 operadores de todo el mundo analizaron la oferta en la provincia: rafting, canotaje, trekking, cabalgatas, puenting, ciclismo de montaña, son algunas de las variadas propuestas a lo largo y ancho del territorio.


San Carlos y el "Barro Calchaquí"

Del 9 al 14 de julio, la localidad de San Carlos será sede del encuentro de ceramistas "Barro Calchaquí", que convoca a artesanos de toda Argentina e incluso de países como Bolivia y Guatemala. Muestras, talleres, demostraciones de alfarería, talleres de animación con arcilla y creación audiovisual integran la grilla de actividades.

Ubicada a 220 kilómetros de la Capital salteña, en el corazón de los Valles Calchaquíes, San Carlos se asienta sobre la Ruta Nacional 40 que alcanza su punto más alto (4.895 metros sobre el nivel del mar) en Abra del Acay, el pueblo más antiguo de Salta y el segundo del país.

La localidad calchaquí era un paso muy importante durante la época colonial, cuenta con un patrimonio arquitectónico con edificios de casi 400 años y allí, todavía se continúa trabajando en el forraje, la producción de pimientos para convertirlo en pimentón, la producción de cebolla y la ganadería de alta montaña. “Por unos pocos votos, durante la conformación del territorio provincial, casi nos constituimos como capital de Salta”, explica Javier Vargas, intendente local.

San Carlos es conocida también como “La villa de los cinco nombres”, porque fue fundada en cinco oportunidades por resistencia de los calchaquíes (el pueblo originario de la zona) hasta que en 1553 recibió su nombre actual. Tiene 3.000 habitantes y cuenta con una “red de turismo campesino” organizada para recibir a los visitantes que propone adentrarse en la zona de fincas para conocer de primera mano cómo se lleva adelante el trabajo local, cómo se vive en los valles salteños.

"La gente comparte experiencias con los propios locales, que los reciben en sus casas y muestran cómo se realiza el cultivo, la cosecha. Un visitante puede aprender cómo se produce el vino en las pequeñas bodegas, disfrutar de la comida, pero fundamentalmente nutrirse del intercambio cultural”, culminó Vargas.

Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"