Rusia 2018: crónica de una zona mixta en silencio

La Selección 30/06/2018 Por
Solamente Mascherano habló con la prensa tras la eliminación de la Selección Argentina del mundial. Cabezas gachas, síntomas de frustración y abatimiento, una postal de cómo repercutió el golpe de volverse de Rusia con las manos vacías.
Messi Mundial rusia 2018 by @TyCSport
En silencio, el astro argentino dejó la zona mixta tras la derrota ante Francia. - Foto: @TyCSport




Rusia-chapa

Por: Federico Jelic
ESPECIAL DESDE RUSIA

Las primeras impresiones de la zona mixta del estadio de Kazán al término del partido que eliminó a Argentina en octavos de final en el mundial fueron las mesuradas respuestas de los jugadores franceses, sin tanta algarabía, con los medios de su país más exultantes que los protagonistas.

De Argentina nadie sabía nada y los periodistas se agolpaban en los monitores para escuchar la conferencia de prensa de Sampaoli. "Parece que sigue, che, no renuncia", iban corriendo la voz los cronistas argentinos, mientras las muecas de fastidio por la larga espera hacían su parte. "El que renunció es Masche", aportaba otro, mientras los paneles que separan la prensa de los futbolistas de a poco comenzaban a sentir el rigor del amontonamiento.

Antoine Griezmann y Lucas Hernández, ambos del Atlético Madrid, emitieron declaraciones en español y fueron escuetos al referirse de los argentinos y de su planteo. Respetuosamente se excusaron para proseguir hablando de la clasificación. Del lado de los argentinos, la espera se hacía eterna.

Lentamente apareció Mascherano desde el fondo, por detrás de Matuidí y se acercó a reafirmar lo que había anunciado en la previa y en otros medios: su despedida de la Selección Argentina con 34 años y cuatro mundiales disputados.

"Estoy fue lo últimos para mí, ahora soy un hincha más. Fueron 19 años de vestir con orgullo estos colores, de haberlos representado de la mejor manera posible. Está decidido, ahora miro atrás y disfruto todo este camino, me hubiera gustado retirarme de otra manera pero el fútbol es así", relató el ex Barcelona, dando la cara por un plantel que prefirió el silencio.

En fila india, sin chistar, algunos mirando y otros pidiendo disculpas por no querer emitir declaraciones, se fueron escapando de la zona mixta mientras el jefe de prensa de AFA Nicolás Novello apuraba las instancias.

Mascherano saludó y se fue con lágrimas en los ojos. El resto de la sala quedó un poco insatisfecha aunque se entendía el momento.

Argentina armaba las valijas antes de tiempo en Rusia y debe regresar al país antes de lo pensado, pero por cómo se había dado el proceso, con tantas turbulencias y polémicas, para algunos ahora llega la paz. Como para Mascherano por ejemplo. Messi no podía caminar del abatimiento. Doloroso final, su cuarto mundial y con pocas certezas si continuará aunque con 31 años, incluso es factible tenerlo presente en Qatar 2022 o en la copa América del año próximo en Brasil.

Rusia-chapa-abajo



Te puede interesar