Piden a los senadores cordobeses que apoyen la legalización del aborto

Cientos de mujeres de la Ciencia, la Salud y la Cultura redactaron una Carta abierta. El viernes hicieron público el texto en el Museo de Antropología y se podrá adherir hasta el 12 de julio.
Pañuelazo museo de antropología 1
El colectivo a cargo de la acción pública está integrado por 120 mujeres de Córdoba y el interior de la provincia. Foto: Gentileza Enfoque Rojo

Durante la tarde del viernes se realizó la lectura pública de una "Carta abierta" a los senadores cordobeses para pedir que apoyen la legalización del aborto. Fue en el Museo de Antropología. La redacción estuvo a cargo de las "Trabajadoras Cordobesas de la Ciencia, la Salud y la Cultura por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito". 

El documento está dirigido a la senadora Laura Rodríguez Machado y a los senadores Carlos Caserio y Ernesto Martínez, responsables de representar a los cordobeses en la votación por la legalización del aborto en la Cámara Alta del Congreso. El colectivo a cargo de la acción pública está integrado por 120 mujeres de Córdoba y otras localidades de la provincia.

La carta fue leída por párrafos entre las mujeres y personas gestantes presentes en la jornada. Empezó a leer María Teresa Andruetto y la siguieron escritoras cordobesas como Leticia Ressia, Griselda Gómez y Eugenia Almeida. “Es una lucha muy festiva y de mucha solidaridad, de equidad en ejercicio. Más de cien personas nos pusimos de acuerdo en un documento y cada una desde su área pudo aportar, ya sea desde la comunicación o la medicina. Es una experiencia fuerte en acto y en cuerpo presente”, dijo Almeida a LA NUEVA MAÑANA.

En el documento expresan que la ley por aborto legal, seguro y gratuito excede las cuestiones religiosas o filosóficas, y no pretende violentar las convicciones de cada persona, ya que cada quien puede decidir para sí según su creencia o razón de conciencia. Permitirá que quienes tomen esa decisión lo hagan de modo seguro y gratuito dentro del marco de protección que ofrece la legalidad, en todo el sistema sanitario.

“Ya nadie puede negarnos el derecho a decidir sobre nuestra sexualidad, obligarnos a enfrentar maternidades forzadas, y menos aun será posible hacerlo con nuestras hijas y sobrinas, con nuestras nietas; esas jóvenes que se rebelan en las calles y en todas partes, que llevan el pañuelo verde como bandera orgullosa porque saben que la soberanía sobre nuestros cuerpos es un derecho inalienable. No nos obliguen, y menos a ellas –las más jóvenes– a la clandestinidad, al miedo, a la vergüenza, a poner en riesgo su salud. No las empujen a la muerte”, manifiestan en la carta.

"Solicitamos que el proyecto de ley se acompañe tal como salió de la Cámara de Diputados, sin dilaciones ni modificaciones que disminuyan la integralidad de la iniciativa. Lo que pedimos en la Carta abierta es lo que propone el proyecto: la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, que implica un compromiso por parte del Estado a garantizar que la práctica sea desarrollada de manera segura y a verificar que la ley se cumpla en todos sus puntos. La despenalización es una mirada parcial, porque sólo pone en el foco dejar de considerar delito a la práctica del aborto", expresó la escritora Ana Piretro a LA NUEVA MAÑANA.

Y agregó: "Entendemos que ya no se trata de pensar 'aborto sí o aborto no' porque en la realidad ya ocurre, lo que nos preguntamos es si va a seguir siendo clandestino o si se va a legalizar. El pedido va en ese sentido, pedir que los senadores acompañen a la legalización". 

Hasta el 12 de julio estará disponible el documento en el Museo de Antropología, para que mujeres y personas gestante puedan firmar y adherir. También se sumarán otras localidades como Villa María y Unquillo como sedes para que desde el interior también puedan acceder.

Te puede interesar