Diego Mestre: "Rechazaré cualquier intento de terminar con una vida"

"Si permitimos que el aborto se legalice, admitimos que no existe la seguridad jurídica del derecho a nacer", adelantó el diputado nacional por Cambiemos.
diego mestre
Diego Mestre, diputado nacional por Cambiemos.

Antes de su exposición en el recinto de Diputados, el diputado nacional por Cambiemos, Diego Mestre, adelantó en diálogo con La Nueva Mañana que votará en contra del proyecto para despenalizar el aborto en nuestro país. 

"La legalización del hecho de quitarle la vida a un niño por nacer hasta la semana 14, sin invocar causa, colisiona con derechos protegidos hace décadas, no sólo por nuestras normas internas, sino por los tratados internacionales incorporados a nuestro derecho. A los fines de legitimidad jurídica, resulta irrelevante nuestra opinión personal, (yo estoy absolutamente convencido de que debemos votar en contra de la legalización del aborto porque considero que el ser existe desde su concepción y las leyes son para proteger a todos por igual)", dijo.

"Sin embargo, por encima de lo que pensamos y sentimos, está lo contenido en nuestro bagaje normativo, en la larga historia de fructífero aporte del pueblo argentino al enriquecimiento de los derechos humanos, reconocido por todo el mundo. Nuestra legislación es implacablemente protectora del derecho a nacer, firme defensora de la existencia del ser desde su concepción. Las leyes existen precisamente para subordinar nuestras convicciones individuales y subjetivas a reglas positivas", agregó. 

Para Mestre, "legalizar el aborto sería una contradicción" porque "fue Argentina la que logró que la Declaración Universal de los Derechos del Niño incluyera en su preámbulo, que los niños necesitan protección antes y después del nacimiento. Y fue Argentina otra vez, cuando aprobó la ley 23.849 en 1990, la que hizo la misma reserva al artículo 1º de la Convención Sobre los Derechos del Niño, que hasta ese momento lo consideraba tal desde el nacimiento hasta los 18 años". 

“Como representante de los cordobeses y como miembro de la Unión Cívica Radical, que históricamente viene abogando por los derechos de los más vulnerables, acompañando con orgullo las conquistas de las mujeres, protegiendo los derechos humanos y la justicia social, rechazaré enérgicamente cualquier intento de terminar con una vida, sea presentado de la manera que sea”, sostuvo.

“Si el derecho del no nacido a continuar existiendo se encuentra protegido específicamente en la Constitución, en nuestros códigos de fondo, y además en tratados internacionales de derechos humanos y otros, incorporadas en la cúspide de nuestra pirámide jurídica y preservado en tantos lugares estelares de nuestro universo normativo: ¿A dónde más tiene que estar protegido un derecho para que resulte sólido e inalienable?”, se preguntó.

“A través de las leyes, los argentinos nos comprometimos a respetarnos para impedir una situación de antihumanismo, adonde los más fuertes puedan disponer sobre la vida de los más débiles: el hombre lobo del hombre, como escribió Hobbes. Si podemos tratar derechos vitales con tanta levedad y permitimos que el aborto se legalice, burlando las salvaguardas internacionales y límites constitucionales de nuestro ordenamiento jurídico, estamos admitiendo inequívocamente que no existe la seguridad jurídica del derecho a nacer. Y a eso no lo deberíamos permitir. Máxime, cuando  se trata del derecho que da origen a todos los demás”, culminó.

 

Te puede interesar