La ONU se posiciona a favor de la despenalización del aborto

En una carta explica por qué el rechazo del proyecto atenta contra los derechos: "El impedimento al aborto constituye discriminación basada en el sexo".
ONU
El organismo consideró que penalizar la interrupción del embarazo “instrumentaliza los cuerpos de las mujeres y niega su autonomía".

La ONU envió una carta a la Cancillería argentina en la que llamó a los diputados a que aprueben el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. El Grupo de Trabajo enfatizó que penalizar la interrupción del embarazo “instrumentaliza los cuerpos de las mujeres, niega su autonomía y pone en peligros sus vida y su salud”.

De esta forma, afirma que debe aprobarse la ley en el Congreso “para garantizarle a las mujeres todos los derechos humanos, incluidos los derechos a la igualdad, dignidad, autonomía, información e integridad corporal y respeto a la vida privada y al más alto nivel posible de salud sexual y reproductiva sin discriminación. Así como el derecho a una vida libre de violencia y a no sufrir tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

Ivana Radicic es la presidenta del Grupo de Trabajo sobre la cuestión de discriminación contra la mujer en la legislación y la práctica, y destacó en la misiva que la penalización del aborto, como así también la falta de acceso adecuado a los servicios para la interrupción del embarazo no deseado, “constituyen discriminación basada en el sexo”. Esto contradice al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos al que la Argentina suscribe.

Además, habla sobre la criminalización a las gestantes que deciden abortar. Esto “constituye también una violación de la obligación estatal de hacer efectivo el derecho de las mujeres y niñas al nivel más alto posible de salud”. Y agregó: “en algunos casos, esa penalización también es una violación al derecho a la vida”.

En la misma línea, se refirió a aquellas mujeres de menores recursos como las principales víctimas de los abortos clandestinos: “causa aún más daño a las mujeres económicamente desfavorecidas, cuyos recursos limitados incrementan sus posibilidades de embarazos no deseados, les impiden acceder a cualquier método de aborto seguro ni a buscar tratamiento por complicaciones”. A su vez refuerzan la “estigmatización que a su vez produce más discriminación y abuso”.

Nota relacionada: 

diputados Con final abierto, Diputados debate la despenalización del aborto

Te puede interesar