Techint, el nuevo dueño de Vaca Muerta

Economía 13/06/2018 Por
¿Qué arroja el estudio del primer cuatrimestre de 2018 con relación a la producción de gas en Argentina? Que la mitad del crecimiento proviene de un único yacimiento en Vaca Muerta, propiedad de Tecpetrol, esto es Techint.
Ver galería Paolo-Rocca-03
1 / 2 - - Paolo Rocca, CEO de Techint

chapa_ed_impresa_01

El primer cuatrimestre del corriente año exhibió un crecimiento interanual de la producción de gas en nuestro país del 3,8%. De la producción positiva total (787.105 miles de m3), Neuquén participó con un 55% o unos 434.073 miles de m3. A su vez, de dicho volumen, el yacimiento Fortín de Piedra de Tecpetrol (Techint) aportó 379.281 miles de m3, un 87%. En suma, un 48% de la producción positiva entre el primer cuatrimestre de 2018 y el primero de 2017 provino de esta empresa.

El desplazamiento de YPF y los nuevos protagonistas de Vaca Muerta

Al ajustar la lupa sobre la primera provincia productora de gas, Neuquén, se observa que, en el primer cuatrimestre de 2018, Tecpetrol aportó un 70% de la mayor producción respecto del mismo período de 2017. ¿Y el comportamiento de las empresas entre los primeros cuatrimestres de 2015 y 2014? YPF, la primera empresa de energía del país, explicó el 62% de los mayores volúmenes entre períodos. Reflejaba la consecuencia de su renacionalización y que entre sus primeros objetivos tuvo la puesta en valor de Vaca Muerta, dejando atrás el sabotaje de Repsol que la tenía deliberadamente deprimida.

Plan Gas Techint

El abrumador protagonismo de Paolo Rocca en Vaca Muerta obedece al nuevo Plan Gas macrista. En efecto, y como fuera analizado recientemente por este Observatorio en su informe “Diferencias entre el Plan Gas macrista y el kirchnerista”el “Programa de estímulo a las inversiones en desarrrollos de producción de gas natural proveniente de reservorios no convencionales” beneficia a los nuevos actores nacionales y multinacionales en detrimento de los tradicionales, entre ellos, YPF. Asimismo, y en mercado liberado en cuanto a fijación de precios, sigue compensando a las empresas que incluso tienen luz verde para exportar ilimitadamente. Finalmente, se trata de un estímulo no a la mayor producción, sino a inversiones en desarrollos no convencionales que apunten a una determinada producción media anual. Si esa producción es mantenida inalterable entre un año y el siguiente, seguirán siendo acreedores del premio.

Petroquímica, la revista más importante del sector, apenas conocidos los números de abril en producción de gas salió con su nota “El récord gasífero de Vaca Muerta es de Techint”. En ella dice: “La apuesta de Techint no tiene precedentes en la Cuenca Neuquina, la compañía pasó casi de cero a 6 millones de metros cúbicos diarios de gas en apenas nueve meses. El proyecto cuenta con el aval del nuevo plan de subsidios a la producción de gas por lo que recibe 7,5 dólares por cada millón de BTU”.

Fue, efectivamente, el nuevo Plan Gas macrista el que condujo al exponencial crecimiento de Techint en Vaca Muerta. Leemos del mismo reporte que “Con una inversión estimada de U$S 2.300 millones, la explotación del yacimiento no convencional de Vaca Muerta, en la cuenca Neuquina, es el proyecto más ambicioso encarado por la Sociedad y concentra las mayores expectativas”. Ya en su reporte a la CNV para el primer trimestre de 2018, se informa “Inversiones por USD 1.200 millones a realizarse hasta 2021 en el marco de la Resolución 46/2017”, nada más que para Fortín de Piedra.

Flexibilización laboral y destino de exportación

Sin embargo, el éxito del Plan Gas macrista no hubiera sido posible sin la complementación/retroalimentación de la flexibilización laboral, el tarifazo (2) y la reapertura exportadora. Respecto al primero, cabe recordar una frase brindada por Rocca al diario El País, con motivo del anuncio del acuerdo entre el Poder Ejecutivo Nacional y los sindicatos petroleros de la provincia del Neuquén, en enero de 2017: “Hoy en el país operamos un equipo de perforación con 27 personas, en EE.UU. lo operan con 10, la productividad aquí es un tercio. El costo de un obrero de equipo de perforación está en alrededor de 80.000 dólares al año, frente a 30.000 en EE.UU. El 40% son horas taxi, transporte hacia instalaciones pagadas en horas extras”.

Olvidaba Rocca (y el presidente Macri), que Vaca Muerta se posicionó como la tercera productora en no convencionales del mundo entre 2012 y 2015 sin siquiera haber reducido 1 hora “taxi” a ningún trabajador. Y este recordatorio es más pertinente, no sólo a la hora de hablar de las inversiones de Techint en buena medida realizadas a cambio del cercenamiento de derechos laborales, sino también cada vez que se celebra el empleo generado por la empresa en la zona.

Vaca muerta01
Yacimiento Vaca Mueta en Neuquén



Ganadoras y perdedoras en Vaca Muerta

Los recursos del Estado dirigidos a promover la producción de gas nueva se redujeron drásticamente de acuerdo a los objetivos de eliminación progresiva de subsidios. Ahora bien, lo autorizado por Hacienda para todo el sistema gasífero (no incluye el nuevo Plan Gas), en 2018, ronda los 1.000 millones de dólares (en 2017 cerraron en 2.200 millones). En cuanto al Plan Gas, el cálculo se había hecho al tipo de cambio de acuerdo al proyecto de ley de Presupuesto (19,30). Con la cotización superando 26, la pérdida será más que significativa. Además, a dicho monto debe descontársele aproximadamente un 30% que se vuelca a la tarifa social. En fin, el subsidio al Plan Gas se contraerá fuertemente en 2018.

La pregunta clave a formularse es, pues, la siguiente: ¿Entre qué empresas se repartirán entre 300 y 500 millones de dólares? ¿Le da lo mismo al Ministerio cualquier empresa? Claro que no, porque es un ministerio cooptado por empresas, y no por cualquier empresa ni por todas las del sector. ¿Cuáles son? Las empresas de Paolo Rocca y Marcelo Mindlin, las nacionales ganadoras en Vaca Muerta; Exxon Mobil y Shell, las multinacionales. Aquí, en pocas palabras, el cartel energético con poder ministerial. ¿Las perjudicadas? YPF en primerísimo lugar (incluida YSUR), seguida de PAE y Total Austral, entre muchas otras.

Cabe aclarar lo siguiente. El principal problema del nuevo Plan Gas para este Observatorio no viene dado por el incremento de la producción en cabeza de actores privados, sino por el estancamiento/caída de YPF en primer lugar, sumado al destino exportador de la mayor producción, en segundo.

Una estatización que permitió expansión, hoy diezmada

La renacionalización de YPF permitió recuperar Vaca Muerta para los argentinos y las argentinas, recuperando asimismo la producción de gas enmarcado en la concreción del autoabastecimiento para un mercado interno no condicionado en su demanda, sino y por el contrario, estimulado en cuanto a su consumo.

Al respecto, debe tenerse presente que la producción comenzó a recuperarse a partir de 2013, para cerrar 2015 con un 3,4% de expansión, una sustitución de importaciones del 10,4% (la desaceleración de los volúmenes importados se inició en 2012) y el abastecimiento de una demanda en crecimiento del orden del 2% (2015). Pero la recuperación heredada no sólo fue dilapidada sino destruida. En tiempos de neoliberalismo, los mayores volúmenes de producción de gas -recién alcanzados dos años después de salvaje tarifazo- y con eje en Vaca Muerta, adquieren una dinámica totalmente diferente: se privatiza y extranjeriza la producción, por un lado, y se prioriza el mercado externo al doméstico, por el otro.

*Observatorio de la Energía, Tecnología e  Infraestructura para el Desarrollo Soberanía y Seguridad Jurídica Popular

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar