Denuncia de Nisman: apareció el nombre del cordobés Hermann Karsten

Córdoba 15/01/2017 Por
En las últimas escuchas telefónicas que difundió el diario La Nación, se nombra al empresario cercano a José Manuel de la Sota. El referente de la empresa Kolector dijo “queríamos venderle a Irán pero nunca se habló del Memorándum”.
Karsten
Hermann Karsten.

En las últimas escuchas que dio a conocer el diario La Nación sobre la denuncia que estaba preparando en contra de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner el fiscal Alberto Nisman, apareció un nombre conocido para la política cordobesa: Hermann Karsten.

El nombre del empresario y hombre fuerte de Kolector, la firma encargada de la recaudación impositiva en la provincia, apareció en los audios junto a diplomáticos, un legislador nacional del FpV y otros hombres de negocios.

Según lo dado a conocer se trataba de entablar una relación comercial con la administración iraní que incluía alimentos, como arroz y ganado bovino. Todo, en el marco del diálogo que la administración de Fernández de Kirchner intentó sostener con Irán a través de un cuestionado memorándum. Cabe recordar que cuando se dio a conocer el mismo, las críticas de distintos sectores de la oposición radicaba en que con él se buscaba establecer relaciones comerciales a cambio de impunidad por el atentado de la Amia.

En las comunicaciones que trascendieron ahora están involucrados el senador Juan Manuel Irrazábal, el ex agregado comercial iraní en la Argentina Ahmad Reza Kheirmand y Karsten, entre otros.

Uno de los impulsores de las negociaciones fue Jorge Yussuf Khalil, un operador cercano a la embajada iraní que fue denunciado en su momento por Nisman y que, tras la muerte del fiscal, apareció en comunicaciones con el líder piquetero Luis D’Elía.

En tanto, las conversaciones se habrían entablado en 2014, tiempos de gobierno en la provincia de José Manuel de la Sota, de aceitado vínculo con el empresario correntino.

Sin embargo, y más allá de la acusación, el propio Karsten difundió un comunicado en que sostiene: “fuimos invitados por el Gobierno de Corrientes, a instancias del senador misionero (Juan) Irrazábal, porque existía la posibilidad de venderle arroz, madera y corderos a Irán. Asistí como productor forestal junto a otros productores de economías regionales. En esas reuniones nunca se habló del memorándum con Irán, que en ese tiempo ya tenía un año de vigencia”.

Al margen de lo que suceda en torno al avance o no de la investigación. Y la implicancia que pudiera llegar a tener o no el empresario, hay quienes anticipan que este puede ser otro roce dentro de la conducción de Unión Por Córdoba; más sabiendo aún que el vínculo entre El Panal y la firma concluye a fines de febrero, en coincidencia con un agitado inicio del período legislativo provincial.

 

Te puede interesar