Sacrilegios de AFA, por triplicado

Deportes 07/06/2018 Por
¿En qué momento desde el fútbol argentino eligieron ponerse en cultores de la fe? La suspensión del partido ante Israel marcó tres deserciones con las religiones monoteístas: cristiana, hebrea y musulmana.
chiqui tapia conferencia
La explicación en la conferencia de prensa en Barcelona no fue clara y exhibió el nivel de improvisación que acompaña a la cúpula dirigencial.

AFA no da pie con bola y parece empecinada en hacer cada día un peor papel. No tiene fronteras y los absurdos llegan permanentemente como materia prima, frutos de un árbol fértil, donde lo peor todavía parece no haber sucedido.

La suspensión del duelo ante Israel, después de tantos tintes polémicos, termina por desnudar la intención política económica de dicho encuentro, que terminó de involucrarse en un papel incómodo, dentro de conflictos de fe y religión, como colados a una fiesta que no fue invitado.

A saber: primero llegó la suspensión de la visita al Papa Francisco al Vaticano. Algunos aducen que fue por cuestiones políticas por su línea de pensamiento contraria al oficialismo, otros involucran a las energías negativas o la yeta.

Primer desplante, no por la obligación de asistir o no, sino porque previamente habían confirmado su estadía en la cuna de la religión católica con el máximo líder.

Lo peor de la tormenta llegó después. Ya antes de que se oficializara el partido ante Israel hubo polémicas  y manifestación en Jerusalén, teniendo en cuenta la tensión entre israelitas y palestinos después de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump reconociera su embajada en tierra santa. La sede pasó de Haifa a Tel Aviv como posibles escenarios ante ese panorama pero una vez confirmado Jerusalén, todo se fue por la ventana.

Argentina se prestó a ese juego propagandístico, sin tomar posición pero aceptando el canon de 2 millones y medio de dólares para participar.  A solo tres días de ese duelo, por amenazas e insultos  a todos, incluido a Lionel Messi, AFA decidió no viajar a Jerusalén.

La explicación en la conferencia de prensa al otro día en Barcelona no fue clara y exhibió el nivel de improvisación que acompaña a la cúpula dirigencial. El titular Claudio Tapia no fue demasiado claro y hasta pareció presumir su aporte “a la paz” al postergar el encuentro, como si se trata de una medida humanitaria, que le permita ternarse al premio Nobel de la Paz. Inaudito.

A pocos días de la aventura en Rusia queda en evidencia la soledad del equipo en todo esto. Nada más. Nadie más lo acompaña. En los escritorios, solo hay desidia, ansias de poder y escasa idoneidad. Solo ellos podrán sacarnos de este bochorno institucional, cuando empiece a rodar la pelota. Más solos que nunca.

 

Te puede interesar