Roland Garros: la lluvia frenó el momento de Diego Schwartzman ante Rafael Nadal

El partido se suspendió cuando el argentino había ganado el primer set pero caía 5-3 en el segundo. El encuentro seguirá este jueves desde las 7.
tenis1

La lluvia cortó la ilusión de Diego Schwartzman. El Peque estaba 6-4 y 3-5 ante Rafael Nadal, en los cuartos de final de Roland Garros, cuando el partido fue suspendido. Si avanza a semifinales, esta actuación se transformará en la mejor de su carrera en un Grand Slam. Por lo pronto, la acción continuará este jueves bien temprano, desde las 7 (hora argentina).

El partido en el estadio Philippe-Chatrier, la cancha principal en París, comenzó con un nivel muy alto y una sorpresa: después de desaprovechar cinco break points y de salvar otros dos, el Peque consiguió el quiebre en el tercer game para ponerse por delante del mejor jugador del mundo por 2 a 1.

Aunque Nadal se recuperó y quebró en la primera de sus dos oportunidades, Schwartzman siguió metido en el partido. Volvió a contar con un doble break point y cerró su siguiente game al servicio con un 40-0, que coronó con un globo y un ace. Y volvió a demostrar su fortaleza en la red cuando subió y remató al español para quebrar y ponerse arriba 4 a 3.

No se conformó. Ni siquiera cuando el español recuperó el quiebre. Schwartzman volvió a quedarse con el servicio del español (que fue atendido por el médico con el partido 4-5) y, con el servicio, contó con dos set points hasta que en su tercera chance, y después de levantar un break point y de sortear una demora por un problema de salud de un espectador, plasmó una derecha paralela profunda para ganarlo por 6-4 en una hora y ocho minutos de juego.

Además de ganarle el segundo set en 14 disputados, Schwartzman logró terminar con una racha impresionante de Nadal: el español acumulaba 37 sets consecutivos ganados en Roland Garros hasta que el Peque lo venció.

En el segundo set las miradas se trasladaron al cielo: la lluvia se hizo presente en París y los paraguas, en las tribunas del estadio principal de Roland Garros. Sin embargo, el juego siguió y Schwartzman volvió a quebrar. Incluso, con el partido 2-1 y su servicio 40-0 se ilusionó con más ventaja. Pero Nadal apareció para ponerle un freno, recuperarse e igualarlo.

Pero la lluvia no dio tregua. Schwartzman se puso triple break point arriba y Nadal lo padeció. En la segunda oportunidad, el argentino quebró y se puso 3-2. Entonces, el juez de silla decidió suspenderlo.

Después de media hora de suspensión, Rafa volvió hecho una furia. No solo recuperó el break, sino que quebró nuevamente en el octavo game y se dispuso a sacar para set.

El español ya no cometía errores y había cambiado completamente el desarrollo del partido. Pero cuando parecía que estaba por igualar el resultado, ya 30-15 arriba en el game, apareció la lluvia, que esta vez fue un alivio para el argentino.

Este es el tercer enfrentamiento del año entre Schwartzman y Nadal. Hace apenas un mes se produjo el último: fue en los octavos de final del Masters 1000 de Madrid, en sets corridos. Luego, Nadal fue eliminado por Dominic Thiem, quien perdió la final con Alexander Zverev. Un poco antes, en el Abierto de Australia, había conseguido arrebatarle un set, cuando cayó por 6-3, 6-7 (4), 6-3 y 6-3.

De los cinco choques, el de Australia no fue el único por un Grand Slam. En 2015 se enfrentaron en el arranque del US Open. Los otros duelos fueron en Montecarlo 2017 y Acapulco 2013.

A estos cuartos de final de Roland Garros, el Peque llegó motivado: debió remontar una desventaja de dos sets ante Kevin Anderson y batallar durante casi cuatro horas para finalmente ganar por 1-6, 2-6, 7-6 (7-0), 7-5 y 6-2.

Además de haber significado su primer acceso a los cuartos de final en Roland Garros, ésta fue la primera victoria del número 12 del mundo frente a un top ten en polvo de ladrillo.

Ahora, en su camino está Nadal y, aunque la batalla es difícil, Schwartzman sigue soñando con conseguir su mejor actuación en un Grand Slam. Hasta el lunes esa era la del US Open del año pasado, cuando perdió en cuartos de final con Pablo Carreño Busta.

Mientras tanto, hay otro argentino que avanza y no se trata de Juan Martín Del Potro, quien también busca las semifinales. Sebastián Báez, primer preclasificado en Roland Garros y número 1 ranking mundial juvenil, accedió a cuartos de final tras superar al francés Kyrian Jacquet por 6-2, 4-2 y abandono.

En esa instancia, Báez, que se formó con Batata Clerc, enfrentará a Nick Hardt, quien superó en sets corridos a Ray Ho.

Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"