Desalojo en Parque Esperanza: Vanesa, la joven que resistió junto a su hija

Córdoba 01/06/2018 Por
Vanesa Villegas tiene 23 años y es una de las referentes de la toma de Estación Juárez Celman. Días atrás, LA NUEVA MAÑANA recorrió junto a ella el predio de 11 hectáreas.
vanesa desalojo parque speranza
Vanesa Villegas, en el techo de su casa junto a su hija, resiste el desalojo en Parque Esperanza. Foto: captura de video

Este viernes 1 de junio, durante el desalojo ordenado por el juez Guerrero Marín en el barrio comunitario Parque Esperanza, en la localidad cordobesa de Estación Juárez Celman, una de las familias que habitan el predio se subió al techo de su vivienda y amenazó con prenderse fuego. Luego, cerca del mediodía, accedieron a bajar. 

Vanesa Villegas, cuya imagen con su hija en brazos recorrió todos los medios de Córdoba, es una de las principales referentes barriales e integra el colectivo JAF (Jóvenes al Frente). Su hijita va al jardín que queda apenas unas cuadras más allá de la toma.

Este miércoles LA NUEVA MAÑANA estuvo en el barrio y Vanesa mostró cómo viven las personas, a las que define como "una gran familia, donde todos nos conocemos y nos ayudamos". 

Durante el recorrido, y a diferencia de lo sostenido por la intendenta de Estación Juárez Celman, Myriam Prunotto, este medio constató que las viviendas no estaban vacías, sino que por el contrario había familias enteras viviendo en ellas.

Cerca de las 6 de la mañana, cuando aún no había amanecido, efectivos policiales y guardia de Infantería rodearon el barrio y comenzaron a ejecutar la 15ava orden "para devolver los terrenos a la empresa desarrollista URBANOR libres de personas", tal como figura en el documento.

Los vecinos denunciaron que el abogado que los representa, Joaquín González, no fue notificado debidamente en tiempo y forma. Y que por el contrario, el procedimiento fue planificado a espaldas de los habitantes del barrio y de la opinión pública. Legisladores del FIT y de Córdoba Podemos se hicieron presentes en el lugar y sostuvieron lo mismo que los vecinos.

Durante el desalojo en Parque Esperanza fueron detenidas 12 personas, entre mujeres y hombres, que aún se encuentran a la espera de la libertad.

carro agua
El carro de Patricia, el cual era compartido por los vecinos para buscar agua.


Sin agua y sin luz, la gente de Parque Esperanza resistió 14 órdenes de desalojo, siendo la última ordenada para el miércoles y postergada para hoy debido a los policías manifestaron que no podían llevar a cabo "el procedimiento" por estar abocados a la Marcha Federal. Es por eso, que a la orden de desalojo de hoy, los vecinos la llamaron irónicamente "14 bis", en  alusión al artículo de la Constitución Nacional que establece el derecho a una vivienda digna.

Cerca de las 11 de hoy las máquinas amarillas y anaranjadas comenzaron a demoler las casas de madera, y otras de material. Arrasaron las camas tan bien tendidas, sobre el piso de tierra barrido. También con las cocinas prolijamente ordenadas, con tachos de agua para lavar los platos. Y con el único kiosko del barrio, el de María, que hace apenas unas horas estaba repleto de mercadería recién comprada.

_MG_4894
Una de las vecinas de Parque Esperanza, dos días antes del desalojo. Foto: Consuelo Cabral



En el transcurso de estos años, algunas familias accedieron al ofrecimiento de la Provincia, de 42 mil pesos a cambio de dejar el lugar, pero otros siguieron firmes en el barrio hasta hoy.

El próximo jueves 7 de junio, la toma matriarcal -integrada en su mayoría por niños y mujeres- cumplía cuatro años. La tierra es un derecho, al igual que el agua, el trabajo y servicios básicos como la luz. Si el Estado no se hace cargo, entonces ¿quién responde? Tras el paso de las topadoras y de los caballos, es inevitable preguntarse porqué habiendo tanto, siempre termina en manos de tan pocos. 

juarez celman dos
Niños y niñas de barrio Parque Esperanza, dos días antes del desalojo. Foto: Consuelo Cabral



Te puede interesar