Para la Justicia, los policías que hicieron “huelga” incumplieron deberes

Se conocieron los fundamentos del fallo y allí se consignó que “no ejercían un derecho constitucionalmente amparado”, aun cuando esos reclamos fueran “lícitos y atendibles”.
juicio-acuartelamiento.jpg_57698320 credito puntal
"Un importante número de policías, en diciembre del año 2013, decidieron no cumplir con las obligaciones funcionales que le correspondían". - Foto: Puntal

Este jueves se conocieron los fundamentos del fallo de la Justicia por el juicio por el amotinamiento policial en 2013.

La Cámara en lo Criminal y Correccional de 12° Nominación consideró que un importante número de policías, en diciembre del año 2013, en el marco de un reclamo laboral y salarial, decidieron no cumplir con las obligaciones funcionales que le correspondían. En términos concretos  “hicieron huelga”.

También se consideró y se concluyó que ello fue el resultado de una decisión consciente. Es decir, que cada funcionario que decidió sumarse a la “huelga” quiso hacerlo y que sabía que por su condición de policía no podía hacerlo. Esta situación fue pública y notoria. El tribunal destacó que “no ejercían un derecho constitucionalmente amparado”, aun cuando esos reclamos fueran “lícitos y atendibles”.

Este fue uno de los argumentos con los  que el tribunal, integrado por los camaristas Gustavo Reinaldi, Gabriela Bella y Mario Capdevila, junto a ocho jurados populares, fundamentó la sentencia que condenó a prisión condicional, inhabilitación especial y multa a 15 policías por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público y desobediencia a la autoridad (art. 249 y 239 del Código Penal). Además, condenó a 37 funcionarios policiales con inhabilitación especial y multa, por el primero de los delitos mencionados, y dispuso cuatro absoluciones.

El fallo remarcó que la Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó la posibilidad de agremiación de las fuerzas de seguridad y que “un colectivo que no tiene derecho a sindicalizarse tampoco tiene el de huelga”.

De todos modos, el tribunal advirtió que en instituciones como las policiales “es necesario que existan canales adecuados para que sus integrantes puedan canalizar sus demandas, exponer sus problemas, plantear sus situaciones”.

“Durante las audiencias de debate reiteradamente escuchamos de parte de altas jerarquías policiales y de las autoridades del poder ejecutivo, que la falta de canales establecidos y de ‘voceros’ o ‘representantes’ de quienes llevaban adelante sus reclamos fue un importante inconveniente para arribar a la solución del conflicto”, puntualizó el presidente del tribunal Gustavo Reinaldi, en su voto.

Te puede interesar