EE.UU culpó a Hamas por la muerte de 60 palestinos en la frontera

Mundo 15/05/2018
La embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, descartó que la represión a manifestantes tenga que ver con el traslado de la embajada a Jerusalén.
nikki-haley by Time
"Llevar la embajada de Estados Unidos a Jerusalén era lo apropiado", aseveró la diplomática Haley. - Foto: archivo (Time)

Estados Unidos dijo que la violencia en la Franja de Gaza no tiene relación con el traslado de su embajada a Jerusalén y responsabilizó al movimiento de resistencia palestina Hamas de la muerte de 60 palestinos durante la represión israelí a las protestas.

La embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley culpó de todo lo ocurrido a Hamas y consideró que Israel ha demostrado mucha "contención" en su reacción.

"¿Quién entre nosotros aceptaría este tipo de actividad en su frontera? Ningún país en esta sala actuaría con más contención que Israel", afirmó Haley.

La diplomática acusó a Hamas de "hacer las vidas de los palestinos miserables" y aseguró que el movimiento de resistencia palestina está "satisfecho con los resultados de ayer".

"Aquellos que sugieren que la violencia en Gaza tiene algo que ver con el emplazamiento de la embajada de Estados Unidos están sumamente equivocados", agregó Haley ante el Consejo de Seguridad. Además, defendió la mudanza de la embajada y dijo que debe ser "motivo de celebración para los estadounidenses".

"Llevar la embajada de Estados Unidos a Jerusalén era lo apropiado", aseveró.

Las declaraciones de la representante estadounidense llegaron horas después de que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos acusara de matar de "forma indiscriminada" a los palestinos que este lunes protestaron en una decena de puntos de la frontera con Gaza.

"Parece que cualquiera puede ser asesinado o herido; mujeres, niños, reporteros, personal de primeros auxilios, si se acercan a más de 700 metros de la valla. Dispararon a un amputado doble, ¿que amenaza es un amputado?", afirmó el portavoz en Ginebra de la Oficina, Rupert Colville.

"El uso de la fuerza letal debe ser el último recurso, no el primero y debe responder a una amenaza a la vida. El intento de saltar o dañar una valla, o lanzar cócteles molotov no es claramente una amenaza de muerte", subrayó el vocero.

Fuente: EFE y Telam

Te puede interesar