"El Estado no puede seguir tutelando la autonomía de las mujeres"

País 08/05/2018
Así lo expresó en el debate sobre despenalización del aborto, la socióloga Florencia Maffeo quien planteó la necidad de que se sancione la ley. 42 oradores se dieron cita en el Congreso.
debate aborto Congreso by Telam
La legisladora María José Lubertino dijo que espera que de este debate surja "una buena ley, producto de la lucha de mujeres" - Foto: Télam

La Cámara de Diputados retomó este martes el debate por la despenalización del aborto a nivel de comisión, en el marco de la octava jornada del debate, por el que ya pasaron 275 oradores, y en la que exponían médicos, psicólogos, dirigentes políticos y representantes de diferentes credos a favor y en contra de la iniciativa.

En esta nueva jornada de debate del plenario de comisiones integrado por Legislación General, Legislación Penal, Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia y Acción Social y Salud Pública de la Cámara baja, era el turno de 42 oradores a favor y en contra de la iniciativa que propone legalizar la interrupción del embarazo hasta la semana 14.

En el marco del plenario, la socióloga Florencia Maffeo expresó: “Los abortos existen. Las personas con capacidad de gestar abortan por múltiples razones bajo su propia conciencia y moral, que no es lo que está en discusión, ya que el Estado no puede imponer una moral única, sino que tiene la obligación de legislar sobre políticas públicas que garanticen derechos".

"Una ley de interrupción voluntaria del embarazo es uno de los eslabones que falta para el reconocimiento de la autonomía. El Estado no puede seguir tutelando la autonomía de las mujeres y las personas con la capacidad de gestar. La decisión debe ser de quien pone el cuerpo y no quedar a interpretación y voluntad de otro”, dijo la socióloga.

Por su parte, la licenciada en Enfermería y docente, María Constanza Alemán, se mostró en contra de la iniciativa, al señalar que "la persona humana comienza en la concepción" e indicar que "esto se pone en evidencia cuando uno puede ver en vivo y en directo el aborto de un embrión o un feto". 

"No hay posibilidad de ver allí otra cosa que no sea un cuerpo humano”, postuló. 

En tanto, la pastora de la Iglesia Evangélica Luterana Wilma Rommel manifestó su respaldo a la despenalización del aborto, al señalar que "un buen cristiano no puede oponerse a la ley solamente por no estar de acuerdo". 

"Aborto sí o no: ése no es el punto sino la seguridad con la que se hacen esos abortos”, planteó Rommel, quien consideró que “lo que sería o no pecado no está fijado por Dios en tablas de piedra, sino que fue cambiando a lo largo de los siglos”.

En una disertación que trajo polémica, la veterinaria Valeria Zimmermann aseguró que "las mujeres que abortan no pueden hacer su duelo; no saben el sexo ni el nombre de su bebé, pero quisieran saberlo". 

"No saben qué pasó con su cadáver. Es un desaparecido. Pero su cuerpo sí lo sabe: clama por su bebé”, planteó Zimmermann, tras afirmar que, luego de un aborto, se siente “un dolor y una soledad que nadie puede entender”, y de sacar un feto de plástico de una caja y darle un beso ante los presentes. 

Antes, la jueza Gabriela Vázquez, integrante del Consejo de la Magistratura, respaldó la iniciativa y aseguró que, "como mujer del Derecho y con 36 años en el Poder Judicial, puedo decirles que el derecho penal ha fracasado en su intento de evitar los abortos" porque -señaló- "las mujeres siguen abortando a pesar de la amenaza penal".

Esteban Rubén Blanco, padre adoptante de una nena que iba a ser abortada y que nació con parálisis cerebral y murió a los 5 años, rechazó la iniciativa, al sostener que “no hay razón para abortar ni siquiera en estos casos". 

"Hay muchos niños sin voz que merecen nacer y merecen vivir. Les pido que legislen por la vida", aseveró. 

Asimismo, la ex titular del INADI y ex legisladora porteña, María José Lubertino, adelantó su respaldo a la iniciativa y dijo que “quisiéramos ver todo este despliegue discutiendo aquí contra los agrotóxicos, que están terminando en pérdidas de vida, muchas de ella deseadas”. 

También, expresó su confianza en que, del debate, surja "una buena ley, producto de la lucha de mujeres que están transformando lo que fue un lugar oscurantista y medieval para que la vida vuelva a entrar en el Congreso”.

Marcela Durrieu, Médica y ex diputada dijo: "Deberíamos estar prevenidos contra las posturas fanáticas en este tipo de debates. Esta ley va a ser sancionada porque, como dijeron muchos acá, el movimiento de mujeres es imparable". 

 "En la calle hoy hay una sociedad abierta a debatir sin estigmatizar. Cuando uno habla con las mujeres de la calle, están dispuestas a escuchar. A escucharse mutuamente y a ver cuál es la mejor solución para un problema que todos sabemos que existe."

Milena Páramo Bernal, Coordinadora argentina del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres explicó: "Un embarazo infantil forzado cambia presente y futuro de la niña menor de 15 años. Y rara vez para bien. Se desvanecen sus oportunidades de trabajo y potencia la pobreza y la exclusión."

"Escucho hablar de los derechos del embrión. ¿Y los derechos de las niñas? Hemos visto cómo adolescentes y jóvenes han tomado como suya la demanda de la campaña. Muchas de las muertes maternas son prevenibles y en la práctica no se les informa a las mujeres del riesgo de vida. A esta ley la vamos a ganar por la fuerza y la razón” dijo Páramo Bernal.

Te puede interesar