Los “atletas electrónicos” quieren ser reconocidos como deportistas

Sociedad 07/05/2018 Por
Impulsan un proyecto de ley que ya se discute en la Cámara de Diputados. El principal objetivo es profesionalizar la práctica de videojuegos a nivel nacional y alcanzar la categoría de “deporte”.
Deportes Electrónicos - Fuente ADEEMA00003

chapa_ed_impresa_01

Por: Fabiana Cuba - [email protected]

El siglo XXI tocó las puertas de la Cámara de Diputados de la Nación cuando, hace poco más de un mes, vio la luz un proyecto de ley que busca modificar el concepto del deporte nacional. Es que los “atletas cibernéticos”, o aquellos que practican a diario el arte de los videojuegos electrónicos, decidieron hacerse oír y poner en debate su reconocimiento en esta categoría.

Con esa decisiva voluntad, se enarbolaron y respaldaron -con reservas- la iniciativa redactada por la Asociación Argentina de Deportes Electrónicos (AADE) y firmada por seis legisladores del espacio Cambiemos: Hernán Berisso, Martín Nicolás Medina, Marcelo Germán Wechsler, Lucas Ciriaco Incicco y Pablo Miguel Ansaloni.
Estamos hablando de quienes de manera profesional o como ‘amateur’ practican habitualmente juegos como FIFA, League of Legends, Fighting Games (Street Fighter, King of Fighter, Tekken 7), Counter Strike, entre otros.
La propuesta es clara y contundente: crear una regulación para los deportes electrónicos en la República Argentina, en el seno del Sistema Nacional del Deporte (integrado en la ley N°20.655).

Vidal Scasso03
César André Vidal Scasso, presidente de ADEEMA. Fotos:
ADEEMA (Asociación de Deportes Electrónicos y Electromecánicos Argentina).

Controversias en el camino

El texto presentado el pasado 13 de abril postula que los deportes electrónicos son “aquellos videojuegos pertenecientes a los géneros de estrategia en tiempo real; juegos de cartas coleccionables y los juegos de plataforma deportiva”. Esto deja de lado los videojuegos violentos y todo aquello que produzca imágenes de furia, agresión o crueldad, cuyas categorías serán especificadas vía reglamentación, según consta en su artículo 3°.

En esa misma línea, el artículo 4° estipula que “el género de videojuegos de disparos en primera persona, donde el jugador observa el mundo desde la perspectiva del personaje protagonista”, tampoco serán comprendidos en esta denominación.

Estos dos apartados generaron controversias entre aquellos que llevan adelante estas prácticas, así como también en las distintas asociaciones que los nuclean.

El texto presentado el pasado 13 de abril postula que los deportes electrónicos son “aquellos videojuegos pertenecientes a los géneros de estrategia en tiempo real; juegos de cartas coleccionables y los juegos de plataforma deportiva”.

Al respecto, la Asociación de Deportes Electrónicos y Electromecánicos Argentina (Adeema) calificó a esta decisión como “perjudicial y no inclusiva”. “Las categorías más importantes de deportes electrónicos: MOBA (Multiplayer Online Battle Arena), FPS (First-Person Shooter) y los juegos de pelea, géneros que precisamente impulsaron a los Deportes Electrónicos a convertirse en lo que son hoy”, sostuvo César André Vidal Scasso, presidente de la organización, en declaraciones a La Nueva Mañana.

Por otro lado, el referente de Adeema indicó que “siguiendo la lógica detrás de este enunciado, cualquier videojuego es violento, incluyendo los géneros comprendidos en el artículo citado”. “A título ilustrativo, los juegos de cartas coleccionables normalmente tienen como objetivo llevar la vida del rival a 0 y dentro de los juegos deportivos se puede tener también un comportamiento agresivo, ya que puede lesionarse a otros jugadores, como en la vida real”, explicó.

Deportes Electrónicos - Fuente ADEEMA00001
La propuesta es clara y contundente: crear una regulación para los deportes electrónicos en la República Argentina, en el seno del Sistema Nacional del Deporte (integrado en la ley N°20.655).

Asimismo, Vidal Scasso manifestó que “los FPS constituyen un género que ha sido desde siempre uno de los pilares fundamentales de los e-Sports, y añadió: “Argentina se desempeña muy bien en esta disciplina. Sin ir más lejos, la Selección Argentina de Counter Strike obtuvo el segundo lugar a nivel mundial en The World Championship 2016 (TWC 2016)”.

Ante este planeo, se convocó a una serie de encuentros con los diputados firmantes con el objetivo de contemplar a todos los actores del área y favorecer su participación en el debate. “Todos los miembros de esta gran comunidad continuaremos reuniéndonos para terminar de delinear una normativa clara, representativa e inclusiva, que resulte productiva a la hora de ser discutida en las comisiones de Deportes, Comunicaciones e Informática, y Presupuesto y Hacienda”, subrayó.

Los nuevos paradigmas tocan las puertas de la política

Para Adeema, la sanción del proyecto a nivel nacional significaría no sólo un giro de 180° en la manera de concebir los deportes profesionales a nivel nacional, sino también un cambio en la cosmovisión de la sociedad.
“Seríamos el primer país en Latinoamérica con una ley de esta envergadura, a la par de Brasil que también avanza desde 2017 con una iniciativa similar”, destacó el presidente de la Asociación.

Entre los argumentos del escrito que se presentó ante Diputados, se resalta el caso de Corea del Sur que en 2000 creó a nivel gubernamental la Asociación Coreana de Deportes Electrónicos. A esto se suma el hecho de que los servicios de inmigración de países como Estados Unidos, Japón y Filipinas, entre otros, brindan visas y diversas licencias para quienes se desenvuelvan en tales ámbitos deportivos, reconociendo a los atletas cibernéticos como profesionales y a la industria como un trabajo.

“Seríamos el primer país en Latinoamérica con una ley de esta envergadura, a la par de Brasil que también avanza desde 2017 con una iniciativa similar”, destacó el presidente de la Asociación.

Por otra parte, el Comité Olímpico Internacional (COI) expresó el año pasado que los e-Sports están mostrando un fuerte crecimiento, especialmente dentro de la demografía juvenil en diferentes países, y pueden proporcionar una plataforma para el compromiso con el Movimiento Olímpico. En China, los Juegos Asiáticos del 2022 los incluirán en el programa competitivo.

“Debemos comprender que se trata de un cambio cultural a nivel internacional que apunta a fortalecer una práctica deportiva a través de la cual ciudadanos de todas las edades podrán desarrollar aspectos físicos, psíquicos, sociales; y obtener beneficios económicos y laborales”, completó.

Este proyecto aún se debe un claro debate en el seno de la ciudadanía para tomar la fuerza necesaria que requiere ante el Congreso. Sin embargo, de ser sancionada permitiría consolidar la industria semiprofesional y profesional de estas disciplinas que abriría paso a propuestas aún poco legitimadas en la región.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"