Preludio del fin del Fuero Anticorrucpión

Política 07/05/2018 Por
Oficialistas y opositores debatirán su derogación en una sesión especial que dejará costos políticos. De la Sota y Schiaretti dan los pasos para contener los efectos políticos colaterales.
mestre-delasota-schiaretti

chapa_ed_impresa_01

Por: Gastón Gracia Daponte - [email protected]

En la intención del gobernador Juan Schiaretti de anunciar el fin del Fuero Anticorrupción subyace en silencio las constantes fricciones y diferencias que mantiene con su socio político José Manuel de la Sota. El Fuero creado en 2003 es un el ring al que están subidos los dos dirigentes del peronismo junto a todo el arco opositor.

De la Sota no habla, pero sus espadas legislativas reflejaron en su momento el malestar ante esta la decisión que lo dejó expuesto ante un puñado de causas escondidas que casi terminan con la imputación del ex fiscal anticorrupción, Gustavo Hidalgo, no solo porque elimina uno de sus caballitos políticos de batalla, sino porque expuso impunidad en causas de corrupción durante su gobierno.

“Opción superadora” y coincidencias inesperadas

La dicotomía del Partido Justicialista (PJ) a nivel nacional entre ponerle un freno a las políticas de Mauricio Macri u otorgarle todas las herramientas para que ejecute su plan de gobierno tuvo un nuevo capítulo con la liga de gobernadores del Peronismo Federal en la provincia de Córdoba, con un De la Sota que se mantuvo al margen. Un dirigente cercano al primer mandatario provincial calificó la movida como una “evolución” del peronismo para ofrecerle a la sociedad una opción electoral capaz de superar al PRO y al propio PJ.

No resulta extraño que los intereses políticos del actual intendente de la ciudad, Ramón Mestre, coincidan con los del exgobernador de la provincia. Así, mientras Schiaretti fortalece la Liga de Gobernadores y el Peronismo Federal, el titular del Palacio 6 de Julio arremete con una disputa por fondos coparticipables que le llegan a la Provincia como consecuencia de la firma del Consenso Fiscal.

“Yo creo que no lo entienden a Macri, no lo quieren escuchar porque esto lo impulsó el Presidente. Esa parte del Consenso (Fiscal) no fui yo a escribirla, la escribieron en el Gobierno Nacional, parece que nosotros nos hubiéramos empecinado en querer desfinanciarlos a ellos, no los entiendo”, manifestó días atrás a La Nueva Mañana el ministro de Finanzas de la provincia de Córdoba, Osvaldo Giordano, entre molesto y desorientado por el reclamo del intendente de la capital.

“Vamos en carroza”

Giordano no hace otra cosa que evidenciar una disputa política-electoral. Tiempo atrás Mestre buscaba en la política lo que no conseguía en la gestión. Oxigenado por el Gobierno nacional la ecuación cambió y desde ambos lugares el intendente corre hacia su candidatura a gobernador para 2019. Ese constante posicionamiento produce la alquimia política; si el mejor candidato de Macri en Córdoba es Schiaretti; para De la Sota y sus aspiraciones presidenciales, el mejor candidato es Mestre.

“Vamos en carroza”, señaló al respecto un dirigente del riñón mestrista respecto a este escenario, un deja vù de lo que sucedió en el centenario partido entre Angeloz y Mestre. Luego de la disputa política entre ambos, Mestre terminó sentado en la gobernación de Córdoba, después de una crisis económica asfixiante en la Provincia que esperaba fondos nacionales que nunca llegarían desde el Ministerio de Economía a cargo de Domingo Cavallo. La historia terminó con lo que se conoció como el pacto de las tres M. (Carlos) Menem presidente, (Ramón) Mestre gobernador y (Rubén) Martí intendente. Y así fue. Angeloz, el único dirigente que podría haberle arrebatado la Presidencia de la Nación al riojano que buscaría su reelección, quedó sepultado políticamente en medio de un escándalo de corrupción.

Un Schiaretti “desconcertante”

Pero cuatro años más tarde, la Unión del Centro Democrático, (Ucedé), un partido aliado históricamente al radicalismo de la mano de Angeloz, llevó sus votos a Unión por Córdoba. Mestre perdió la gobernación y el radicalismo también perdió la Capital.

¿Por qué Mestre lo enfrentó a Angeloz? “Porque no tenía tiempo para esperarlo, quería ser él”, cuenta una espada mestrista y agrega: “Con Schiaretti pasa lo mismo, no tiene tiempo de esperarlo (por De la Sota), ahora quiere ser él”. Es lógico para un dirigente que estuvo siempre bajo el paraguas político del exgobernador y que ahora aspira a encabezar el proceso de la “evolución” del peronismo.

Ese proceso, por momentos, es desconcertante. Los diputados nacionales que le responden al gobernador votan un dictamen para tratar el proyecto que impide más subas de tarifas y a los días el gobernador se pronuncia en favor del Gobierno nacional, luego de haber encabezado el encuentro con los principales referentes del Peronismo Federal. Por eso habrá que esperar cambios en ese dictamen a comienzos de semana por parte de los legisladores que responden a esta parte del peronismo.

Un Fuero que quema en las manos oficialistas

En este marco es que 28 legisladores opositores en Córdoba juntaron las firmas para la realización de una sesión especial con el fin de pedir la derogación del Fuero Anticorrupción que se desarrollará el próximo miércoles en la Unicameral, antes de la sesión ordinaria.

Schiaretti anunció a comienzos de año, a través de distintos voceros, que la intención del gobierno era derogar el Fuero Anticorrupción que forma parte del Fuero Penal Económico. Si bien es cierto que es una piedra en el zapato del primer mandatario provincial que le provoca molestias en su carrera hacia su reelección, también es un puñal político hacia De la Sota, impulsor y creador de este estamento judicial cuando Schiaretti estaba al frente de la vicegobernación en 2003.

Desconcertante. Los diputados nacionales que le responden a Schiaretti votan un dictamen para tratar el proyecto que impide más subas de tarifas y a los días el gobernador se pronuncia en favor del Gobierno nacional.

El presidente provisorio de la Unicameral, a cargo de la Vicegobernación, citó la semana pasada, a través de un decreto a sesión especial para el miércoles 9 de mayo de 2018, que dará comienzo inmediatamente de finalizada la sesión ordinaria prevista para esa misma fecha, y en la que se debatirán los siguientes proyectos relativos al Fuero Penal Económico Anticorrupción de los legisladores de casi todo el arco opositor.

Hubo conversaciones entre legisladores oficialistas y opositores. El camino que se seguiría para borrar la estructura judicial dedicada a perseguir los delitos de corrupción se encaminarán a mantener el Fuero Penal Económico derogando la competencia anticorrupción a partir del 1 de enero de 2019. Políticamente el gobierno de Córdoba comenzaría el año electoral casi sin escollos.

Las causas pendientes a esa fecha quedarían en ese fuero para su resolución, mientras que los delitos de corrupción pasarán a ser investigados por los fiscales de la provincia de Córdoba por turno y por sorteo. Como en los juegos de mesa, cae en el casillero de volver a empezar después de quince años de existencia y mediocres e irritantes resultados.

Una sesión especial

“A pesar de la presentación de pruebas objetivas y en muchos casos irrefutables, la estructura del Poder Judicial en Córdoba parece incapaz e inepta para combatir la corrupción y aplicar correctamente las prescripciones del derecho penal vigente en nuestro país. La connivencia entre distintas esferas de poder puede significar una herida mortal para el sostenimiento de una república. En los últimos años hemos sido testigos del deterioro vertiginoso y permanente de la calidad de las instituciones de nuestra Córdoba”, sostuvieron los legisladores opositores como argumento en el pedido de la sesión especial.

Concretamente se tratarán cuatro proyectos de ley referidos a la derogación y/o modificación de artículos de la ley 8835 “Carta del Ciudadano”, particularmente el capítulo dos del título segundo donde trata la creación del fuero en lo penal económico y anticorrupción.

Aunque el presidente de bloque de Unión por Córdoba, Carlos Gutiérrez, había manifestado respecto de la requisitoria de los legisladores opositores, “nosotros somos serios, no tenemos reacciones como las que tiene ahora el radicalismo producto de la coyuntura que se está viviendo donde pretende dar un golpe de efecto cuando no tiene argumentos suficientes para hablar en serio de lo que se está discutiendo”. De todas formas y pese al desarrollo de la sesión especial, la voluntad del oficialismo es modificar este fuero pero en el marco de la discusión de la reforma judicial que impulsó el gobernador Juan Schiaretti, que está en tratamiento en las respectivas comisiones de la Unicameral responsabilizando a la oposición de intentar dar un golpe de efecto con un tema que ya está previsto abordar en el poder legislativo.

28 legisladores opositores en Córdoba juntaron las firmas para la realización de una sesión especial con el fin de pedir la derogación del Fuero Anticorrupción que se desarrollará el próximo miércoles.

“Nosotros vamos a seguir respecto del Fuero Anticorrupción lo que henos dicho, hemos mandado todo un conjunto de proyectos de ley tendientes a modificar el código en sus aspectos de mediación, en lo laboral y también en lo penal y cuando llegue el momento de discutir cómo hemos estado discutiendo la mediación y lleguemos al tema que corresponda, ahí en ese marco es que analizaremos la situación del Fuero Anticorrupción, pero en su momento, no como una estrella en el firmamento que lo que pretende es sacarle ventaja política, lo vamos a tratar en el marco que corresponde, de la seriedad que da tratar este tema en el marco de las modificaciones del Código Penal”, finalizó Gutiérrez.

Como el oficialismo encuentra un planteo político, darán una respuesta de la misma índole, teniendo como uno de los argumentos centrales el papel que desempeña el Tribunal de Cuentas de la Provincia, como organismo autárquico e integrado por miembros de la oposición que interviene previamente en los gastos en los que incurren todos los estamentos de gobierno, contrario a lo que sucede a nivel nacional donde la Auditoria General de la Nación, controla las erogaciones al término de la gestión cuando todo ya se ha realizado.

Después del anuncio del gobierno de su intención de derogar el Fuero Anticorrupción, se desató un vendaval político, entre el primer mandatario provincial y su antecesor. Hoy las cosas van más lentas y se está elaborando las formas y los modos del fin una de las cortes del poder. Hay que contener los daños colaterales para unos y otros. Pese a las posiciones políticas locales encontradas dentro del peronismo, los vaivenes del gobernador Schiaretti con el presidente Mauricio Macri, con el Peronismo Federal y con De la Sota, el miércoles será el preludio del fin de un fuero rutilante pero desheredado del principio de justicia.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar