Récord solidario: se agotó el Calendario 2017 de La Luciérnaga

Sociedad 28/12/2016 Por
Ilustrado con 12 obras del artista cordobés Jorge Cuello e impreso por Centro Gráfica, el calendario solidario 2017 fue vendido en su totalidad por los canillitas que forman parte de la Fundación.
Ver galería cuello
1 / 2 - Agustín Tosco, La Gioconda y la virgen María, son algunos de los protagonistas del calendario ilustrado por Jorge Cuello para La Luciérnaga.

En una iniciativa que batió récord de ventas y solidaridad, La Luciérnaga agotó las ediciones del Calendario 2017 ilustrado por el artista cordobés Jorge Cuello e impreso por Centro Gráfica, quien destinó todo lo recaudado a la Fundación.

Así es como los dos mil ejemplares del calendario con obras del pintor y dibujante, reconocido por su compromiso con la Luciérnaga y diferentes organismos de Derechos Humanos, fueron vendidos en su totalidad por los canillitas de “La Luci”.

gioconda

De esta forma, el “Pueblo Luciérnago” pudo ganarse el sustento para pasar una Navidad sin que falte nada en la mesa, y más de 50 jóvenes entregaron calendarios y arte a cambio de $100, de los cuales $60 fueron para la economía de cada grupo familiar.

Al mejor estilo Cuello, los meses del calendario luciérnago se suceden uno tras otro con protagonistas de la historia en actitudes desopilantes. La Gioconda tomando fernet, la virgen María llevando en sus brazos a un pibe con gorra baleado,  Agustín Tosco marchando en el presente, son sólo algunas de las obras del pintor cordobés.

tosco

Las imágenes del calendario fueron de alta calidad, con reproducciones de 40x40 centímetros, lo que posibilita que puedan ser enmarcadas.

Según explicó, Gabriela Borioli, editora de la revista La Luciérnaga, “desde hace mucho tiempo que Centro Gráfica lanza todos los años un calendario ilustrado por distintos artistas cordobeses, pero este 2016 tomaron la decisión, dada la situación de crisis económica, donde el desempleo ha crecido debido a los despidos y los aumentos dificultan la diaria, de destinar dos mil ejemplares para que sean vendidos por los canillitas, quienes accedieron así a una especie de aguinaldo o bono de fin de año”.

Te puede interesar