Horizonte, ejemplo de organización cooperativa

Negocios 17/04/2018 Por
A través de un Sistema de Vivienda Registrado, exclusivamente autofinanciado por sus asociados, la cooperativa ha logrado ganar la confianza de la gente. La Nueva Mañana entrevistó a su presidente, Carlos Moro.
Ver galería Horizonte01
1 / 2 - - Julián Benassi, asesor General y Carlos Moro, presidente de la cooperativa

chapa_ed_impresa_01

Cooperativa Horizonte lleva más de 36 años de actividad, comenzando de cero y basándose en un Sistema de Vivienda Registrado, exclusivamente autofinanciado por sus asociados, creado por el contador Julián Benassi. Durante los primeros cinco años, se logró construir un centenar de
viviendas. En la actualidad ya se adjudicaron más de 12.000 unidades. El presidente de la Horizonte, Carlos Moro, se refiere en diálogo con La Nueva Mañana a la manera de organización ode las cooperativas y a la importancia que tienen para el emprendimiento de diferentes proyectos.

-¿Cuál es el mérito de Cooperativa Horizonte?
Horizonte lleva casi 36 años. Al comienzo, eran años duros con respecto a la confiabilidad que tenía la gente con respecto a las cooperativas. Ese valor, con el paso de los años ha quedado sellado y estampado en Horizonte porque evidentemente la persona que viene acá y coloca su
aporte está confiando en un documento que la cooperativa le da y ese certificado le va a servir para cancelar su casa. El mérito de Horizonte es haber despertado esa confianza, demostrando que realmente cumplimos. Ese siempre ha sido nuestro pilar esencial y nos sentimos respaldados por la ciudadanía.

-¿En qué se diferencia una empresa de una cooperativa?
-Las empresas comerciales buscan el lucro, produciendo o no produciendo, para conseguir que los inversionistas que integran esa sociedad comercial obtengan una ganancia. La cooperativa tiene una finalidad totalmente distinta, es funcional para lograr un objetivo totalmente diferente, autogestionarse en caso de una cooperativa de trabajo. Lo que sí, en una cooperativa debe sostenerse firmemente es la organización, como ocurre también con las empresas, lo cual es fundamental. El modelo cooperativo es muy sano para que pueda aplicarse en algunos emprendimientos u objetivos que el Estado pretenda llevar adelante.

-Y dentro del mundo cooperativo, ¿qué lugar ocupa Horizonte?
-Hoy nosotros consideramos que Cooperativa Horizonte es una gota de agua en el desierto, con respecto a todo lo que se podría hacer aplicando esta modalidad como un sistema nacional de la vivienda. El contador Julián Benassi, un poco el creador de esto, es pensador de que así como
existe un sistema de salud, de educación, debería haber también uno de vivienda que llegue a todos.

-¿Se podría crear un sistema más amplio con el modelo Horizonte?
-Es simplemente una muestra de lo que se puede repotenciar con un plan municipal, provincial y nacional de vivienda, que en nuestro caso es autofinanciado y donde cada asociado que recibe la prestación, la devuelve con sentido solidario para que después otra persona pueda recibir su casa.

-¿Están las condiciones para aplicarlo a nivel gubernamental?
-En la construcción de vivienda operan distintos factores, como son la tierra, la mano de obra y los materiales. El Estado tiene tierra y posiblemente también la mano de obra. Si pudiera lograrse la combinación entre Estado e interesados en forma activa, como lo hacemos a través de este sistema cooperativo, evidentemente rendirían mucho más los fondos estatales. Ese aporte sería interesante para bajar los costos y lograr una mayor dinámica en cantidad de viviendas, que es lo que se busca con este sistema, bajando el déficit habitacional.

-Y abarcaría a un gran grupo de gente beneficiada…
-La gente que no logra acceder a un crédito o que no puede ir a una constructora porque no tiene los fondos para depositar, queda a la deriva y continúa su necesidad de tener una vivienda. Si no la encauzás y le das herramientas, esa gente va a terminar posiblemente construyendo una casa con lo que pueda y en malas condiciones. Con el sistema Horizonte, terminan siendo una especie de “autoconstructores” que organizadamente van logrando el objetivo. Todo se basa en este sistema cooperativo solidario y de ayuda mutua.

Horizonte02

-¿Cuáles son las ventajas de una cooperativa y cuáles los obstáculos que se presentan?
-Muchas veces ocurre que en las cooperativas el asociado no se da cuenta de que también es dueño. La cooperativa en sí misma es una excelente herramienta para desarrollar algún emprendimiento de trabajo, servicios, eléctrico, provisión o vivienda, entre otras, pero hay que saberla manejar y tener vocación para poder dirigir la cooperativa e integrarla. Nadie puede ser indiferente en esta organización donde uno es parte e incluso propone ideas y toma decisiones. Se convierte en algo de suma importancia para el desarrollo de cualquier emprendimiento que se quiera llevar adelante.

-¿Todo nace de un emprendimiento?
-Normalmente, los emprendimientos, incluso los cooperativos, siempre nacen como microemprendimientos que se van nutriendo y de acuerdo al interés que despierte, vas a tener una cooperativa tan grande como Sancor, como lo fue y lo que representa, a pesar de sus problemas en la actualidad. Ha sido tan fuerte, incluso más que algunos municipios por lo que generaba, por sus empleados y por su recaudación.

-¿Cuáles son las claves para lograr una cooperativa exitosa?
-Nosotros hemos tomado un nivel alto de capacitación a la gente, porque por más buena voluntad, si no conocés, no vas a lograr lo que te proponés. Uno no puede ir en detrimento de las cooperativas como si fuera algo más flojo o de menor calidad, entonces la capacitación es muy
importante. Tenés que buscar la excelencia. Además, tenés que tener una meta y aferrarte a eso.

-¿y en cuanto a los dirigentes de una cooperativa?
-También todo radica en la vocación de los dirigentes, que tienen que estar disponibles con la cabeza puesta en el proyecto, no se puede ser dirigente de medio tiempo, ni ir un ratito a preguntar qué se dijo en tal o cual reunión. Te tenés que comprometer y sentir pertenencia, si no
no le podés exigir nada al asociado. El dirigente debe reflejar el ejemplo para el resto.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"