Jueza ratificó despido de repartidores que insultaron a una mujer

País 06/04/2018 Por
La jueza del Chaco, Patricia Bustos, entendió que la víctima decía la verdad, aún sin pruebas, sobre los dichos que dos trabajadores le profirieron en la calle.
acoso callejero
Los repartidos de la empresa Terada Hermanos insultaron a la mujer en la calle. - Foto: archivo

En un hecho inédito, la jueza laboral del Chaco, Patricia Bustos, justificó los despidos de dos empleados de la firma Terada Hermanos SRL, por insultar a una mujer en la vía pública, durante su horario de trabajo.

En diálogo con Cadena 3, la magistrada argumentó: "Entendí probado, conforme a una serie de indicios, que era verdad -lo que denunciaba la víctima-".

Lo polémico del caso es que la jueza resolvió mantener las sanciones sin pruebas concretas ni testigos. "Yo pude colegir de la circunstancia que eso era verdad, que la chica no mentía, porque luego fue ante una escribana y ratificó los dichos. Por eso, no pudo haber mentido", indicó.

Sobre el faltante de pruebas, Bustos enfatizó: "A veces, en la suma de indicios se constituye en una prueba que son concordantes. No tengo la verdad absoluta y seguro -el caso- va a ir a Cámara y será apelado".

Los insultos

El escándalo estalló luego de que la víctima realizara una publicación en su cuenta de Facebook en la que apuntaba contra dos repartidores de la firma Terada Hermanos SRL.

"Estos dos tipos de esta empresa Terada son unos irrespetuosos, maleducados y asquerosos. En su horario de trabajo se dan el lujo de 'alagar' (sic) a las mujeres de la vía pública diciendo cosas como 'Que hermosa que sos puta' 'No sabes lo que te haría' 'Que colita que tenés eh' 'Te invito a dormir conmigo', etc. Realmente son una molestia. Da bronca e impotencia que sean así y que nadie haga nada. Siempre lo mismo no podemos salir a la calle tranquilas por gente como ésta. Hasta dónde vamos a llegar y repito NADIE HACE NADA. Por eso me tomé la molestia de sacarles fotos y subirlas. Por favor difundan. Gracias", reza el posteo de la muchacha.​

Luego de la viralización de la publicación, la empresa decidió despedir a los dos empleados involucrados, argumentando "un serio incumplimiento del deber de probidad, moralidad y buena fe".

"-El hecho- trascendió el ámbito personal, afectando el prestigio y la imagen pública de la firma, situación que no es posible tolerar y mucho menos permanecer al margen en una situación delicada, que podría encuadrarse en un delito (ley 26485)", señaló la firma.

Los trabajadores, por su parte, impulsaron una demanda para que la compañía los indemnice por "despido sin causa".

Nota relacionada:

acoso callejero @DiputadosAR Acoso callejero: no hubo acuerdo y el proyecto de penalización vuelve a comisión

Te puede interesar