Denunciaron a los creadores de Stranger Things por plagio

Un realizador presentó una demanda en Los Angeles y sostiene que le robaron una idea que les comentó a los hermanos Duffer años atrás.
stranger

Los hermanos Matt y Ross Duffer ya tienen casi lista la esperada tercera temporada de Stranger Things pero por estas horas un tema legal los corre del eje de Netflix: el realizador Charlie Kessler presentó una demanda en un juzgado de Los Angeles en la que asegura que los creadores de la famosa serie utilizaron una idea suya de la que hablaron durante el Festival de Cine de Tribeca en 2014.

Según Kessler, Stranger Things está basada en su cortometraje Montauk (2012), que centra la trama en fenómenos paranormales y que se estrenó en el Festival Internacional de cine de Hamptons en 2012. De él les habló a los Duffer, a quienes también les comentó que pretendía hacer una película basada en ese corto titulado The Montauk Project, mismo título que, según Kessler, tenía Stranger Things cuando se presentó a Netflix.

Según han contado desde la misma producción, los Duffer le vendieron a Netflix la idea contando que la serie era "una carta de amor a los clásicos de los ochenta que cautivaron a una generación. La serie se desarrolla en 1980 en Montauk, Long Island, donde un niño desaparece. Mientras los amigos, la familia y la Policía buscan respuestas, se sienten atraídos por un misterio extraordinario que involucra experimentos gubernamentales de alto secreto, fuerzas sobrenaturales aterradoras y una niña muy extraña".

La historia de Kessler también estaba formada por un niño desaparecido, una base militar cercana en la que se realizan experimentos con niños y un monstruo de otra dimensión.

En su demanda, Kessler pide una indemnización y que se destruyan todos los materiales que tengan los Duffer de Stranger Things que estén basados en sus conceptos de Montauk. Según el demandante, las ideas que dio a los Duffer les permitieron tener un éxito masivo en Netflix, con las que hicieron "grandes sumas de dinero".

Tras su estreno en 2016, Stranger Things se convirtió en uno de los grandes éxitos de Netflix. Su segunda temporada se estrenó en otoño de 2017. Para esta próxima tercera temporada los niños actores cobrarán 10 veces más que antes. De esta manera, pasarán de cobrar alrededor de 30 mil dólares por capítulo a entre 200.000 y 250.000 dólares.

En tanto, Millie Bobby Brown (Eleven) tendrá un aumento aún mayor que el de sus compañeros y casi igual al de Winona Ryder, que se llevará 350 mil dólares por episodio.

Fuente: Infonews

Te puede interesar