Mediación deberá abocarse a resolver casi 20 mil causas anuales

Según el Centro de Mediación Judicial los 262 mediadores en la provincia alcanzan para llevar adelante la nueva ley que prevé esta instancia como obligatoria. Cambios en los sorteos.
Ver galería Comision de Asuntos Constituciones I
1 / 4 - Comisión de Asuntos Constituciones - Foto: Prensa Poder Legislativo de Córdoba

Uno de los cinco proyectos de ley que el gobernador Juan Schiaretti presentó para darle mayor celeridad a los procesos judiciales incorpora la mediación como una etapa previa y obligatoria a todo proceso judicial en el fuero Civil y Comercial, incluso antes de promover la demanda. El objetivo del Gobierno es lograr un cambio de paradigma que implique la preferencia por este método en lugar de terminar judicializando el conflicto.

En la reunión conjunta de las Comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Acuerdos, y de Legislación General, que se realizó ayer en la Unicameral estuvieron presentes  Laura Echenique e Ignacio Villada, del Ministerio de Justicia –que participaron en el tratamiento de la reforma de la Ley de Mediación–; Graciela del Valle Peralta de Igarzábal, coordinadora del Centro Judicial de Mediación, y Leonardo González Zamar, vocal de la Cámara Primera de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Córdoba.

Si bien hay consenso entre los distintos bloques de la Unicameral para que la nueva ley comience a aplicarse de manera gradual, el martes las comisiones que se abocan al tratamiento del proyecto del ejecutivo dieron por finalizada las rondas de consulta de los distintos sectores involucrados y presentaron el primer borrador de la ley con los cambios propuestos por los legisladores.

Según datos oficiales brindados por  Graciela del Valle Peralta de Igarzábal, coordinadora del Centro Judicial de Mediación a partir de esta modificación deberían mediar en 18.451 causas, tomando como parámetro los diez meses de trabajo del Poder Judicial habría 1.845 causas por mes; civiles, 1.261; familiares, 626; penales, 8; por día ingresarían 61 causas civiles; familiares, 31; penales, 1; y por mediador por mes, civiles, 8; familiares, 4, que hacen un total de 12.

Proyectando las más de 38 mil causas que ingresaron en el año 2016, 12.110 serían de juicios ordinarios y abreviados; las causas familiares, (según la Ley 10305 quedarían en el mismo estado, o sea, no se aumentarían salvo pequeñas diferencias) ascenderían a las 6.360 causas. Teniendo en cuenta las causa penales, que hoy están entre las 81 y 100 causas penales porque la Reforma del Código Procesal Penal todavía  no habilita que el Centro de Mediación Judicial.

Como la ley prevé el trabajo en co-mediación, como actualmente se está realizando, podría llegar a duplicarse esa suma, esto es debido a las causas que estarían abocados y a las que son invitados a trabajar.  Para abarcar esta demanda y darle mayor velocidad a la posible resolución de los conflictos legales a través de la mediación están matriculados y activos 262 mediadores; 155 mediadores en la ciudad de Córdoba y 107 en todo el interior.

La proyección para la puesta en marcha de la nueva ley es contar con 40 salas, como mínimo, que permitirán recepcionar 320 audiencias por día con lo que estaría cubierta la demanda de las causas a las que deban abocarse permitiendo la absorción de las causas de todos los fueros; además de contar con la posibilidad de recepcionar las segundas y terceras audiencias que se fijen. Según Valle Peralta “La organización interna de empleados y funcionarios del Centro Judicial está preparada para procesar los trámites sin ningún tipo de dilación”.

De acuerdo a las estadísticas que maneja el Centro de Mediación Judicial  en la capital es donde se registra el mayor número de causas mientras que en el el interior de la provincia Río Cuarto y Villa María son las ciudades que tienen una mayor cantidad. En Río Cuarto, que es el centro más grande del interior, ingresan anualmente 373 causas ordinarias y 889 abreviadas, es decir, un total de 1.262 causas al año: causas Familiares, 1.298; Penales, 41. Es decir, que el total de causas que manejaría Río Cuarto en este momento, serían 2.601; 260 por mes: Civiles, 126; Familiares, 129; Penales, 4; por día: Civiles, 6; Familiares, 6; Penales, promediando un total de conflictos por mediador por mes de seis causas: tres Civiles y tres Familiares.

En este momento, la ciudad del sur provincial cuenta con cuatro salas que trabajan hasta las tres y cuatro de la tarde. Valle Peralta adelantó que para cubrir las demandas de mediación en Rio Cuarto se necesitarían por lo menos dos salas más. Villa María se encuentra en una situación similar.

Hay otras sedes que son muy pequeñas y los números son muy pequeños, por ejemplo, Deán Funes, que si bien tiene 2 salas, tiene 130 causas civiles que entran al año entre ordinarias y abreviadas, y todo esto se completa con 344 civiles, es decir, en total son alrededor de 500 causas. Si bien Deán Funes tiene 2 salas solamente -en este momento se está ampliando-, el número de causas es tan bajo que permitiría ponerlo en marcha porque por mediador por mes tendría 7 causas en promedio.

Teniendo en cuenta la cantidad de causas, Valle Peralta de Igarzábal  consideró que “en Córdoba Capital está en condiciones de poner en marcha el sistema en su totalidad, si esta ley se aprueba, y cada uno de los lugares del interior debe ser estudiado, analizado y esto debe hacerse progresivamente, pero teniendo en cuenta las características de cada uno de los lugares”.

Yo creo que la progresividad no tiene que ser solo los abreviados o sólo los ordinarios, sino que hay que ver en cada caso cómo se va a ir implementando hasta alcanzar la plenitud de las causas que irían a mediación; en algunos lugares va a ser más fácil, pero soy partidaria de que cada uno de los lugares, delegaciones o sedes debe ser analizado particularmente, y la progresividad establecida para que se pueda empezar a trabajar en ellos de la manera en que le sea posible absorberlo hasta que esté completada la cantidad de salas y mediadores necesarios, Porque ese es otro tema: nosotros con 155 mediadores estamos pudiendo absorber absolutamente todo, pero hay otras delegaciones que tienen 4 ó 5 mediadores, entonces, la progresividad tiene que ser un estudio muy completo de cantidad de causas y de  mediadores de modo que en ningún lugar quede sin aplicarse la progresividad, de acuerdo a las características del lugar.

Actualmente la mediación prejudicial se realiza en el Centro Judicial de Mediación pero la propuesta del gobierno es que esta instancia se abra a otros centros públicos o privados para resolver los conflictos en una etapa temprana y con bajos costos económicos y funcionales.

El proyecto contempla un sistema de gestión electrónica del proceso de mediación, utilizar las tecnologías de la información y comunicación. Y, para asegurar la celeridad en el proceso, se estipula un plazo máximo de sesenta días hábiles prorrogables por única vez con acuerdo de las partes.

Infraestructura

Con respecto a la infraestructura edilicia, el Centro Judicial de Mediación, actualmente, en Capital, tiene 26 salas habilitadas que trabajan de 8 a 20 horas y esto permite que se puedan recepcionar 208 audiencias si se reducen los tiempos a una hora y media.

Jesús María tiene un centro de mediación porque tiene un edificio nuevo donde sobraban salas que fueron ocupadas para otras cosas pero ante la sanción de la nueva ley de mediación esas salas volverán a ser utilizadas por los mediadores que trabajan en las cuatro sedes de Capital como sucede con la ciudad de Oliva respecto a Villa María.

Como es el sistema actualmente

La mediación judicial es intrajudicial, o sea, entre proceso, lo que implica una demora -que va desde el momento en que se suspenden los términos procesales en el Juzgado hasta que ingresa al Centro Judicial de Mediación- de aproximadamente 40 días hábiles promedio. Esto ha sido tomado de una muestra de causas ingresadas durante 2017.

Ese período de 40 días hábiles, que se produce desde que el juicio no puede continuar  hasta que realmente ingresa para todo el proceso de mediación, es un tiempo larguísimo. Existen casos en que la demora fue de 7 u 8 días, pero hay otros en los que se ha demorado 160 días para ser remitidos. Siendo la mediación previa y obligatoria, y previa incluso a la presentación de la demanda, ese período desaparece con lo que desde el momento de la aplicación de la nueva ley los tiempos se reducen  40 días hábiles a los efectos de comenzar el proceso.

Cambios en el sorteo

De acuerdo al proyecto, la carga de la causa sería realizada por los abogados, por los requirentes, aunque es posible que se hagan en forma conjunta por los requirentes y los requeridos. La Ley prevé que se haga en Mesa de Entradas del Poder Judicial y que estuviera conectado el sistema del Centro Judicial de Mediación, a través del que se tramita absolutamente todo el proceso. Cuando la causa ingresa por las partes, el proyecto de ley establece que el sorteo se hace en Mesa de Entradas.

“Pero quisiera hacer una observación al respecto: por cuestiones prácticas, considero que el sorteo debiera hacerse en el Centro Judicial de Mediación por varias razones. Primero, existe la posibilidad de que los mediadores se excusen o sean recusados y existe en la Ley de Mediación causales de excusación y de recusación que son sobrevinientes al proceso, es decir, vinculado a los principios que rigen al proceso de mediación. Se habla de la confidencialidad, de la neutralidad, entonces, si algún tema de estos surge y la parte tiene la posibilidad de recusarlo, sería una terrible demora tener que volver la cuestión a la Mesa de Entradas para que se realice un nuevo sorteo y que luego vuelva a la continuación.

La propuesta que realizaron desde el Centro de Mediación es que exista un sistema que lo único que tenga que hacer es vincularse a la Mesa de Entradas para ingresar directamente y para ello el sorteo se debe determinar después de hacerse en el Centro Judicial de Mediación lo que implica un importante ahorro de tiempo porque ingresa por Mesa de Entradas, es enviado directamente al Centro Judicial de Mediación, se realiza el sorteo en el momento, se comunica vía correo electrónico y, dentro de los tres días, los mediadores contestan la aceptación al cargo, con quien van a mediar y fijan la primera audiencia.

También existiría una ventana para poder ingresar al sistema para que esa audiencia pueda ser agendada bajo la supervisión del Centro de Mediación y no exista ni superposición de audiencias ni la posibilidad de que audiencias no queden fijadas en el sistema del Centro Judicial de Mediación.

Incluso, Mesa de Entradas atenderá todo lo que entra  al Fuero Civil, que son entre 38 mil y 40 mil causas sumadas a las más de 12 mil que ingresarán para el Centro de Mediación. Entonces, si el personal de Mesa de Entradas tiene que proceder a procesar y realizar el sorteo allí, sí se pueden generar demoras que son absolutamente innecesarias porque el sólo vínculo con el Centro de Mediación puede solucionarlo.

Te puede interesar