El pasado aborigen grabado en un rincón del norte

Turismo 04/04/2018 Por
Desde sus manifestaciones artísticas y culturales hasta los circuitos turísticos que se desarrollan en medio del entorno natural, la localidad de Las Peñas invita a rescatar la historia aborigen de la Córdoba norteña.

chapa_ed_impresa_01

A 100 kilómetros de la ciudad de Córdoba, sobre la Ruta Nacional 9 por el Camino Real del Bajo al Alto Perú, se encuentra la localidad de Las Peñas, distinguida dentro del corredor del norte cordobés por atesorar fielmente el pasado aborigen que la vio nacer. Es que este tranquilo paraje sirvió de asentamiento a una antigua población de Sanavirones que lo llamaron “Guanisacate”, que significa “piedra, peña o peñasco”, término del que surge su nombre actual.

Su mayor riqueza es haber sabido rescatar los vestigios culturales, históricos y hasta arqueológicos del paso indígena, para hacerlos propios y plasmarlos a lo largo y ancho del territorio. El recorrido por Las Peñas comienza en la plaza Leopoldo Lugones, construida en 1929 en el corazón del pueblo en homenaje al reconocido poeta de Villa de María del Río Seco. En su centro se alza el Monumento a Ginamaría Hidalgo, inaugurado el 25 de junio de 2004, cuatro meses después del fallecimiento de la célebre cantante lírica. Allí permanecen las cenizas de quien fue declarada madrina de la Escuela J.F Kennedy, ubicada en diagonal a la Plaza, sobre calle Lidoro Centurión.

Sobre esa arteria también es posible visitar el Museo y Biblioteca Municipal, hoy convertido en Centro Cultural, que reúne obras que son verdaderas reliquias de la zona a lo largo de tres salas.
La primera exhibe algunas de las pertenencias que en vida donó Hidalgo al instituto secundario para realizar una feria americana y que más tarde fueron cedidas al Centro donde se le rinde homenaje. A través de imágenes, se recuerda además el día en que la reconocida intérprete visitó la localidad y ofreció un espectáculo a beneficio de la escuela.
Una segunda sala está reservada a exposiciones de pintura, fotografía y cerámica de artistas locales, en tanto que una tercera le permite al visitante recrear las formas de vida productiva que caracterizaron a los primeros nativos, mediante una muestra arqueológica de cultura sanavirona y huarpe.
De este lugar, uno de los más queridos por los pueblerinos, se destaca un espacio donde habita el recuerdo de los picapedreros que habitaron la zona. La historia cuenta que con los adoquines a los que dieron forma y con los que se pavimentaron las calles de Las Peñas, se construyó el monumento al General José de San Martín que hoy luce la plaza principal de la ciudad de Córdoba.

Otro de los atractivos es la Iglesia San Roque, un templo de estilo italianizante que comenzó a construirse en 1942 y cuya fachada se distingue por presentar una única torre y una campana que perteneció a la Estancia “El Portezuelo”. En el interior sobresalen dos grandes columnas que escoltan al altar.

Cada 16 de agosto, cientos de fieles inundan las calles del pueblo para rendirle homenaje al Santo Patrono en el marco de una festividad que dura siete días e incluye desfile de agrupaciones gauchas, destrezas criollas y la tradicional procesión de San Roque y de la Virgen de Lourdes, muestra del fervor religioso que profesan los vecinos.

La localidad también es atravesada por un ramal clausurado del ferrocarril de cargas General Belgrano. La Estación, edificada entre 1910 y 1912, es un ícono de Las Peñas y el lugar donde funcionan talleres de artesanías.

Si lo que se busca es estar en contacto con la naturaleza nada mejor que dirigirse hasta el Balneario “El Dique”, un espejo de agua que se alimenta de vertientes que nacen de las sierras de Macha distante a cuatro kilómetros de la Ruta Nacional 9.

Desde allí, un camino de tierra decorado por viejos túneles de formaciones rocosas por donde circuló el ferrocarril, conduce hasta la Posta de Macha del Antiguo Camino Real, a 18 kilómetros de Las Peñas. Según los viejos relatos, aquí se preparó el cuerpo militar que aportó Córdoba en la Campaña del Desierto, a cargo de Ruiz Huidobro.

A lo largo del recorrido se puede apreciar la Estancia “El Portezuelo”, una exquisita construcción arquitectónica que data de principios del siglo XIX y un balneario natural que sirve de escenografía para la nutrida flora autóctona del paraje.

DATOS ÚTILES

Cómo llegar
Desde Córdoba por Ruta Nacional 9, se pasa por Jesús María, Villa del Totoral hasta llegar a Las Peñas. Distancia: 100 kilómetros.

Desde la Terminal de Ómnibus. Empresa Fono Bus, servicio regular $134, servicio diferencial $148; se recomienda consultar previamente si los colectivos ingresan o no a la localidad en función del horario. Teléfono: 0810-888-3666.

Alojamiento
Posada de La Fuente. Habitación doble con desayuno $640 por noche; habitación con capacidad para cinco personas $280 por persona, por noche. Departamento para seis o nueve personas $200 por persona, por noche. Teléfono: (03524) 15400587.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"