Pablo Guiñazú, el equilibrio justo

Entrevistas 26/03/2018 Por
El “Cholo” no se obsesiona con el presente de Talleres, protagonista directo en la Superliga, en la previa del duelo con Boca. Participó de una jornada solidaria y habló de su momento, su retiro y de la Selección.
Cholo-Guinazu00004

chapa_ed_impresa_01

Por: Federico Jelic - [email protected]

Quizás la mayor virtud que tiene Pablo Guiñazú (39 años), por encima de su sabiduría en la cancha y su ubicuidad, es aprender el nombre de cada uno de los hinchas o niños que se acercan a pedirle una selfie o una firma. La empatía es directa. Y no lo hace para ganar cartel o pura demagogia para sumar adeptos a su batallón de seguidores que ya de por sí es masivo, porque su simpleza contrasta contra aquellos prejuicios que uno pueda imaginar maliciosamente.

Dentro de la cancha, un líder como pocos. Fuera de la misma, siempre está atento a socorrer y a colaborar con cualquier causa que involucre algún aspecto social. Sin importar camiseta ni color, el “Cholo” dice presente si la causa es noble. Y por eso era imposible que faltara a la cita que involucra a Maribel Oviedo, la niña que lucha junto a su familia por la concientización de trasplantes de órganos, ya que sufre en carne propia las inequidades de una enfermedad tan cruel como la fibrosis quística pulmonar. Su hermana Marisol perdura en el recuerdo por su frescura e inocencia.

“Yo dono, tu donas, el dona” es el lema de la campaña que promueve su padre Ernesto. Son fanáticos de Talleres y eso generó conexión directa con Guiñazú, que se prendió junto a Santiago Silva en el partido solidario de “Fútbol Criollo”, programa que se emite por Showsport a cargo de Omar Verzelini y el “Pato” Raúl Fernández.

“Siempre es bueno venir a dar una mano en estos partidos, más que partidos son eventos sociales y solidarios. Me gusta participar e involucrarme”, empieza diciendo Guiñazú aunque después de cada oración interrumpe la charla para posar para alguna foto de las que tanto le solicitan.

En la cancha, un león, entendiendo el momento y haciendo jugar a los más niños. Los involucra. Les devuelve la pared, se las pide y los asiste. Un guía paternal. “Soy de esas personas que trata de estar en lo que pueda dar una mano, con mi presencia, con algo más si hace falta, pero sobre todo tomando consciencia de la causa, sino, no sirve de mucho que digamos, me interiorizo y eso es una forma de participar activamente”, relata, para después ponerse a desandar impresiones sobre Talleres, la Selección Argentina, su momento y su eventual retiro.

Cholo-Guinazu00007
Es importante concientizar esto de que donar órganos es donar vida, parece un lema armado pero es la realidad. Vale la pena meterse en esto y me siento involucrado. A veces no nos damos cuenta, no lo hacemos de malo si no que la vida nos lleva por delante con las obligaciones, pero es importante llegar a la conciencia de todas las personas”.

- Talleres te dio un impulso fuerte con la llegada a la gente.
- Sí, muy fuerte, me hizo muy rápido parte de la familia y la química fue instantánea. Me había pasado en otros clubes pero nunca como en Talleres y encima cuando uno está terminando su carrera. Me siento muy feliz. Fue todo tan repentino que cuando me detengo a pensar ya estoy dentro de toda esta marea de locura y pasión estoy muy feliz.

- ¿Te pusiste a pensar cuántas fotos o selfies te piden por día?
- (Risas) La verdad no, pero no reniego de eso, al contrario, me pone muy contento. Yo no olvido de donde vine ni cómo me formé. También tengo mis ídolos. Estoy muy agradecido, y a mi manera espero devolver dentro y fuera de la cancha todo este afecto. Talleres es especial, lo que me dan lo quiero multiplicar. Es una forma de retribuir tanto cariño, es impresionante. Y con estos actos es donde uno canaliza el amor y el compromiso, porque con tantas respuestas de la calle, de la tribuna, uno se siente en deuda casi. Más que agradecido por tanto amor y seguiremos luchando.

- ¿Te llama la atención el concepto que hay en el ambiente del club? Y más ahora en el segundo puesto, en zona de Copa Libertadores…
- ¿Sorprender? La verdad no quiero pecar de modestia pero no me sorprende tanto porque estoy dentro del proceso, protagonista directo de lo que sucede en el club. Formo parte del día a día, del gran trabajo institucional, y porque veo los frutos en el proyecto deportivo. Y desde adentro. Es un logro lindo, espectacular, me da orgullo ser parte de este momento de Talleres. Ver al equipo en donde está, ver con ilusión la formación de las divisiones inferiores que suman resultados positivos permanentes. Son el futuro de la institución y están muy bien dotados. No solo en resultados, en formación humana también. Todo esto es un global, un combo que cuando caminan de la mano son poderosos. Y la verdad me da mucho orgullo.

- El estilo de juego de Talleres cosecha elogios partido a partido...
- Y lo mejor es que le somos fieles a esa idea que tiene Frank Kudelka y que trabajamos desde hace un buen rato. Y todos los días buscamos perfeccionarlos. Este equipo tiene variantes, no es un nombre solamente, fijate que Emanuel Reynoso está en Boca, Sebastián Palacios en México (Pachuca) y Jonathan Menéndez en Independiente. Se había ido “Pipe” (Victorio Ramis) a Godoy Cruz, buscando dar un salto personal y al club le quedó un negocio. Y el estilo del equipo se respeta, la línea de juego es la misma. Pero te repito, esto te exige más y más, la vara quedó muy alta, hay que seguir redoblando esfuerzos. Vamos por más.

- ¿Cómo vivís la previa del duelo trascendental ante Boca? Se define el campeonato ahí…
- Eso es algo más para la gente y para los periodistas, entiendo que los hinchas lo vivan de esa manera pero nosotros le bajamos decibeles. Vamos a jugar un partido importante más, que vale tres puntos como todos los otros. Si no hubiésemos ganado todos los partidos anteriores no estaríamos acá tan cerca del puntero ni en estas instancias tan decisivas. Es un partido crucial, no le esquivamos a la responsabilidad, llegamos con chances de pelear hasta el final el campeonato, pero buscamos bajarle el dramatismo que de por sí trae aparejado este partido y jugar en La Bombonera con todo lo que eso significa.

- Por tu trayectoria, ¿cómo canalizás la ansiedad?
- Sin prenderme en el dramatismo ni la presión de la gente y de la prensa. Soy consciente de que es un partido clave para nuestras aspiraciones, pero la receta no va a ser muy distinta a la que venimos aplicando a la hora de jugar. Tenemos que confiar en nosotros. Nos estamos preparando bien, sabiendo que va ser duro, parejo y trabado.

- Aún no tenés fecha de retiro, si vas a jugar las copas o qué. ¿Pensaste algo de tu futuro?
- Yo me concentro a jugar cada fin de semana como si fuera el último partido, no pienso más allá. Me siento bien. No me concentro en mi futuro. Ahora estoy compenetrado en lograr el objetivo con Talleres.

- ¿Se viene el “Cholo” manager? ¿O el DT, el empresario, el representante?
- (Risas) Basta, no pienso más allá del partido con Boca, tenés que creerme, no me meto. Disfruto cada partido como si fuera el último, porque en realidad, puede serlo. Soy feliz esperando el final, viviendo el día a día en este maravilloso club. No pienso en otra cosa, no te miento.

Cholo-Guinazu00003
Apoyo a la Selección y a Mascherano

Mientras la Selección argentina busca su rumbo de cara a Rusia 2018, hay mucha gente que lo pide al “Cholo” para la Copa del Mundo.
Él disfruta de esos dichos, sin comprometerse, disfrutando cada oración y cada momento. De todas formas, es palabra autorizada para opinar al respecto, ya que formó parte del ciclo de Alejandro Sabella, en las Eliminatorias Sudamericanas para llegar a Brasil 2014. Incluso jugó en Córdoba ante Paraguay, en 2012. Por una cuestión de posición, la consulta fue en relación a Javier Mascherano. Uno de los pilares del mundial pasado hoy se encuentra un poco relegado, incluso jugando en una función más defensiva por momentos. Pero Guiñazú lo respalda fuerte. “Ustedes no saben lo que es Mascherano en cada entrenamiento, en el vestuario. Practica con el 300 por ciento en cada jugada. Es un profesional tremendo, un monstruo, un guía dentro de la cancha, un verdadero líder. Lo tuve de compañero en muchos partidos, no puede faltar nunca. Pero yo no opino ni me meto en decisiones técnicas ni nada. Solo hablo de cómo es él como jugador”.

- Tuvo que irse a China para tener continuidad y hoy para Sampaoli no es titular asegurado…
- En la Selección argentina el único titular indiscutido es Lionel Messi. Si Mascherano sintió la necesidad de buscar minutos de juego y continuidad en otro fútbol, por algo será. Se adaptó a la rotación, en otros roles, es un tremendo jugador. Y no te olvides que fue titular y muy destacado en el Barcelona de Guardiola, uno de los mejores equipos de la historia.

- ¿Le tenés fe al equipo en Rusia?
- ¡Cómo no le voy a tener fe! Tenemos un equipo excelente, está el mejor del mundo con nuestra camiseta, y somos dueños de una pasión y un talento prodigioso. Será cuestión de acomodarnos y potenciar todo esto.

- Hay periodistas e hinchas que te piden para la Selección, ¿te ilusionás con volver?
- (Risas) No me meto. Yo disfruto el momento, de todo lo que se dice, disfruto al entrar a la cancha a jugar. Es mi forma de agradecer a los elogios que me dan.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar