Los cánticos de la vergüenza

Opinión 01/03/2018 Por
“El racismo, la xenofobia y la homofobia son ideas que en otros ámbitos es muy difícil que se expresen, pero que encuentran su espacio en los estadios. Es una situación muy preocupante”, lamentó el historiador Ramón Usall.
cancha

chapa_ed_impresa_01

Por: Marcos Villalobo - [email protected]

La fiesta de las tribunas en el fútbol argentino son de las más aplaudidas en todo el planeta. Turistas de todo el mundo llegan a la Argentina y como una de sus principales destinos es ir a visitar los estadios y no por su juego, precisamente, sino por lo que sucede en las tribunas. Ese “folklore” tan alabado despierta interés.

Sin embargo, hay una mancha que no sale. Y va más allá de las barras bravas. El fútbol evoluciona, supuestamente, en todos sus sentidos, pero hay cánticos en esas aplaudidas tribunas que atrasan. Y muuucho.

“El racismo, la xenofobia y la homofobia son ideas que en otros ámbitos es muy difícil que se expresen porque contravienen los principios fundamentales de los derechos humanos, pero que encuentran su espacio en los estadios. Es una situación muy preocupante”, lamentó el historiador Ramón Usall.

Ah, entonces no es sólo patrimonio de los argentinos. Es global. No importa, que no sirva de “consuelo para tontos”. Es un problema que hay en todas partes del mundo. Y Argentina, tristemente, no es la excepción.

Todos los domingos (los viernes, sábados, lunes o cualquier día que hay partido) es habitual escuchar cánticos que insultan a hermanos latinoamericanos, a homosexuales, al “diferente”. Cánticos e insultos que no sólo están en la popular. No, los plateístas suelen ser a veces, incluso, más hirientes.
Falta educación.

El fútbol que es más que “22 tipos corriendo detrás de una pelota” ha dado en muchos momentos grandes lecciones. Esta sería una gran oportunidad. La educación antirracista, la educación anti-misoginia, la educación anti-homofobia, tiene que ser una realidad. ¡Qué bueno sería que los futbolistas profesionales en Argentina se comprometieran en estas causas! (Que todos nos comprometiéramos).

El fútbol puede ser un gran espacio para luchar por el respeto de todos... y que esos cánticos (que todos conocemos) sean dentro de un tiempo un lamentable recuerdo.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los lunes en tu kiosco ]


Te puede interesar

Te puede interesar

data-matched-content-ui-type="image_card_sidebyside" data-matched-content-rows-num="4" data-matched-content-columns-num="1"