El futbolista de 50 años que se resiste a colgar los botines

Pequeños relatos 16/02/2018 Por
El 26 de febrero Miura cumplirá 51 años y acaba de renovar contrato con el Yokohama. Recibió el Premio Guinness al jugador de más edad en marcar en una liga profesional.
Kazuyoshi Miura 1

Es toda una leyenda del fútbol japonés. Y no es para menos. Kazuyoshi Miura está a pocos días de celebrar los 51 años y será el futbolista activo de mayor edad en el mundo.

‘Rey Kazu’, como se lo conoce en el fútbol nipón, recientemente renovó su contrato por un año más con el club que ha prolongado su vida en el fútbol, el Yokohama F. C., de la segunda división de la Liga japonesa.

Esta será entonces su temporada número 33 como jugador profesional a lo largo de una dilatada trayectoria en la cual ha conseguido marcar historia y en la que tal vez su única decepción fue no haber estado en la lista definitiva de la selección de su país para el Mundial de Francia 1998.

Miura, quien ya era el futbolista más longevo del mundo cuando firmó un contrato en 2015, dijo que a pesar de su edad veía la extensión de contrato como una oportunidad para seguir mejorando como profesional. En el momento de la firma, contó: "Con seguridad podría renovar mi contrato otra vez esta temporada".

"Siempre jugaré con la pelota con todas mis fuerzas y espero seguir creciendo como jugador", expresó, quien por estas horas recibió el premio Premio Guinness al jugador de más edad en marcar en una liga profesional.

‘King Kazu’ lleva más de 30 años ganándose la vida dándole patadas al fútbol.

Tan solo 15 años tenía ‘Kazu’ cuando abandonó sus estudios y emprendió el viaje a Brasil para fichar en el Clube Atlético Juventus.

Más tarde pasaría por el Santos, el Matsubara, el Clube de Regatas, el Esporte Clube XV de Novembro de Piracicaba, el Coritiba y de nuevo el Santos antes de regresar a Japón a las filas del Yomiuri (posteriormente denominado Verdy Kawasaki). Tenía entonces 23 años, ya no era un niño, y cuatro más tarde, en plena madurez futbolística, le llegó la gran oportunidad de dar el salto a Europa de la mano del Genoa italiano.

De allí regresó al Verdy Kawasaki, más tarde viviría una segunda aventura en el viejo continente con el Dinamo de Zagreb croata, y posteriormente pasaría por el Kyoto Sanga y el Vissel Kobe en Japón y el Sydney en Australia antes de recalar en el Yokohama FC para hacer que tras trotar por todo el mundo, éste fuese el club de su vida. Cuando llegó al mismo ya había cumplido los 37, pero tenía cuerda para rato, y hoy, 13 años más tarde, por el momento no se plantea la retirada.

Te puede interesar