Nueve jardines maternales denuncian “aprietes” del gremio de Balcedo

Córdoba 08/01/2018
Siete de los reclamos presentados en Río Cuarto ya obtuvieron sentencia y otros dos casos se encuentran judicializados. Marcelo Balcedo permanece detenido en Montevideo, Uruguay, y es investigado por presunto lavado de dinero.
Marcelo Balcedo Soeme
Siete de los reclamos ya obtuvieron sentencia. - Foto: gentileza.

Al menos nueve jardines maternales de la localidad de Río Cuarto denuncian haber sufrido “aprietes” por parte del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), el gremio que conduce Marcelo Balcedo, quien permanece detenido en Montevideo (Uruguay), mientras es investigado por presunto lavado de dinero (ver: Detuvieron en Punta del Este al sindicalista Marcelo Balcedo).

El modus operandi detectado en esa localidad cordobesa es similar al que se aplicó en distintos puntos del país y que se puso en marcha con un mismo objetivo: recaudar fondos de manera ilegal.

Así lo manifestó Lucas Mongi, abogado de los jardines riocuartenses, quien señaló, en declaraciones al diario Puntal, que “todo comenzó en el año 2015, cuando, por medio de cartas documento, el Soeme les reclamó a los propietarios el desembolso de distintas sumas de dinero en concepto de aportes solidarios al sindicado, situación que derivó en juicios debido a que los dueños de los establecimientos se negaron a abonar lo reclamado por el gremio”.

“Representamos a nueve jardines de Río Cuarto, pero tenemos conocimiento de que son muchos más los que recibieron intimaciones que después se transformaron en juicios iniciados por el sindicato en reclamo del cobro de aportes solidarios”, sostuvo el letrado a ese medio.

Asimismo, Mongi resaltó que “los aportes solidarios son los que un gremio puede exigir por el solo hecho de tener empleados que puedan caer bajo la tutela de dicho sindicato. Eso se consigue mediante la suscripción de convenios colectivos. No obstante, el problema de estos casos es que el gremio exigía el cobro de aportes a jardines que no estaban incluidos en los convenios que se firmaron con asociaciones que representan a instituciones privadas”.

“El Soeme es un sindicato que abarca a los niveles inicial, primario y secundario, por lo que no alcanza a los jardines maternales. Asimismo, lo más grave es que el sindicato hacía una determinación de oficio mezclando todo tipo de normas mediante las que estipulaba una cifra a cobrar que iba entre los 36 mil y los 66 mil pesos, dependiendo del jardín. Para hacer dicha determinación de oficio, tomaban como base un acta de una supuesta inspección que nunca realizaron”, resaltó el representante de los jardines maternales.

Te puede interesar