Habló el instructor de parapente: “Atiné a agarrarla pero cayó"

País 04/01/2018
Ariel Salazar hizo declaraciones por primera vez luego del accidente que le costó la vida a Natalia Vargas por errores en las medidas de seguridad. Además, contó cómo fue el encuentro con el padre de la víctima.
parapente Natalia Vargas

En horas en las que se intenta determinar las causas de la caída mortal de Natalia Vargas desde un parapente a 120 metros de altura, faltaba la palabra del instructor que acompañó a la joven durante el vuelo.

Finalmente, Ariel Salazar decidió exponerse y explicó por qué las primeras versiones de lo ocurrido indicaban que la joven había sufrido un ataque de pánico.

En su aclaración, admitió que hubo un error en las medidas de seguridad previas al vuelo: "Estábamos volando y en un momento ella se da cuenta de que no estaba enganchada y comenzó a desesperarse. Yo intenté tranquilizarla, porque pensaba que estaba mal sentada. Cuando traté de ayudarla me di cuenta de que no estaba enganchada. Atiné a agarrarla lo que más pude, pero cayó. Lo que quiero aclarar es que esto no sucedió porque ella haya tenido un ataque de pánico, sino que ella tuvo mucho miedo y se desesperó cuando vio que no estaba enganchada".

En declaraciones a La Gaceta de Tucumán, el instructor también reconoció "un momento de distracción" durante el armado del equipo, minutos antes de volar sobre el cerro San Javier.

En esa instancia, la joven pidió acercarse hacia su amiga alemana para explicarle las instrucciones en ese idioma: "Ese fue un momento de distracción de mi rutina, pero para mí estaba totalmente enganchada. Para mí sí le puse la pernera, no entiendo en qué momento se pudieron haber soltado".

Luego de días en los que Salazar no estuvo en condiciones de dar sus necesarias explicaciones, aseguró que se encuentra "a disposición de la Justicia" y asumirá "las consecuencias" de la investigación en curso: "Yo admito que pudo haber un error humano, una distracción. Estoy consciente y asumo las consecuencias que esto puede traer para mí. Ha sido una fatalidad, pero estuve y estoy a disposición de la Justicia, de hecho ayudé con la búsqueda desde un parapente en el que volé como pasajero el día de la caída. Entiendo que tiene que haber una investigación y asumo las consecuencias".

En las últimas horas, el padre de Natalia Vargas se reunió con el instructor para que le "aclare cómo fue el accidente".

Juan José contó que Salazar le pidió disculpas. "Está afectado psicológicamente. Quería que me diera la tranquilidad de que va a limpiar el nombre de mi hija. No le pedí nada del otro mundo", agregó.

Acerca de ese encuentro, Salazar resaltó que "la charla fue dentro de todo tranquila, una conversación necesaria para ambos" en la que le contó todo lo que recuerda de aquel vuelo fatal.

Finalmente, afirmó que persisten en él "imágenes espantosas en la cabeza", por lo que no está en condiciones de pensar si podrá volver a practicar ese deporte.

La empresa responsabilizó al instructor:

Por su parte, Eduardo Deheza, manager de la empresa de parapente Loma Bola, a quien había contratado la joven que murió al desprenderse del arnés en pleno vuelo, aseguró que "la principal causa del accidente fue la omisión por parte del piloto en el momento de preparar al pasajero".

"La principal causa del accidente fue la omisión, por parte del piloto, debido a una distracción en el momento de preparar al pasajero, de anclar las cintas de seguridad siendo el piloto, en definitiva, el responsable de acuerdo a la lista de chequeo preestablecida", escribió Deheza desde la cuenta de Facebook de Loma Bola Parapente.

En el comunicado Deheza asumió la responsabilidad de "ser quien hizo el contacto con Natalia para realizar el vuelo y habérselo derivado a mi amigo y colega Ariel, siendo esto una práctica de costumbre entre los pilotos, cuando llegan grupos para realizar un vuelo ya que la idea es hacer vuelos simultáneos".

Y respecto a su colega, admitió conocer "su capacidad, su seriedad y su experiencia" aunque "lamentablemente nadie está exento de cometer un error alguna vez. Si bien el sistema del auto chequeo por el propio piloto funcionó correctamente hasta este fatídico suceso, se puede concluir que el error humano se presenta en algún momento".

Con información de Télam

Nota relacionada: 

Natalia Vargas accidente parapente Aseguran que la muerte de la joven que cayó de un parapente fue “homicidio culposo”

Te puede interesar