Atenas volvió a perder y no repunta

San Martín venció a Atenas en un partido que dominó de principio a fin por 80-68. El goleador en el Fortín Rojinegro fue Jeremiah Wood, autor de 16 unidades y 12 rebotes.
atenas san martin
- Gentileza Pickandroll

San Martín se llevó el juego (80-68) luego de una aplastante primera mitad, en la cual sacó 20 puntos de diferencia. Jeremiah Wood fue el goleador con 16 puntos y 12 rebotes para los locales, mientras que en los visitantes, el máximo anotador fue Walter Baxley con 13 tantos.

El partido inició con un San Martín arrollador, construyendo las ofensivas a partir de buenas defensas y corriendo principalmente con Lucas Faggiano (siete puntos) para meter un parcial de 14-4 que obligó a Gustavo Miravet a pedir su primer minuto. Atenas, por su parte, se mostró muy inseguro en ataque (cuatro pérdidas) y en defensa no pudo detener las constantes ráfagas de un equipo local que estaba provocando estragos (20-4).

Con dos minutos por jugar en el cuarto, los cordobeses pararon una doble base (Bruno Lábaque-Franco Baralle) para tratar de controlar un poco los hilos, pero los de Sebastián González propusieron un quinteto alto con suplentes y Federico Aguerre que le dio un salto defensivo a partir de jugadas de atrape y les permitió cerrar el cuarto al frente con autoridad (22-6).

En el arranque del segundo cuarto, los rojinegros siguieron al ritmo de Juan Pablo Cantero (cuatro puntos), que explotó jugando ofensivas de uno contra uno y aprovechando los agujeros que dejaba el equipo de Miravet. En el minuto siete, Atenas se paró en zona (2-3), pero San Martín siguió encontrando puntos y marcó en las siguientes tres ofensivas para sacar otra máxima (35-14).

Durante el desenlace, los cordobeses continuaron moviendo continuamente el banco de suplentes, pero no encontraban poder ofensivo. Mientras tanto, el partido se comenzaba a ensuciar ante la falta de cobros de los árbitros que decidieron dejar jugar (37-18) y Roque Johnson aprovechó el momento para rozarse con los rivales y achicar un poco la brecha, consiguiendo que su equipo maquille el resultado y se vaya perdiendo por una menor diferencia (43-23).

Con San Martín parado en zona (2-3) y con Atenas colocando un quinteto alternativo (dos bases y tres internos) empezó el tercer periodo en el Fortín Rojinegro. A medida que fueron disminuyendo los minutos, Atenas comenzó a afianzarse en ofensiva con Lo Grippo (siete puntos), pero siguió indeleble en defensa y los locales se mantuvieron en jaque (56-37).

Con tres minutos de juego, los locales se quedaron ofensivamente y un buen momento de Walter Baxley, que apareció por primera vez en el partido anotando cuatro puntos, permitió que Atenas se acerqué a 16 en el score y obligó a Sebastián González a pedir tiempo muerto (58-42). Después del minuto, se ensució de nuevo el partido, las pérdidas se hicieron protagonistas y el tercer cuarto finalizó 60-42.

En el arranque del último periodo, Atenas siguió corriendo luego de buenas defensas y se acercó a tan sólo 15 en el marcador (63-48). Pese a que los cordobeses atisbaban desde atrás, San Martín se repuso rápidamente con penetraciones y moviendo bien el balón a partir de la conducción de Juan Pablo Cantero, que repartió dos asistencias consecutivas (68-48). Con tres minutos de juego, los visitantes empezaron a presionar toda la cancha con doblajes, pero los rojinegros sortearon bien las adversidades, cerraron bien el partido y, con el ingreso de los juveniles, se llevaron el sexto triunfo en fila de local para mantener el invicto en el Fortín Rojinegro (80-68).

Te puede interesar