Crean nuevos espacios para el desarrollo de las economías regionales

Córdoba 05/12/2017 Por
El tema se analizó en el II Foro Internacional de Desarrollo Económico Local y fue abordado por más de 40 especialistas en el marco de la XXII Cumbre de Mercociudades 2017 de la semana pasada.
20171130_174146

chapa_ed_impresa_01

En el evento, organizado por Adec (Agencia para el Desarrollo Económico de la Ciudad de Córdoba) con el apoyo de la Municipalidad y el Ministerio de Industria, Comercio y Minería de la Provincia, se trataron los vínculos entre el desarrollo local y las cadenas de valor territoriales.

El crecimiento de las ciudades se torna muy desordenado y Córdoba se está expandiendo mucho, falta una política de planificación, ya que cambió la forma de apropiarse de las grandes urbes, se deben desarrollar planes que se basen en las acciones en materia colaborativa. La superficie urbana tiene un crecimiento a nivel mundial tres veces mayor que la población.

La participación ciudadana tiene un rol fundamental en la planificación de ciudades inteligentes y para los planes a futuro.
Nuestra ciudad se ha estudiado dividiéndola por sectores. Por ejemplo la zona este, dedicada a la actividad frutihortícola, presenta el avance de nuevas viviendas y se puede apreciar un uso especulativo del suelo como capital financiero.
En tanto, la zona norte cuenta con una alta densidad poblacional en contraposición al sector sur. En general, la tasa de crecimiento poblacional no avanza al mismo ritmo que el crecimiento de la urbanización.

Por otra parte, la zona central requiere de intervenciones urgentes, ya que le juega en contra el desarrollo de shoppings, hipermercados y countries. Asimismo, en el ámbito del Foro se presentó el Distrito Abasto, que está dentro del Proyecto de Transformación Urbana como un laboratorio asociado a ordenanzas de parques industriales con estudios de las zonas este y norte, para lo que se tuvo en cuenta el análisis del área central.

Esta puesta en valor es para recuperar el espacio público y que la población vuelva a afincarse en el lugar. Se está en diálogo permanente con Espacio Abasto, donde funciona una incubadora de empresas y se pretende erigir allí el primer Club de Emprendedores y posteriormente trasladar la Dirección de Empleo y Capacitación Laboral de la Municipalidad a estas instalaciones. Para poder concretar este proyecto se convocó a Ceduc (Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos), Cámara de la Construcción, Adec y a los técnicos y propietarios para generar condiciones beneficiosas para la zona.

Las nuevas tendencias

El tema a discutir, entonces, es de lógica, cómo se está haciendo, cuáles son los caminos, qué se continúa y qué no. Este rol de la cooperación está muy vinculado a ayudar a innovar como asimismo los temas de la gobernanza (este término se usa desde la década de 1990 y designa la eficacia, calidad y buena intervención del Estado), muy asociados a la participación.

Hoy se encuentran dos situaciones, como dos mundos. Por un lado, la innovación, y por otro una cantidad de presentaciones que muestran situaciones de pobreza, de exclusión, de no acceso al empleo, de problemas muy serios que están teniendo las sociedades. Aunque parece que ambos no se tocan, pero en cierta medida sí y hay que trabajar a ese nivel.
“Cómo hacemos para que en los territorios quede la mayor parte del excedente económico, no del expropiatorio sino de cómo se transforma en la cadena de valor, en educación, en salud en empleo, en mejores condiciones de vida para los habitantes del territorio, vincular diferentes dimensiones del desarrollo y el apoyo a la construcción de ámbitos de gobernanza”, se preguntaron los panelistas.

Asimismo, están emergiendo en la Región algunas plataformas de nueva generación con un amplio empoderamiento de autoridades de gobierno de los diversos niveles, apoyadas por la cooperación para buscar nuevas formas de trabajar el desarrollo local. Arrancan con un acuerdo que implica una necesaria voluntad política de los actores, nivel donde se trabaja la iniciativa. Y no como ocurría anteriormente donde convivían proyectos de cooperación en el territorio que no se vinculaban con la política y que los actores eran las ONGs, y estas tomaban las decisiones.
Uno de los problemas del desarrollo ha sido no trabajar la dimensión económica, lo que hubiera sido fundamental en la Región. Generar vínculos entre academias, universidades y centros de excelencia, compartiendo información.

Bioeconomía

Los estados deben crear un vínculo de desarrollo sostenible-territorio. Por ello, la bioeconomía es fundamental para la captura de la energía, convertirla en materia prima para producir alimentos, biocombustibles y biomateriales, y de esta manera ahorrar los costos de transacción, promoviendo subsistemas locales de innovación y de producciones integradas.
Haber traído el campo a la ciudad y la radicación en la periferia provoca un acercamiento y favorece a los conglomerados urbanos en cuanto al desarrollo de infraestructura.

“Es bueno que el Estado tenga política territorial, que lleve recursos a los territorios pero con una lógica diferente a la que se está haciendo, para atender los problemas muy serios que estamos teniendo en nuestras sociedades”, sostuvieron.
Por último, los expertos dejaron este concepto: “Como factor crítico, algo tenemos que cambiar. Como sociedad se necesitan dos esfuerzos: un sector estatal ineficiente es un obstáculo para el desarrollo de un país y el Estado que debiera estar apoyando a los más vulnerables, no está presente”.

Paraguay

Desde el Estado se está trabajando activamente en la inserción del país en el mundo, por ello se ha diseñado el programa de integración fronteriza. Llevan dos años estudiando la zona de la Triple Frontera, la cual ha pasado a denominarse Región Trinacional, para ser inclusivos en sus potencialidades y desafíos.

Paraguay tiene frontera con dos estados brasileños: Paraná y de Mato Grosso do Sul en 1.200 kilómetros, aproximadamente. La comunicación que se da entre ambos países es a través del Puente de la Amistad, que une Ciudad del Este con Foz do Iguaçú. Esta actividad genera una dinámica social en el ámbito económico y político. También a través de este paso fronterizo se genera un intercambio de personas y mercaderías que representa la integración de sectores productivos.
Se pueden apreciar dos perfiles de turistas: los de alto poder económico que adquieren productos de marca en los grandes shoppings, y por otro lado, el turista de compra que tiene un bajo nivel adquisitivo pero busca mercadería de calidad.

Los estudios de vinculación e innovación se han realizado en base a tres focos: turismo de compras, de eventos y de gozo y aventura; este último no muy explotado. En base a estos aspectos se promueven los programas de desarrollo local.

cine_nota2 Chapa informativa para construcción páginas de estrenos de cine

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar