Fassi, sin oposición

Deportes 28/11/2017 Por
La era Fassi se encamina con tres años más de mandato con chances a aspirar a una re-reelección. Se encargó de conquistar la sonrisa del socio y de aunar fuerzas de todos los sectores a pura sinergia
fassi1
fassi1

chapa_ed_impresa_01

En apenas tres años el presidente Andrés Fassi, quien acaba de renovar su mandato sin necesidad de elecciones en Talleres hasta 2021, se encargó de no tener oponentes que puedan hacerle sombra. Porque de a poco, estratégicamente, supo ganarse la confianza del socio y también de aquellas estructuras que dudaban de su metodología empresarial. Los temores de que el club se convierta en filial de Pachuca o que sea unidad de negocio (la entidad mexicana fue inversora de la institución de barrio Jardín) fueron sus principales enemigos discursivos pero con la realidad a medias, con claros y oscuros, le alcanzó para convertirse en líder de este nievo proceso, donde el hincha prácticamente firmó un cheque en blanco. Pura confianza.

¿A qué se debe ese respaldo? Quizás porque el hincha apreció los tangibles resultados. Porque ascendió dos categorías. Porque volvió a jugar (y ganar) ante River y Boca. Porque hay más inversiones en inferiores. Porque hay una campaña de marketing especial. Porque volvió al ruedo donde más necesitaba estar. Porque no tiene oposición: superó en los comicios en 2014 a “Talleres es de su gente”, movimiento que no volvió a dar señales de vida política en estos últimos frustrados escrutinios y porque cuando apareció un contendiente (Daniel Quinteros) al final no fue avalada su propuesta ni lista en la Junta Electoral por falta de algunos requisitos legales, aunque ellos mismos se denominaban “no oposición” porque compartían criterios con Fassi. Es decir, a la hora de levantar la mano, casi unánimemente, la aprobación de todos es para Fassi. Quien logró modificar (modernizar) estatuto ante los socios, incluso los disidentes, y sin embargo, no hubo apelaciones de ninguna naturaleza. Y para colmo, su lista fue avalada por Mariano Elizondo, CEO de la Superliga y por el propio Marcelo Tinelli. Nada más por acotar.

La era Fassi se encamina con tres años más de mandato con chances a aspirar a una re-reelección. Se encargó de conquistar la sonrisa del socio y de aunar fuerzas de todos los sectores a pura sinergia (palabra clave de su discurso junto a “tremendamente significativo”) y hoy luce fortalecido. Hay Fassi para rato, pudiendo alcanzar a Amadeo Nuccetelli al término de su gestión, como presidente con mayor continuidad ininterrumpida. Y no es casualidad, guste o no.

cine_nota2 Chapa informativa para construcción páginas de estrenos de cine

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar