Comienzan los alegatos en el juicio por el crimen de Pablo “Paco” García

Policiales 05/10/2017 Por
Tres hombres están imputados: los hermanos Carlos y Julio Malter, y el changarín Gustavo López. La querella pedirá la pena máxima para los tres.
paco garcia
Pablo "Paco" García fue asesinado en agosto de 2015, en un campo de Anisacate. - Foto: gentileza familia García.

Este jueves 5 de octubre comenzará en la Cámara 12 del Crimen de la ciudad de Córdoba, la lectura de los alegatos por el crimen de Pablo "Paco" García, ocurrido el 26 de agosto de 2015, en un campo de Anisacate, a pocos kilómetros de Alta Gracia.

A dos años del asesinato, los jurados populares tendrá enfrente, en el banquillo, a los hermanos Carlos Horacio y Julio César Malter, así como también el “changarín” Gustavo López.

Carlos está imputado por “homicidio doblemente agravado por alevosía y concurso premeditado de dos o más personas” y “agravado por el uso de arma de fuego”. 

Julio César y López están imputados como “partícipes necesarios primarios”. Todos podrían recibir cadena perpetua.

Sin embargo, según adelantó a LA NUEVA MAÑANA el abogado querellante Agustín Cafferata, la situación de López podría pasar de “participación primaria a secundaria”, ya que quebró el pacto de silencio y aportó datos claves que fueron constatados en la reconstrucción virtual. Por todo esto, según Cafferata, “su pena podría ser mucho menor a la recibida por los hermanos Malter”.

El hecho

La reconstrucción virtual realizada por los científicos de la Policía Judicial de Córdoba sobre el homicidio que conmovió al Valle de Paravachasca, dictaminó que "Paco" García fue "ejecutado" de un balazo en la parte posterior de la cabeza durante la noche del 26 de agosto de 2015, en el campo "El Tala”, cercano a Anisacate.

En la quinta audiencia del juicio por la muerte del joven de 35 años, se supo que Paco estaba sentado en la reposera. Que tenía el cuerpo tendido hacia adelante, y que su mano izquierda estaba en alto. No como saludando, sino como si intentara protegerse de algo, de una luz, acaso de un reflector o una linterna potente. En esa postura fue en la que recibió el balazo de una escopeta de los hermanos Malter.

Además del cuerpo de la víctima, la "Sección de desarrollo interdisciplinario” de la Policía Judicial de Córdoba también tuvo en cuenta la escena del crimen y el arma homicida.

En el informe presentado por los peritos, se indica que García estaba en un plano inferior respecto al tirador, ubicado en la misma silla donde fue encontrado, el tirador tenía la culata de la escopeta elevada y estaba por encima de la víctima, con la boca del cañón a dos metros.

En tanto, también indicaron que Paco fue asesinado en la misma silla en que fue encontrado y que nunca se puso de pie. 

Nota relacionada:

_MG_3476 A sangre fría: el juicio por el crimen de “Paco” García llega a su fin

Te puede interesar