Una nena grave tras ser succionada por la bomba de filtro de una pileta

Policiales 12/09/2017
La pequeña de 6 años se encuentra internada en terapia intensiva en el Hospital de Niños de Córdoba, con pronóstico reservado. El hecho ocurrió anoche cuando la niña tomaba sus clases semanales de natación en Club Universitario.
Papas de Zumira
Papas de Zamira, la nena que lucha por su vida en el hospital de Niños. Foto gentileza Leo Guevara. @leoguevara80

Zamira Iñíguez, una nena de 6 años que tomaba sus clases de natación el lunes en el Club Universitario, sufrió un grave accidente cuando fue succionada por la bomba de filtro de la pileta.

Ocurrió cerca de las 20 del lunes y la niña, que fue reanimada en el lugar, se encuentra internada en el Hospital de Niños de Córdoba con pronóstico reservado.

La mamá de la pequeña, Brenda López, relató a Radio Mitre Córdoba, que tanto ella como el papá la acompañaban dos veces por semana a sus clases de natación. En el momento en que ocurrió el accidente, los padres se encontraban en el lugar, así como también sus profesores. ­­­­­­­

“La acompañamos dos veces por semana al Club Universitario, las clases duran una hora. Faltaban pocos minutos para que terminara, y no sabemos si en un descuido ella metió su piecito o si la bomba de filtro la succionó, pero la vimos de repente allí sin poder salir. Me tiré yo y el papá a la pileta y no podíamos liberarle el pie. Junto con los profesores la logramos sacar y un médico que estaba en el club pudo reanimarla”, relató Brenda.

Según explicó, se trata de una pileta baja, “no llega ni al metro”. “No sabemos cuánto tiempo estuvo bajo el agua, porque para nosotros fue una eternidad. La sacaron casi sin vida. Gracias a Dios, un doctor que estaba en el club la reanimó, salió con latidos de corazón. Dios me la devolvió. Ahora está internada, entubada, pero los médicos nos dijeron que ya tomó”, precisó la mamá.

En tanto, Javier, el papá, aseveró que Zamira tiene “pronóstico reservado” y sé que está “aceptando las drogas. Tuvo una leve mejoría y estamos esperando el parte médico, que esperamos que sea favorable”.

Por otro lado, comentó a la emisora radial que las autoridades del Club se han comunicado con los padres y los acompañaron durante la noche en el hospital.

El fiscal Guillermo González comenzó a investigar cómo se sucedieron los hechos ayer en Club Universitario, para determinar si hubo responsabilidades, si fue un accidente o hubo negligencia.

 

Te puede interesar