Zaffaroni sobre Santiago Maldonado: “sospecho que no va a aparecer”

País 11/09/2017 Por
El actual juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos considera que el Gobierno nacional adoptó una actitud “torpe” al “negar enfáticamente el hecho”. “Todo indica que hubo una desaparición forzada”, dijo en diálogo con LA NUEVA MAÑANA.
Zaffaroni
El Juez de la Corte interamericana de DD. HH. Raúl Eugenio Zaffaroni deslizó críticas al Gobierno nacional por el caso Maldonado.

chapa_ed_impresa_01

Por Agostina Parisí

Hace un mes y más de diez días que en Argentina hay un ciudadano desaparecido. Santiago Maldonado sigue siendo el interrogante de sectores políticos, organizaciones y una gran parte de la sociedad que repudia que en plena democracia una persona pueda desaparecer de la faz de la tierra sin dejar rastro.
“No puedo aventurar lo que sucederá, pero el tiempo transcurrido me hace sospechar que no va a aparecer. Ojalá suceda lo contrario”, dice Eugenio Raúl Zaffaroni, actual juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) y ex miembro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. “El tema no se cerrará, creo que va a quedar como una herida sangrante y el oficialismo no podrá sacarse de encima el hecho”, agrega, en diálogo con LA NUEVA MAÑANA.
A los pocos días de la desaparición de Santiago Maldonado, el 1 de agosto en la Pu Lof de Cushamen, Chubut, tras la represión de Gendarmería, organismos internacionales como la Cidh manifestaron su preocupación por el hecho. La tarea del sistema interamericano es analizar las responsabilidades de los estados por las actuaciones de sus funcionarios, más allá de los autores materiales de un delito. “El sistema interamericano está atento y aguarda el esclarecimiento del caso. No corresponde hacer nada más hasta ver qué resultados dicen las investigaciones judiciales”, dice Zaffaroni.
La semana pasada el fiscal federal Federico Delgado resolvió abrir una causa para investigar si de parte del Gobierno de Mauricio Macri hubo un encubrimiento de la desaparición. Para Zaffaroni existió una actitud “torpe” que arroja indicios sobre lo que ocurrió con Santiago.

-El Gobierno nacional dice que no hubo una desaparición forzada, incluso pese al cambio de carátula de la causa. ¿Qué opina al respecto?
-Para investigar un caso como desaparición forzada no es necesario que se pruebe que operaron agentes del Estado, sino que basta con que haya indicios de esa intervención. El cambio de carátula, como se dice periodísticamente, es correcto: se trata del título con que se lleva adelante la investigación judicial. En efecto, indicios sobran y quizás otras pruebas. Si hubo desaparición forzada se verá al final.

¿Qué cree que ocurrió el 1 de agosto en la Pu Lof de Cushamen?
Lo que ocurrió no lo sé, pero todo me indica que hubo una desaparición forzada. Me lleva a pensar esto la actitud oficial de no sólo negar demasiado enfáticamente el hecho, sino hacerlo con una metodología que era habitual en los desgraciados casos de desaparición forzada: inventar lo de Entre Ríos, la sangre del puestero, echarle un cadáver a los chilenos, negar que la víctima se encontraba en el lugar, tratar de averiguar la vida de la víctima, inventar un enemigo “terrorista”, los mapuche y los kurdos, infiltrar provocadores en una manifestación, llevar adelante una razzia inmediatamente después…Todos esos, sabemos, eran los recursos habituales con que se ocultaba groseramente cualquier desaparición forzada. De no haber sido tan torpe (el Gobierno) y sin saber lo que consta en la investigación, no me animaría a arriesgar esta sospecha.
La desaparición de Santiago Maldonado parece producir una grieta en la sociedad, entre quienes marchan para pedir su aparición y quienes sugieren que el tema está “politizado”.
¿Qué es politizar el tema?, ¿acaso se pretende que nadie lo mencione? Si de por medio hay una actitud más que sospechosa de un poder del Estado, ¿no es un tema por esencia político o hay acaso algo que haga el Estado que no sea político? Me pongo por un momento en una posición más reaccionaria: si Carl Schmitt tuviese razón y lo político fuese el poder de inventar al enemigo, creo que basta con la invención de los mapuche-kurdos para demostrar que incluso en este concepto despreciable de lo político, esto es sin duda político.

¿Cómo piensa el tema en perspectiva hacia los próximos meses?
Sospecho que no va a aparecer, pero es solo un pálpito. Es una tristísima pena que era previsible. Este proyecto económico no cierra sin represión, pero aun así no era necesaria semejante intensidad. Para desbaratar una ocupación de gente con palos no era necesario esto, es peligroso. Lo vengo diciendo desde que vi lo que se proponía el oficialismo en el plano económico.
Debemos advertir a nuestros jóvenes, tener cuidado, perfeccionar técnicas de lucha no violenta, no responder agresiones, saber detectar provocadores. Esta falta de técnica policial del oficialismo puede llevarlo a cometer otras aberraciones que cuesten incluso vidas humanas, y sabemos de qué lado se sufren las consecuencias. Calma, orden, organización, no violencia, cuidado de la vida y la integridad física, el valor está en la resistencia y no en los riesgos, los pibes no saben lo que es la represión, nacieron en otra época.

Tapa Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar