La campaña electoral se debate entre Santiago Maldonado y octubre

País 11/09/2017 Por
La actividad proselitista en Buenos Aires con miras a las elecciones legislativas de octubre sigue su curso, sin que la mayoría de los políticos y de la sociedad se haya encolumnado rigurosamente detrás de la causa por desaparición forzada.

chapa_ed_impresa_01

Por Daniel Salazar - Especial La Nueva Mañana - Redacción Buenos Aires

Aunque quedó opacada por la investigación de la desaparición forzosa del ciudadano argentino Santiago Maldonado, la campaña electoral para los comicios legislativos del 22 de octubre en la provincia de Buenos Aires nunca se detuvo desde las Paso del 13 de agosto, pese a que recién el próximo domingo comenzará a regir legalmente el reinicio de las actividades proselitistas.
Como sociedad nos hemos mal acostumbrado a que no se suspendan los partidos de fútbol por la muerte de un hincha. Pero más grave aún es que no se pare una campaña electoral por la desaparición involuntaria de una persona por la cual se investiga al Estado por el encubrimiento de su desaparición. En este sentido, hemos mal incorporado a nuestros modos de vida banales frases monárquicas de una practicidad inusitada “muerto el rey, viva el rey” o el lema del espectáculo “el show debe continuar”.
Un apartado para algún lector desprevenido. En los casos de personas desaparecidas como el de Jorge Julio López, Marita Verón y de otros tantos ciudadanos que ahora se traen a colación del caso Maldonado, hay que destacar que aquellos hechos no ocurrieron por la intervención de un organismo estatal o grupos o individuos que hayan actuado con su apoyo y, por lo tanto, siguen amparados bajo la protección de la ley que otorga el Estado.
Caso contrario y más condenable es el de Santiago Maldonado. En esta circunstancia, tal como ocurrió durante la última dictadura cívico militar, distintos estamentos del Estado como la jefatura de gabinete del Ministerio de Seguridad y una fuerza de seguridad nacional como la Gendarmería están sospechados por encubrimiento de la desaparición forzada de Maldonado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación, para sustraerla de la protección de ley. Cuando el Estado está involucrado ya no queda otra instancia superior en el país para reclamar por su aparición con vida.
Pero regresando a las elecciones, las principales figuras y candidatos del Frente Unidad Ciudadana, de la Alianza Cambiemos y de 1País han continuado, aunque con diferentes posturas sobre el caso Maldonado, caminando las calles de la provincia de Buenos Aires y ofreciendo las bondades de sus propuestas para intentar captar la atención de los votantes que finalmente los consagren para ingresar al Congreso de la Nación.
Varias son las razones por las que hablamos de la elección en territorio bonaerense. Primero por ser el ya consabido principal distrito electoral del país que concentra a casi el cuarenta por ciento del electorado nacional, que renovará 3 senadores, de 24 en ocho provincias, pero donde además intervienen las máximas figuras de la política argentina y 35 bancas de diputados, de 127 que se elegirán en todo el país. También por lo que significará en términos políticos y económicos el resultado que finalmente obtenga la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En tercer lugar porque es el distrito más disputado por la exigua diferencia de 20.324 votos que llevó a Cristina a imponerse ante Esteban Bullrich en la categoría de senadores, lo que hace incierto el resultado de octubre.
En este sentido, existen dos fuentes de votos disponibles que se disputarán Unidad Ciudadana, para capitalizar su triunfo en la Paso y Cambiemos, para consolidar su posición e ir en busca de los votos que le aseguren quedarse con la final. La primera surge de la ampliación del número de votantes con respecto a las Paso y la segunda es modificar la votación de los que votaron a las fuerzas que quedaron excluidas en las generales por no alcanzar el mínimo del 1,5% exigido por la ley y de quienes votaron en blanco o impugnaron su voto.
En la provincia de Buenos Aires se registraron casi 310 mil votos en blanco para la categoría a senador y cerca de 120 mil fueron recurridos e impugnados. Además, otros 300 mil ciudadanos votaron por listas que van a quedar excluidas de las elecciones generales. 

Cambiemos

Pocos días después de las Paso y tras algunas jornadas de descanso en el sur del país, el presidente Mauricio Macri y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, retomaron las actividades proselitistas, juntos o por separado pero todas vinculadas con el distrito más poblado del país y disimuladas bajo el formato de actos de gobierno con anuncios de obras viales, inversiones y asistencia social por montos millonarios.
El jefe de Estado continuará en esta etapa previa al inicio de la campaña y luego hasta octubre con sus visitas al territorio bonaerense, donde se focalizará con uno o dos actos por semana, señalaron a La Nueva Mañana fuentes del comando electoral de la alianza Cambiemos, porque están convencidos de que en el camino a las elecciones generales, se profundizará la polarización con la ex presidenta Cristina Kirchner y esto beneficiará al oficialismo.
En ese plano, desde el oficialismo aseguran que traccionarán votos de Sergio Massa, de los que no votaron en las Primarias y otra parte de votantes de las demás fuerzas antikirchneristas que quedaron afuera de la elección general. Además confían en que terminarán imponiéndose a la ex presidenta en el principal distrito electoral del país.

Mientras tanto, el oficialismo contenido en Cambiemos ya definió que intensificará la campaña el viernes que viene, antes del inicio formal el domingo 17 de septiembre, con un encuentro cumbre en el predio de Parque Norte donde confluirán las principales figuras de los gobiernos nacional, provinciales y de la ciudad de Buenos Aires y miembros del Gabinete nacional, para relanzar a los candidatos a legisladores nacionales de todo el país y así fijar la estrategia a seguir.

Asimismo, en la mañana del próximo sábado los integrantes de la alianza desplegarán en las 23 provincias y en CABA un timbreo de gestión, que repetirán todos los sábados.
Pero desde la semana pasada algo cambió para el Gobierno. Un estudio que encargó de focus group advirtió que la mitad de los encuestados culpan al Gobierno por la desaparición de Santiago Maldonado y que contrariamente a lo que creían el caso ensanchó la grieta. Sólo por esa razón Mauricio Macri giró en su posición después de poco más de un mes de ocurrido el grave hecho y se mostró preocupado porque el kirchnerismo pueda instalarlo como un tema de campaña.

Unidad Ciudadana

Por su parte, Cristina Fernández de Kirchner pudo celebrar su triunfo en las Paso, con un acto en la Ciudad de La Plata en el que reunió a todos los candidatos a diputados y senadores del espacio y a todos los intendentes que la apoyaron, y que funcionó como una suerte de relanzamiento hacia octubre.
En estas semanas previas a la campaña formal, la ex presidenta mantuvo reuniones con grupos de referentes de distintos sectores sociales y visitas a fábricas del gran Buenos Aires acompañada por los intendentes locales, con el propósito de conseguir sufragios entre los que no fueron a votar, algunos desde la izquierda que no superó las primarias, fundamentalmente con su postura sobre el caso Santiago Maldonado y con el objetivo superior de quedarse con los votos de Florencio Randazzo, para intentar vencer a Cambiemos a la hora de elegir senadores y diputados que representarán a la provincia mayor.

En ese sentido algunos pasos ya se han dado. A pesar de que Randazzo reunió a su tropa para evitar deserciones, un intendente clave como el de Hurlingham, Juan Zabaleta, otros del interior provincial y candidatos del espacio Cumplir formalizaron su apoyo a la candidatura de la ex presidenta. Lo mismo está ocurriendo con sectores sindicales que ven a Unidad Ciudadana como la única oposición real al macrismo contra el ajuste y para defender los derechos adquiridos.

Mientras tanto, en la nueva etapa proselitista la ex mandataria apuntará a una campaña de tono más peronista y atada a los intendentes, por eso profundizará la estrategia territorial de visitar más distritos bonaerenses que los recorridos en la previa a las Paso, precisaron a LA NUEVA MAÑANA desde el comando de campaña de Unidad Ciudadana.

1País

Después del golpe que significaron los resultados de agosto, en los que Massa y Stolbizer no alcanzaron los 20 puntos que esperaban, juntaron a su tropa en Tigre para comenzar a definir el camino hacia octubre y para mostrar que el espacio está de pie para defender los votos conseguidos en la Paso. Pero la percepción es que en medio del aumento del clima de polarización kirchnerismo-macrismo, la boleta de Massa-Stolbizer ya no parece competir e ingresó a un estado vegetativo con futuro incierto.
Sin embargo, Massa continúa con los recorridos por la provincia de Buenos Aires mostrándose como alternativa, en busca de mejorar la performance de las primarias

Tapa Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar