Tras la escandalosa renuncia de Palomeque se elegirá intendente en octubre

Política 11/09/2017 Por
Mientras se aguarda que en la Justicia se defina la situación del ex intendente Gustavo Palomeque, los vecinos de la cabecera del departamento Tulumba resolverán quién gobernará la localidad el mismo día de la elección legislativa nacional.
Palomeque

chapa_ed_impresa_01

Por Miguel Ángel Perin

El 22 de octubre, alrededor de 1.800 ciudadanos acudirán a las urnas para no solo elegir diputados nacionales sino también al nuevo intendente de Villa Tulumba.
El cargo para el cual había sido votado en 2015 Gustavo Palomeque está cubierto interinamente por el edil Carlos Palomeque, primo del intendente saliente, debido a que el jefe comunal renunció en los días previos a la realización de una consulta popular para revocar su mandato.
Como el municipio se rige por los términos de la Ley Orgánica Municipal Nº 8.102, al no haberse cumplido la mitad del mandato se debe votar a un nuevo intendente.
Gustavo Palomeque dejó su cargo con fuertes cuestionamientos y varias causas judiciales en las que aparece involucrado por su supuesto accionar irregular en la función pública.

Votado para un cargo que no ejerció

Palomeque fue secretario de Gobierno entre 1999 y 2003, luego fue elegido intendente por tres períodos consecutivos. En 2007, pidió licencia para asumir como funcionario en el Gobierno provincial, desempeñándose al frente del Paicor. En la oportunidad fue reemplazado por Adrián Flores, quien completó el período de gobierno.
En 2015 se impuso nuevamente en la compulsa electoral pero a poco de asumir su cuarto mandato dejó el cargo para desempeñarse como asesor del Ministerio de Gobierno. En este caso la vacante fue cubierta por Carlos Palomeque.

Desde la oposición se motorizó la revocatoria de mandato alegando que no solo había varias causas penales en contra del cuestionado jefe comunal, sino que había abandonado el cargo para el cual había sido elegido violentando la legislación vigente.
También se pusieron reparos al proceso de reemplazo, que se habría producido a través de una maniobra que permitió acceder a la presidencia del Concejo Deliberante a Carlos Palomeque, luego de la renuncia de otros concejales.

El exintendente está involucrado en causas penales por administración fraudulenta calificada, amenazas y lesiones leves.

Causas penales sin resolver

En apretada síntesis, el ex intendente está involucrado en causas penales por administración fraudulenta calificada, amenazas y lesiones leves.
Las acciones judiciales se remontan a los años 2008 y 2011. Las investigaciones realizadas por la Fiscalía de Deán Funes terminaron en la elevación a juicio en 2014.
Específicamente las que afectan a la administración pública se refieren al supuesto cobro de cheques que figuraban anulados en los registros municipales, por alrededor de 20 mil pesos. La otra causa se refiere a la obra de construcción de una hostería municipal, por aproximadamente 400 mil pesos que fueron girados por el Gobierno provincial y no se ejecutaron los trabajos.
Desde la elevación a juicio han pasado casi tres años, que se fueron consumiendo en sucesivos recursos que llevaron los expedientes a la Cámara de Cruz del Eje, que aún no se expidió.

La revocatoria que no fue

“Palomeque fue elegido para ser intendente en tres oportunidades y en dos de ellas asumió un cargo en el Gobierno de la Provincia. Sacaba licencia y así mantenía el cargo, renovándola cada seis meses. Una vez pasados los dos años renunciaba y ya no había tiempo para llamar a elecciones y quedaba el intendente que estaba. Esta vez, cuando quiso hacer lo mismo, hicimos la presentación del pedido de revocatoria”, señaló a LA NUEVA MAÑANA el tribuno de Cuentas por la minoría, Ariel Bustamante.
En esta ocasión la iniciativa de la oposición prosperó, logrando el aval de alrededor del 12 por ciento del padrón. Sin embargo, se fueron sucediendo algunos hechos que amenazaron con trabar el proceso establecido por la legislación vigente, afectando la tarea de la Junta Electoral Municipal que debía conducirlo. Finalmente, quedó ratificada la convocatoria a referendo para la revocatoria y antes de que se produjera esa votación, Palomeque anunció que dejaba el cargo a través de su cuenta en una red social.

Sensación amarga

El plazo para presentación de listas vence en poco menos de dos semanas. El panorama muestra que el intendente interino Carlos Palomeque será el candidato de Unión por Córdoba, en tanto que el concejal Sebastián Peralta será el representante de la alianza Juntos por Tulumba. Cabe la posibilidad de que haya una tercera candidatura, bajo el sello del partido País, pero esto no está confirmado.
La cuestión es que aparece crudamente reflejado el desfase entre los hechos cotidianos y las resoluciones judiciales, además de la utilización del cargo público para “hacer carrera” dejando de lado el compromiso con los vecinos que confían en una persona para ejercer una función de gobierno.
Las denuncias sobre Palomeque datan de casi una década y todavía la Cámara que debe resolver los recursos presentados por la defensa del imputado no destraba la situación, impidiendo saber si es culpable o inocente, y dejando una sensación amarga en relación a la institucionalidad desde la propia estructura del Estado.

Tapa Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar