Blejer: “El Gobierno va en la dirección económica correcta”

País 04/09/2017 Por
Así lo consideró el vicepresidente del Banco Hipotecario y ex presidente del Banco Central de la República Argentina, Mario Blejer, en el diálogo que mantuvo con La Nueva Mañana al ser consultado sobre la marcha de la economía nacional.
blejer2

chapa_ed_impresa_01

Por Daniel Salazar - Especial

Como corolario de las de entrevistas que publicamos anteriormente con dos de las espadas económicas más importantes de la Cámara de Diputados, Luciano Laspina, del PRO y Axel Kicillof, del Frente para la Victoria, con el propósito de reflejar dos visiones contrapuestas sobre la economía del país, La Nueva Mañana consultó al economista cordobés Mario Blejer en la búsqueda de una mirada menos parcial.
Entrevistado en su despacho del quinto piso de la sede central del banco en el que trabaja en plena city porteña y en el cuelga sobre la pared, detrás de su escritorio, un banderín del Club Atlético Talleres que muestra con un dejo de nostalgia, Blejer recordó un consejo de su formador Milton Friedman en la Escuela de Chicago: “Hay que ser equilibrado para ejecutar y exagerado para comunicar”.
Fiel al consejo, Blejer aparece como un economista equilibrado, con tendencia pro mercado, pero también consultado por los gobiernos kirchneristas.

¿Usted cree que es correcto el camino que ha tomado el Gobierno?
No sé si yo hubiera hecho lo mismo, quizás hubiera hecho las cosas de otra manera, pero lo que está haciendo el Gobierno va en la dirección económica correcta, no me queda duda. Preservó las cosas positivas que pudo rescatar del gobierno anterior, por ejemplo, el esfuerzo por cubrir las necesidades de los sectores más desprotegidos y no desmembró, ni tiene la menor intención de desmembrar el sistema de subsidios al mínimo ingreso, pagó la deuda social que había con los jubilados, cosas que ni siquiera estaban en la agenda de esta gente cuando entró al gobierno, pero de todas maneras las hizo. Al mismo tiempo se dedicó a buscar equilibrios que son importantes, mejorar la relación con las provincias, bajar la inflación para que el sistema sea más estable, más predecible, para que no tenga problema con la tasa de cambio, buscar equilibrio en los precios relativos. Por otra parte, el Gobierno está tratando de sentar las bases para el crecimiento. El crecimiento en nuestra era se da como consecuencia de mejoras en la productividad, en la competitividad y en la tecnología, pero para eso necesita inversión nueva, no hay otra forma y eso es lo que el Gobierno está tratando. Lo cierto es que la dirección que ha tomado el Gobierno es la correcta. Es distinto decir todo lo que hace el Gobierno está bien, que la dirección es la correcta.

La dirección que ha tomado el Gobierno es la correcta. Es distinto decir todo lo que hace el Gobierno está bien, que la dirección es la correcta. El Banco Central tiene que hacer el esfuerzo para que haya un exceso de confianza pero para eso hay que bajar la incertidumbre, la variable es la incertidumbre.

Sin embargo, Federico Sturzenegger no ha podido cumplir con las metas de inflación previstas..
Depende de cómo la defina. Está bien, tal vez no la va a poder cumplir en el año calendario, pero tomando el año 2017 la inflación no fue del 17 por cierto que era la meta máxima, va a ser más de 20. Pero si usted mira la inflación de diciembre de este año hasta diciembre del próximo la inflación ya va a estar dentro de las metas fijadas. O sea, se puede haber excedido la meta fijada para atrás pero para adelante yo creo no va a tener problemas.

¿No es excesivo el endeudamiento que tiene el Banco Central en Lebacs para absorber pesos del mercado con el fin de controlar la inflación?
Sí, es deuda del Banco Central, pero es una deuda que en principio los inversores están dispuestos a mantener y si eso se mantiene no tiene impacto monetario. El problema será si los inversores empiezan a vender porque creen que el Banco Central va a convertir la Lebacs en papelitos de colores y la otra razón, como la primera por falta de confianza, por la fuga de capitales. El Banco Central tiene que hacer el esfuerzo para que haya un exceso de confianza pero para eso hay que bajar la incertidumbre, la variable es la incertidumbre.
Pero el riesgo es alto, como dicen algunos economistas tan distintos como Carlos Melconian y Roberto Lavagna: si no se hacen bien las cosas esto se puede desbarrancar.
Yo creo que el Gobierno está haciendo las cosas bien dentro de las limitaciones que tiene. Una de las limitaciones que el Gobierno tiene es que no puede bajar el déficit fiscal rápido sin crear un problema social y político importante. Pero no lo está bajando rápido porque lo está financiando en el extranjero, esto se lo está permitiendo un legado también positivo que dejó el gobierno anterior que el país no estaba altamente endeudado. Pero el problema no es estar endeudado sino que depende para qué se utiliza la deuda, si usted busca deuda para construir infraestructura es correcto

Pero el Gobierno no se está endeudando con ese objetivo…
El Gobierno se está endeudando pero no tan fuertemente. Sí, se está endeudando, pero todavía no es un problema porque son ratios bajos y todavía la utilización de esa deuda tiene un componente bueno. Yo no creo que se puedan resolver todos los problemas endeudándose al infinito pero en la transición considero que fue una buena decisión no cortar el déficit en forma drástica. Mantener un gasto público en el cual se va constantemente mejorando la calidad, que no sé si se está logrando, pero ese es el objetivo y al mismo tiempo, desde el Banco Central se está haciendo una política monetaria restrictiva, aunque la economía crezca menos de lo que tiene su potencial, le va a permitir al Gobierno llegar al equilibrio.

Yo no creo que se puedan resolver todos los problemas endeudándose al infinito pero en la transición considero que fue una buena decisión no cortar el déficit en forma drástica.

La falta de crecimiento real es otro problema para el Gobierno ¿La mejora de algunos indicadores es recuperación o crecimiento?
Yo creo que hay una recuperación económica pero que está llevando a sentar las bases para un crecimiento más legítimo. Porque una parte importante de la recuperación es la inversión. La inversión ha sido más alta de lo que la gente cree, la inversión no solo es abrir una fábrica nueva. Cuando cambió el Gobierno y levantó el cepo, los empresarios no empezaron por la fábrica nueva, empezaron a invertir para mejorar la calidad tecnológica de sus plantas y a repagar los equipos de capital que estaban completamente destruidos.
¿Usted ve que el empresariado tanto local como extranjero está invirtiendo lo que este modelo económico necesita para paliar el tema del endeudamiento y la pobreza?
No, todavía no están haciendo lo que se espera, pero están preparados para hacerlo. La razón por la que todavía no se han ejecutado los proyectos de inversión es por la incertidumbre internacional, por empezar por lo que está pasando en Brasil, es muy importante para Argentina. También los empresarios están esperando el resultado de las elecciones. Por ahora, contestando su pregunta no hay inversión suficiente para sacarnos de esta situación completamente, pero está el potencial y si el sistema político le asegura, le garantiza que el sistema va convergiendo a un buen equilibrio van a aparecer las inversiones. Todavía hay gente que quiere ver cómo esto se consolida y esa es la gente que yo le digo que está esperando para invertir.

¿Qué es lo que espera para este año?
Hay que ver qué pasa en las elecciones porque eso puede influir en las decisiones. El hecho de que Cristina kirchner entre en el Senado no creo que vaya a traer demasiados problemas, pero sí la expectativa de que no se pueda gobernar, que de alguna forma u otra bloqueen el camino de la recuperación, pero eso es algo que hay que evaluarlo una vez que pasen las elecciones. Pero si eso no pasa y la probabilidad es baja de que eso suceda, no será fácil ya descarrilar al Gobierno. Si el Gobierno fuera débil hubiera perdido feo estas elecciones y eso no ha ocurrido; el Gobierno va a tener la chance de implementar sus medidas económicas o va a haber una situación en la cual todos pierden.

Tapa Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más,
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
[Desde junio en todos los kioscos de la capital de Córdoba]


Te puede interesar