Reencuentro con el monte y los saberes de antaño en José de la Quintana

Sociedad 11/10/2019 Por
El noveno Encuentro con los Saberes del Monte y Feria de Semillas propone una jornada comunitaria de intercambio de productos y conocimientos sobre agroecología autogestionada.
Feria quintana
El Espacio Abierto de José de la Quintana, centro cultural y de expresiones artísticas de la zona. - Foto: gentileza

chapa_ed_impresa_01


Especial para La Nueva Mañana

Un encuentro de agroecología autogestionada que recupera saberes de antaño pero no está anclado en el pasado, sino que configura el que quizás sea el modelo del futuro. En un panorama general hegemonizado por la agricultura extractiva -agrotóxicos mediante- y con recurrentes incendios como Espada de Damocles, el Encuentro con los Saberes del Monte y Feria de Semillas se presenta como una oportunidad inmejorable para visibilizar que otro modo de estar en el campo es posible. Y sobre todo, urgente y necesario.

Como en las anteriores, esta edición vestirá de fiesta distintos puntos de José de la Quintana, el centenario poblado rural ubicado en el departamento Santa María, a unos 55 kilómetros de Córdoba. Una localidad sin Estado, en la que sin embargo los vecinos se las ingenian para parir encuentros como este, que simplemente hacen comunidad.

Espacio Abierto, crecimiento comunitario

El escenario principal de la ya clásica movida será el Espacio Abierto de José de la Quintana, un centro cultural que se ha convertido en un faro para las expresiones artísticas de la zona. Por caso, una vez al año se realiza allí un festival internacional de títeres, hay talleres permanentes y ofrece una cantina con variadas propuestas gastronómicas. “Siempre manteniendo en alto los pilares de la amistad y la unión de los pueblos” celebra Natalia Colautti, creadora del espacio. Con ese mismo espíritu, el Noveno Encuentro con los Saberes del Monte y Feria de Semillas logró consolidarse como “un evento regional que aúna experiencias del campo de la cultura, la educación y la agroecología”. “Es un evento comunitario y participativo, que muestra, replica y concientiza sobre saberes y antiguas prácticas, y a la vez es una fiesta del pueblo, una jornada de aprendizaje mutuo en la que se revalorizan las producciones locales y nos concientizamos acerca de la importancia de nuestro monte”, completa la gestora cultural.

Con un cronograma que irá de 9 a 23, la primera actividad este sábado 12 será una forestación en la Escuela de Minería local, impulsada por un vivero de la zona. Luego habrá intercambio de semillas –se recomienda llevarlas rotuladas-, taller de cianotipo -un antiguo procedimiento fotográfico monocromo, que conseguía una copia del original en un color azul de Prusia- y una ronda de hilado, para llegar al mediodía con una radio abierta y un almuerzo musicalizado por Lua King y Enroque.

Inmediatamente después, la siesta traerá actividades para niños, como un taller de telar y creación de bombas de semillas, además del taller teórico-práctico Sembrando bosque, a cargo de la ingeniera forestal Natalia De Luca. También tendrán su espacio la soberanía alimentaria y el cultivo de plantas aromáticas (en modo teórico-práctico) y nuevos talleres de cerámica, telar y pintura.

Pero uno de los platos fuertes de la tarde será el taller de ordenamiento territorial, “un espacio muy importante para nosotros, en el que de modo participativo identificamos problemas y oportunidades en José de la Quintana”, señala Colautti. La propuesta no es menor, en una zona que, al igual que las localidades directamente asentadas sobre el corredor de la autovía 5, ha experimentado en los últimos años un importante crecimiento poblacional, en ocasiones reñido con el cuidado del medio ambiente.

Pablo Rodríguez, comunicador y referente de Radio Tortuga, la emisora comunitaria que acompañará el evento, señala que el Encuentro “es muy interesante, porque es una alternativa al mercado de semilla con patente, permite intercambiar saberes y uno vuelve mucho más nutrido”. “Las actividades alrededor de la feria coinciden fielmente con el espíritu del encuentro y todo eso hace que la movida sea muy genuina del lugar, y es por eso que el Encuentro está muy apropiado por la gente del pueblo”, completa.

Feria de productos agroecológicos, hierbas medicinales, cocina del monte y danza y música al anochecer completan la propuesta, que se cerrará con avistaje del maravilloso cielo serrano, con un telescopio especialmente montado para la ocasión.


El fuego, esa amenaza constante

Mientras en José de la Quintana este encuentro celebra al monte nativo, con todo lo que ello implica en términos de biodiversidad, rige por estas horas un alerta de incendio muy alto y extremo, emitido por la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes del Gobierno Provincial. Septiembre y octubre son meses especialmente críticos, por la llegada de temperaturas elevadas, los fuertes vientos y la ausencia de precipitaciones de consideración. Días atrás, incendios de proporciones azotaron sectores serranos de Salsacate, Villas Ciudad de América, La Cumbre, Mina Clavero y Santa María de Punilla. Aunque los focos se extinguieron, el alerta se renovó en estas últimas horas, por las condiciones meteorológicas actuales y pronosticadas, con viento moderado a regular del sector norte y humedad baja.

Junto al desmonte indiscriminado, este tipo de fenómenos –mayormente causados por el hombre- es el causante de que a Córdoba le quede sólo el tres por ciento del bosque nativo que ostentaba un siglo atrás; sólo en los últimos quince años, se estima que un millón de hectáreas fueron consumidas por el fuego. Un presente penoso, sólo reversible con prevención, conciencia y fundamentalmente educación ambiental.

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar