“Si hay algo de lo que debe defenderse Córdoba es de las políticas de Macri”

Malvina Tosco, candidata a diputada por Córdoba del Frente de Todos, comenzó a militar en el radicalismo popular preocupada por las políticas que implementa el Presidente.
Malvina Tosco © 2019 Javier Imaz_008
Malvina Tosco (Fotos: Javier Imaz / LNM)

chapa_ed_impresa_01

La historia familiar con las persecuciones que vivió su padre cuando ella era niña y los miedos de su madre hicieron que nunca antes aceptara integrar un espacio político, y por eso hoy su nombre no pasa desapercibido en la lista de candidatos a diputados nacionales por Córdoba, del Frente de Todos. Se trata de Malvina Tosco es hija del recordado dirigente sindical y líder del Cordobazo Agustín Tosco.

Malvina asegura además que tampoco encontraba el espacio donde militar. “De niña veía que en mi casa, mi papá se reunía con referentes de distintos partidos, había una pluralidad de pensamientos, con compañeros radicales, como el abogado de mi padre Abel Amaya o Atilio López que fue vicegobernador de Córdoba por el peronismo. Yo crecí en ese ámbito donde todos podían hablar, debatir y discrepar”, recuerda.

Con el correr de los años, ese lugar político que buscaba encontró su lugar en el espacio que lidera Leopoldo Moreau. “Mi militancia hoy transita entre compañeros peronistas y radicales. Es lo que Ricardo Alfonsin y Néstor Kirchner llamaban ´transversalidad´. Siento que somos la muestra que cuando el objetivo es común, no nos puede dividir nada”, asevera en diálogo con La Nueva Mañana.

- ¿Por qué eligió acompañar la lista del Frente de Todos?

- Yo represento en Córdoba el espacio del “radicalismo popular” que lidera el diputado nacional Leopoldo Moreau. Somos un grupo de personas - algunos que fueron autoridades emblemáticas y que después de Gualeguaychú renunciaron a sus cargos-, que entienden a la UCR como un partido nacional y popular. Coincidimos con los ideales históricos del radicalismo y vemos que hoy, estos no acuerdan con la alianza que se ha hecho con el Gobierno de Mauricio Macri. Esta transformación que ha tenido el partido también impulsó que hayan ido varios intendentes radicales de Córdoba a hablar con el candidato a presidente Alberto Fernández a Buenos Aires. Los propios afiliados vienen reclamando que no se puede estar aliado a un gobierno que está en la antítesis de lo que fue la UCR en sus inicios. En Córdoba, el radicalismo representaba los intereses del pueblo, no de corporaciones o grupos financieros internacionales.

- ¿Qué la impulsó a comenzar a trabajar en política recién ahora y no antes?

- Primero porque concuerdo con el pensamiento de Leopoldo Moreau, que hace una línea histórica entre Hipólito Yrigoyen y el general Juan Domingo Perón. Él dice que todo lo que no pudo hacer Yrigoyen en el contexto histórico en el que se vivía, después lo toma Perón y lo lleva a la práctica. Lo mismo hace Néstor Kirchner con Ricardo Alfonsín. Comienza con el juicio a las juntas pero por el poder de las fuerzas militares no pudo continuar y después es Néstor Kirchner él que lo hace trabajando por los derechos humanos. En la adultez comprendí que algunas de las medidas que no tomó Alfonsín en ese momento fueron para preservar la democracia.

Malvina Tosco © 2019 Javier Imaz_038
Mauricio Macri es una persona que nació y fue formado en su educación para manejar empresas. Y tengo en claro que para una empresa, los trabajadores son un gasto, un número. (Foto: Javier Imaz / LNM)

Soy alfonsinista por esa razón, pero hoy acuerdo con el espacio del Frente de Todos que lleva a Alberto Fernández como candidato a presidente junto a Cristina Fernández de Kirchner como vice: sólo con la unidad de todos vamos a poder salir de la debacle económica que nos ha impuesto el gobierno de Mauricio Macri. Hoy el pueblo argentino está una vez más de rodillas ante el Fondo Monetario Internacional. Sobre ese tema, hay escritos de mi padre que datan del año 1962, cuando yo tenía un año, donde decía que Argentina no podía vivir pegada al FMI sino que había que ´cortar cadenas´ con ese grupo financiero internacional. Cuando Néstor Kirchner pagó la deuda internacional sentí que en cierta forma la lucha de mi padre no había sido en vano: uno de sus objetivos se había concretado. Por eso, cuando Mauricio Macri volvió a tomar deuda sentí desazón y mucha impotencia.

- ¿El desafío es entonces convencer a los radicales cordobeses de que no voten a Macri?

- Mauricio Macri es una persona que nació y fue formado en su educación para manejar empresas. Y tengo en claro que para una empresa, los trabajadores son un gasto, un número. Por eso siempre pensé que él no tenía la capacidad de entender que la Patria no era una empresa. Cuando vi que asumiría como Presidente me preocupé mucho y decidí trabajar para que Argentina volviera a un gobierno nacional y popular. Ese es el proyecto que quiero para mi país, uno donde todos estemos incluidos. Yo hoy siento vergüenza de ver personas durmiendo debajo del alero de Radio Nacional. Creo que los cordobeses no somos insensibles, ni podemos ser indiferentes: a este Gobierno tenemos que cambiarlo. Mucha gente antes que nosotros trabajó y dio su vida, entre ellas la de mi viejo, por una Patria mejor. Y la Patria somos nosotros, somos la gente. Quizás sea por esto que una intenta convocar a los radicales nacionales y populares para que recuerden a Amadeo Sabattini: un militante que nació muy humilde, que pudo estudiar y logró ser gobernador de la provincia de Córdoba con esas banderas. Apelo a que no se aten a una cuestión partidista, porque hoy no existe el bipartidismo, sino que hay un bifrentismo: en una vereda estamos los que queremos un gobierno que piense en los intereses del pueblo, y en la otra, los que piensan en la Patria como si fuera una empresa. Son dos modelos totalmente diferentes de país.

- A la luz de la lucha de su padre, ¿siente que hoy en día desde el Gobierno se demoniza a los gremios?

- Creo que es parte de esa mirada empresarial que tiene el gobierno. Los gremios son la herramienta fundamental que tienen los trabajadores para conservar sus derechos y obtener conquistas. Los sindicatos nacen cuando los trabajadores se dan cuenta que cada uno por su lado no tenían poder y que solamente unidos podían equiparar fuerzas. Argentina tiene una cultura sindical histórica. Pero al gobierno empresarial de hoy le molestan los sindicatos y por eso buscan romperlos o desmembrarlos: porque sabe que son los únicos que le van a poder hacer frente al poder de turno.

-¿Coincide con la premisa que Córdoba necesita legisladores que la defiendan en el Congreso?

- Córdoba es una provincia hermosa, rica, productiva, pero también hoy está sufriendo las consecuencias de la política del gobierno de Mauricio Macri. Yo integro la boleta larga porque creo que el camino está junto a Alberto Fernández. El país tras las Paso ha dado una lección al Gobierno nacional de disconformidad y Córdoba no es insensible ni es una isla: si hay algo de qué defenderse, es de las políticas de Macri porque no llevan a otro lugar que no sea el empobrecimiento, y de allí no hay quien se salve.

Malvina Tosco © 2019 Javier Imaz_003
"Siento vergüenza de ver personas durmiendo debajo del alero de Radio Nacional. Creo que los cordobeses no somos insensibles, ni podemos ser indiferentes".



 

 

Edición Impresa

Seguí el desarrollo de esta noticia y otras más 
en la edición impresa de La Nueva Mañana
 
Todos los viernes en tu kiosco ]


Te puede interesar