Grupo Angelelli: "Macri y su proyecto son volver a un pasado trágico"

En un comunicado aseveraron que el desempleo, la indigencia y pobreza, la destrucción de la industria, y devaluación "no son fracasos, son el proyecto".
Angelelli
AngelelliEl grupo sacerdotal Angelelli difundió un fuerte comunicado este martes en el que fija posición ante las elecciones del 27 de octubre - Foto: archivo.

El grupo sacerdotal Angelelli difundió un fuerte comunicado este martes en el que fija posición ante las elecciones del 27 de octubre y asevera que el proyecto de reelección de Mauricio Macri se traduce en "volver a un pasado trágico". 

En el texto, que firma la agrupación que integran entre otros "Quito" Mariani, Nicolás Alessio y Víctor Acha, explica que el proyecto del candidato de Juntos por el Cambio es "el pasado colonial de despojo y depredación de nuestros bienes naturales y culturales", "la restauración de la oligarquía agrícola ganadera ahora también, agroindustrial", y la "restauración del neoliberalismo hijo del capitalismo salvaje".

"Son el gobierno para las minorías privilegiadas a costa del sufrimiento de mayorías despreciadas y cuando sea necesario, desaparecidas o brutalmente reprimidas", expresa el comunicado.

"La brutalidad del desempleo, los escandalosos indicadores de indigencia y pobreza, la destrucción de la industria, el feroz endeudamiento, la cruel devaluación, despreciar la investigación científica, la contaminación ambiental, no son fracasos. Son el proyecto. No fracasaron. Son los responsables", aseveraron en ese documento que se difundió a través de redes sociales.

Este es el texto completo:

Sacerdotes de Córdoba ante las elecciones de Octubre

Volver al pasado.

Macri y su proyecto son el pasado, un pasado trágico.

Son el pasado colonial de despojo y depredación de nuestros bienes naturales y culturales.

Son la restauración de la oligarquía agrícola ganadera ahora también, agroindustrial.

Son la restauración del neoliberalismo hijo del capitalismo salvaje.

Son la restauración de una “Patria” para muy pocos, para las
élites del poder, sobre todo el económico.

Son la entrega de nuestras empresas nacionales necesarias para el desarrollo estratégico.

Son el intento para dejar la historia en manos de los ganadores.

Son la entrega de la soberanía en manos de buitres del capitalismo financiero neocolonial.

Son la restauración de los europeizantes despreciadores del negro, el indio, el mestizo, el mulato, incluso del gaucho.

Son el gobierno para las minorías privilegiadas a costa del sufrimiento de mayorías despreciadas y cuando sea necesario, desaparecidas o brutalmente reprimidas.

Son el intento de quebrar la resistencia, a través de la complicidad de sectores de la Justicia y de un aparto mediático concentrado, que las organizaciones y los movimientos populares siempre han ejercido contra este poder perverso.

Son la negación de los derechos, los ambientales, los culturales, sobre todo los sociales: trabajo, salud, educación, vivienda.

Sin embargo, la brutalidad del desempleo, los escandalosos indicadores de indigencia y pobreza, la destrucción de la industria, el feroz endeudamiento, la cruel devaluación, despreciar la investigación científica, la contaminación ambiental, no son fracasos.

Son el proyecto.

No fracasaron. Son los responsables.

Solo un aturdimiento social profundo puede colapsar el sentido de lo obvio: este proyecto es la muerte lenta de las mayorías populares.

Nuestra adhesión al Evangelio de los empobrecidos nos impulsa a levantar nuestra voz.

El dolor de los “sin justicia” clama al cielo.

Al pasado trágico, nunca más.

Grupo Sacerdotal Enrique Angelelli

Te puede interesar